Las 20 mejores películas de Willem Dafoe
Willem Dafoe como Vincent van Gogh en 'Van Gogh en la puerta de la eternidad'. Foto: Lily Gavin/AP Tom & Viv (1994)

20. Tom & Viv (1994)

Dafoe no resultó una elección ideal para encarnar al oficinista TS Eliot en este biopic literario, que narraba el problemático primer matrimonio del poeta, y eso se notó, a pesar de su habitual inteligencia actoral. Pese a sus credenciales intelectuales, Dafoe no estaba realmente hecho para las películas de herencia anglófila que llenaron la década de 1990.

19. Mississippi en llamas (1988)

Un papel técnicamente exacto pero esencialmente poco gratificante en la película de derechos civiles de Alan Parker. Dafoe interpreta a un federal recto que investiga la desaparición de voluntarios electorales en el profundo sur de los años 60, acosado por el Ku Klux Klan, junto a su compañero de reparto Gene Hackman, que tiene un papel mucho más vistoso. Dirigiendo con una nítida raya lateral en su peinado y lentes con armazón de carey, es una de las largas series de policías y figuras de autoridad que le permitieron a Dafoe pagar su renta a lo largo de los años.

Las 20 mejores películas de Willem Dafoe - 1-65
Como Ward en Mississippi en llamas. Foto: Cinetext/Orion/Allstar

18. Buscando a Nemo (2003)

Un inspirado reparto de voces que le proporcionó a Dafoe su mayor éxito de taquilla hasta la fecha. Interpretó a Gill, el líder de la “pandilla del tanque” que le enseña a Nemo a ser independiente y –lo más importante– se le ocurren los planes para sacar al pez de la sala de espera del dentista. Resulta surrealista escuchar el tono ronco de Dafoe en una película de Disney.

17. Spider-Man (2002)

Dafoe fue uno de los primeros en adoptar la nueva ola de películas de cómics; no fue la primera opción para el papel del supervillano Duende Verde, pero resultó ser un movimiento inteligente por parte del director Sam Raimi, con la capacidad de Dafoe para proyectar tanto una completa sinceridad y aplicar una amenaza aterradora, especialmente en la ahora celebre escena del espejo, donde las dos mitades de su personalidad discuten entre sí.

16. The Loveless (1981)

El primer papel protagonista de Dafoe fue para una Kathryn Bigelow recién salida de la escuela de cine, codirigiendo con el futuro productor de Wild at Heart, Monty Montgomery. En esta película de principios de los 80 de estilo retro, Dafoe es el líder súper fuerte de una banda de motociclistas forajidos al estilo de la película Wild Angels. Es de suponer que, al dar prioridad a su trabajo con el grupo de interpretación de vanguardia Wooster Group, Dafoe no se muestra muy relajado delante de la cámara, pero luce increíble, como el primo drogadicto de Audie Murphy.

Las 20 mejores películas de Willem Dafoe - 1-66
Como Vance en The Loveless. Foto: Collection Christophel/Alamy

15. Calles de fuego (1984)

Dafoe no tiene mucho que hacer hasta los últimos 20 minutos del musical de rock’n’roll de Walter Hill, y su nervioso supervillano Raven básicamente es una versión más desagradable de Vance en The Loveless. Sin embargo, explota al máximo la escena de lucha culminante, dándole el máximo voltaje mientras golpea a Michael Paré con un martillo de obrero de ferrocarriles.

14. Auto Focus (2002)

Paul Schrader le ha dado a Dafoe un gran número de papeles secundarios de primera categoría, y este, como el presunto asesino del depravado actor de televisión Bob Crane, es uno de los más interesantes. En el papel de John Carpenter, un genio del video, Dafoe pasa de ser un manipulador agraciado a un asesino desesperado con una convicción impresionante.

13. White Sands (1992)

Dafoe demostró que era capaz de realizar una película convencional con este thriller policial entretenido y evocador dirigido por Roger Donaldson. Dafoe interpreta a un policía de una pequeña ciudad que tropieza con entusiasmo en un asesinato por espionaje de alto riesgo; el papel de señuelo no juega exactamente a su favor, pero es el centro sólido de la película.

Las 20 mejores películas de Willem Dafoe - 1-67
La última tentación de Cristo. Foto: Snap Stills/REX/Shutterstock

12. La última tentación de Cristo (1988)

Se suponía que este era el gran éxito de Dafoe para convertirse en actor principal; como siempre, lo da todo, transmitiendo con éxito la seriedad mortal de la intención del director Martin Scorsese. Pero en realidad no fue así: la contribución autolacerante de Dafoe quedó eclipsada por el escándalo general, ya que la película se vio envuelta en protestas, amenazas y prohibiciones.

11. Pelotón (1986)

Dafoe tuvo mucho éxito con la visión de Oliver Stone de la guerra de Vietnam como un osario sin ley. Su papel, memorablemente encapsulado en la imagen del cartel de la película que recuerda a Cristo, es la conciencia moral de la película, el ángel bueno en el oído de Charlie Sheen. Pero, como sabemos, es abatido por el brutal sargento Barnes de Tom Berenger y después rematado en cámara lenta por el Viet Cong.

10. Wild at Heart (1990)

Dafoe aparece en la ganadora de la Palma de Oro de David Lynch durante menos de media hora, pero qué impacto causa. Interpretando al despiadado pistolero Bobby Peru, equipado con un bigote de lápiz y prótesis que se suman a sus ya prominentes cuchillas, Dafoe logra su aspecto más alarmantemente grotesco hasta la fecha. La escena en la que aterroriza a la Lula de Laura Dern sigue siendo genuinamente perturbadora.

