Obituario de Thich Nhat Hanh
Thich Nhat Hanh en la pagoda Non Nuoc, al norte de Hanoi, Vietnam, en 2007. Foto: Kham/Reuters

Tras el final de la guerra de Vietnam en 1975, miles de personas huyeron de las fuerzas comunistas victoriosas navegando hacia los países vecinos. Cuando estos “boat people” (“gente de los botes”) intentaron desembarcar en Singapur, la policía los regresó de nuevo al mar, donde murieron muchos.

En 1978, el monje budista zen vietnamita Thich Nhat Hanh, que falleció a los 95 años, viajó a Singapur para participar en una conferencia sobre religión y paz. En colaboración con los pescadores, ayudó a llevar provisiones a las personas que se encontraban en el mar y a introducir clandestinamente a algunos refugiados a tierra; después los llevó al recinto de la embajada francesa para que a la mañana siguiente se pudieran entregar a la policía y entrar al sistema oficial de llegadas.

Cuando Nhat Hanh fue detenido y amenazado con ser deportado, cientos de personas corrieron peligro. Él reflexionó: “Si no pudiera ser pacífico en medio del peligro, la paz que pudiera alcanzar en tiempos más fáciles no significaría nada”.

A pesar de la presión, Nhat Hanh y sus compañeros practicaron un poco de meditación caminando, y se les ocurrió la idea de pedir al embajador francés que les escribiera una carta para llevarla al primer ministro, Lee Kuan Yew. Después de una reunión del gabinete, les concedieron 10 días adicionales, que utilizaron para concluir la operación.

Obituario de Thich Nhat Hanh - martin-luther-king
Martin Luther King Jr, a la izquierda, con Thich Nhat Hanh en 1966. Foto: Edward Kitch/AP

Nhat Hanh destacó esto como un ejemplo de “budismo comprometido”, en el que el ejercicio mindfulness -“la capacidad de ser consciente de lo que ocurre y de lo que hay“- constituye la base para ofrecer ayuda práctica para abordar los problemas y las injusticias del mundo moderno. A través del desarrollo de un movimiento para promoverlo tanto en Occidente como en Asia, contribuyó en gran medida a incorporar la práctica del mindfulness a la corriente social, haciendo hincapié en que una actitud contemplativa puede orientar todos los momentos del día, no solo aquellos dedicados a la meditación explícita.

Su filosofía del “interser”, que sostiene que deberíamos considerarnos como partes interconectadas del tejido de la vida, en lugar de considerarnos entidades separadas, ha constituido una importante influencia para muchos ecologistas.

Christiana Figueres, la exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, comentó que no podría haber logrado el acuerdo de París de 2016 “si no me hubieran acompañado las enseñanzas de Thich Nhat Hanh“. También fue un influyente defensor de la no violencia. Un grupo de líderes del partido político Sinn Féin en Irlanda que estaban en prisión adoptaron sus enseñanzas y, convertidos en políticos electos, lo invitaron en 2012 para que pronunciara un discurso en la Asamblea de Stormont.

En 1966, en el momento más crítico de la guerra entre el Vietnam del Norte comunista y el Vietnam del Sur patrocinado por Estados Unidos, Nhat Hanh viajó a Estados Unidos “para contarles a los estadounidenses el sufrimiento de Vietnam”. Se reunió con líderes académicos, religiosos y políticos, entre ellos el autor católico Thomas Merton y el secretario de defensa Robert McNamara, y abogó de forma persuasiva por un alto el fuego y una solución negociada.

En gran parte debido a la influencia de Nhat Hanh, Martin Luther King declaró su oposición a la guerra, y posteriormente en ese mismo año nominó a Nhat Hanh para el premio Nobel de la paz, escribiendo: “Thich Nhat Hanh ofrece una solución aceptable para los líderes racionales… Sus ideas para la paz, si se aplicaran, construirían un monumento al ecumenismo, a la hermandad mundial, a la humanidad”. Sin embargo, King incumplió el protocolo (y posiblemente ofendió al comité del Nobel) al publicar la carta de nominación, por lo que no se le concedió el premio.