9. La sombra del vampiro (2000)

Dafoe consiguió una nominación al Oscar al mejor actor de reparto por su papel en esta innovadora versión de la influyente película muda Nosferatu. Bajo las capas de maquillaje y el gorro calvo, Dafoe realiza un excelente trabajo haciendo que su actor-vampiro Schreck/Orlok parezca eminentemente creíble.

Las 20 mejores películas de Willem Dafoe - 1-68-1280x853
Como Max Schreck en ‘La sombra del vampiro’. Foto: Saturn Films/Bbc Films/Allstar

8. To Live and Die in LA (1985)

En retrospectiva, constituye la cima de la fama de Dafoe en el cine convencional. En el papel del despiadado falsificador Rick Masters, Dafoe es un verdadero villano de Hollywood, opuesto al agente del servicio secreto Richard Chance, que usa los Levi’s 501s, de William Petersen. Con los antecedentes de Masters como artista, es un papel que podría aprovechar inteligentemente el lado sensible jamás ocultado de Dafoe.

7. Tommaso (2019)/Siberia (2020)

En Abel Ferrara, Dafoe encontró un socio dispuesto a darle libertad para explorar sus inquietudes extravagantes, además de ser uno de los pocos directores que le dan papeles protagonistas serios. Estas dos películas, piezas complementarias no oficiales, probablemente son las más personales de Ferrara, y muestran a Dafoe en su mejor momento: elocuente, comprometido e imperturbable incluso en las situaciones dramáticas más extrañas.

Las 20 mejores películas de Willem Dafoe - 1-69
Como Martin en El último cazador. Foto: Allstar/Magnolia Pictures

6. El último cazador (2011)

Dafoe ha tenido que abarcar una gran variedad para encontrar papeles adecuados e importantes, y este lo llevó hasta Tasmania. En el papel de un agente secreto independiente al que se le asigna la caza del tigre de Tasmania, supuestamente extinto, pudo desplegar el difícil oficio del actor de simplemente hacer las cosas metódicamente, por su cuenta, durante largos períodos de tiempo. También hay una crisis moral, en la que Dafoe es un maestro.

5. The Florida Project (2017)

Dafoe consiguió otra nominación al Oscar como actor de reparto por este papel paternal, en el que irradia preocupación y exasperación por igual como gerente de un motel adyacente a Disney World. El principal centro de su ansiedad son el par de madre e hija Halley y Moonee (Bria Vinaite y Brooklynn Prince); ellas, en realidad, son las estrellas de la película, pero Dafoe es el contrapeso.

Las 20 mejores películas de Willem Dafoe - 1-70-1280x533
Como Bobby en The Florida Project. Foto: Cre Film/Kobal/Rex/Shutterstock

4. Anticristo (2009)

Independientemente de si crees o no en la sinceridad de la película de terror ocultista del archiprovocador Lars von Trier (y Peter Bradshaw de The Guardian sin duda no lo creyó), no queda duda del compromiso total de Dafoe y Charlotte Gainsbourg, los dos protagonistas de este baile de traumas, sexo y muerte. Dafoe es un terapeuta que intenta tratar a su esposa, consumida por el dolor, después de que su hijo pequeño cae al vacío; su capacidad de expresión, muy ingeniosa, está impregnada de una extraña nota de arrogancia, aunque, por supuesto, desaparece en el momento de la pesadilla de la confrontación culminante de la película.

3. Van Gogh en la puerta de la eternidad (2018)

Con su rostro arrugado y cuadrado, Dafoe fue el candidato perfecto para Vincent van Gogh en el tratamiento de Julian Schnabel sobre los turbulentos meses finales del pintor, y la película en gran medida es una comunión de un artista a otro. El director se centra en el acto de observación de Van Gogh, y como el poseedor de la mirada más penetrante de Hollywood, Dafoe lo realiza maravillosamente, además de manejar convincentemente los episodios posteriores más problemáticos. Muchas personas han intentado representar el éxtasis artístico en la pantalla sin parecer idiotas; Dafoe es uno de los pocos ejemplos que lo han conseguido.

2. El faro (2019)

Existe algo en ser compañero de un coprotagonista dotado (véase Anticristo) que saca lo mejor de Dafoe, y este dúo con Robert Pattinson posee la sensación adicional de estar pasando el bastón a una nueva generación. Como el mayor y más malhumorado de un par de hombres que cuidan un faro a finales del siglo XIX, Dafoe maneja con aplomo algunos diálogos maduros y sofisticados en una batalla de ingenio y autoridad con el malhumorado Pattinson. Y al igual que Lars von Trier, el director Robert Eggers apuesta por lo eco-freaky y somete a Dafoe a un gran esfuerzo físico; el abatido cuerpo del actor aguanta bien.

  1. Light Sleeper (1992)

A principios de los 90, antes de que se acumularan los jugosos papeles secundarios y los llamativos cameos, Dafoe parecía tener por delante una larga etapa como protagonista, el tipo de carrera que tuvieron Johnny Depp o Robert Downey Jr. Volviendo al pasado, es evidente que Dafoe era un poco demasiado inflexible para conectar con el público de la misma manera. Pero esta película de Paul Schrader, que ya no está de moda, le dio a Dafoe un papel casi perfecto: un mensajero de traficantes de drogas que siente un gran interés por sus clientes, con mal de amores por su exesposa, y que es el centro involuntario de las atenciones románticas de su proveedora (interpretada por Susan Sarandon). Light Sleeper le permitió transmitir todas las sutilezas que lo convierten en un gran actor: convicción, honestidad, duda y debilidad. Una de las mejores interpretaciones, que vale la pena volver a ver.