En Europa, Nhat Hanh se reunió con el Papa Pablo VI para exhortar a la cooperación entre los budistas y los católicos en Vietnam, y en 1969 creó la delegación para la paz budista en las conversaciones de paz de París. Después de los acuerdos de paz de 1973, a Nhat Hanh le negaron su permiso para regresar a Vietnam y, en su lugar, se embarcó en una nueva esfera de actividad como maestro budista en Occidente. Junto con la hermana Chan Khong estableció un centro de meditación al sureste de París, y en 1982 fundó Plum Village en Dordogne, en el suroeste de Francia -que ahora es el hogar de más de 200 monjas y monjes- como base. Los miles de practicantes de meditación que visitaron los distintos centros de Plum Village en Europa, Estados Unidos, Australia y Asia lo conocieron con el nombre de Thay.

Obituario de Thich Nhat Hanh - thich
Thich Nhat Hanh, en el centro, con el dramaturgo Arthur Miller, a la izquierda, y el poeta Robert Lowell, en Nueva York, 1966. Foto: Bettmann Archive

En 1987, un discípulo fundó una pequeña editorial que publicó Being Peace, un libro compuesto por los escritos de Nhat Hanh. Con poca publicidad, el libro vendió rápidamente 100 mil ejemplares y posteriormente siguieron otros títulos de gran éxito, como El sol, mi corazón, y Viejo camino, nubes blancas, en el que narra en forma de novela la vida de Buda. Nhat Hanh escribió más de 100 libros, muchos de ellos disponibles en inglés, que incluyen poesía, lecciones de meditación y consejos para activistas.

Nacido como Nguyen Xuan Bao en Hue, Vietnam central, entró a un monasterio a los 16 años y en su completa ordenación en 1949 recibió el nombre de Nhat Hanh, Thich es un título que utilizan los monjes vietnamitas. Desde el comienzo de su vida monástica, Nhat Hanh combinó la práctica de la meditación con la acción social y la erudición -llegó a dominar ocho idiomas- y a los 30 años era editor de una revista que urgía al budismo a modernizarse y a oponerse tanto a la guerra como a la dictadura de Vietnam del Sur.

En 1961 viajó a Estados Unidos para estudiar y enseñar religión comparada en la Universidad de Columbia. Tres años después regresó a Vietnam. El budismo era ampliamente respetado como una alternativa de base con respecto al comunismo, el capitalismo y la guerra, pero carecía de medios para traducir este prestigio a un cambio social. En poco tiempo, Nhat Hanh fundó la Universidad Budista Van Hanh, una editorial, la Escuela de la Juventud para los Servicios Sociales (SYSS) y la Orden del Interser, una organización laica fundada en la combinación de la acción social y la toma de conciencia plena.

El gobierno de Vietnam del Sur declaró que todo aquel que promoviera el “neutralismo” sería considerado procomunista, y muchos de los colegas de Nhat Hanh fueron asesinados, mientras que él sobrevivió por poco un intento de asesinato. A pesar de este hecho, cuando terminó la guerra, la SYSS contaba con 10 mil monjes y laicos que viajaron al campo para establecer escuelas y clínicas y reconstruir aldeas.

En los años posteriores, la vida de Nhat Hanh fue un reflejo de la vida de otros líderes budistas en Occidente, escribiendo, dirigiendo retiros y guiando el desarrollo de la Orden del Interser, que se convirtió en un movimiento budista internacional que cuenta con varios centenares de monjes y muchos más maestros laicos y comunidades de práctica.

En sus visitas de regreso a Vietnam en 2005 y 2007, los budistas comunes recibieron calurosamente a Nhat Hanh, sin embargo, los líderes de la proscrita Iglesia Budista Unificada -algunos de los cuales llevaban décadas bajo arresto domiciliario- se negaron a reunirse con él, argumentando que su visita legitimaría la represión del budismo.

Las clases de Nhat Hanh combinaban prácticas tradicionales de meditación zen con otras extraídas del budismo theravada. Su principio del budismo comprometido expresaba su creencia de que se debe poner a prueba la calma contemplativa en medio del conflicto: “Otras personas pueden ocupar tu país, incluso te pueden meter a la cárcel, pero no te pueden quitar tu verdadero hogar y tu libertad”.

En 2014 sufrió un derrame. Se mudó a Tailandia a finales de 2016 y dos años después regresó a Vietnam. Ahí recibió tratamientos de medicina tradicional para las secuelas de su derrame en la Pagoda Tu Hieu, el monasterio donde se ordenó y que se encuentra en Hue.

Thich Nhat Hanh (Nguyen Xuan Bao), maestro budista y activista por la paz, nació el 11 de octubre de 1926 y murió el 21 de enero de 2022.