Los estadounidenses perdieron mil millones de dólares en estafas románticas estilo Tinder-Swindler el año pasado, indica el FBI
El informe reveló que los estafadores utilizaban poemas, flores y otros regalos para seducir a sus víctimas al tiempo que tejían historias trágicas para 'manipularlas y explotarlas'. Foto: Rex/Shutterstock

Los estadounidenses perdieron más de mil millones de dólares solo en 2021 por “estafas románticas” como la documentada en el exitoso documental de Netflix The Tinder Swindler, según indicó el FBI.

La mayoría de las víctimas a las que les estafaron su dinero fueron mujeres mayores de 40 años, y mujeres viudas, divorciadas, ancianas o discapacitadas, señaló la semana pasada el Centro de Denuncias de Delitos en Internet (IC3) del FBI en un comunicado de prensa.

Los estafadores suelen usar poemas, flores y otros regalos para seducir a sus víctimas, mientras las mantienen preocupadas con historias de graves circunstancias de vida, tragedias, muertes y lesiones.

“Los delincuentes pasan horas perfeccionando sus habilidades, basándose en guiones bien ensayados que han utilizado de forma repetida y con éxito, y a veces mantienen diarios sobre sus víctimas para entender mejor cómo manipularlas y explotarlas”, dijo el FBI.

“En algunos casos, las víctimas pueden ser reclutadas, sin saberlo, para realizar transferencias ilegales en nombre de otros”.

En 2020, se registraron aproximadamente 24 mil denuncias en el IC3 que fueron clasificadas como estafas románticas, casi 4 mil 300 más que el año anterior. Las pérdidas estimadas en 2020 ascendieron a un total aproximado de 605 millones de dólares, aunque es probable que la cifra real sea mayor, ya que muchas víctimas se sienten demasiado avergonzadas, apenadas o humilladas como para denunciar que se aprovecharon de ellas.

Tal vez el ejemplo más destacado de las estafas románticas es el del Tinder Swindler, alias con el que se conoce al israelí Simon Leviev, que se hizo pasar por el hijo de un multimillonario comerciante de diamantes y estafó a mujeres desprevenidas en las aplicaciones de citas un importe aproximado de 10 millones de dólares.

“La mayoría de las veces estos estafadores dejan a las víctimas devastadas financiera y emocionalmente. Es posible que muchas víctimas no tengan la capacidad de recuperarse de la pérdida financiera”, dijo Luis Quesada, agente especial a cargo de la división de El Paso del FBI.

Un estudio publicado el año pasado por la agencia de ciberprotección Malwarebytes reveló que las personas que tienen un menor conocimiento digital son más propensas a sufrir este tipo de estafas. Entre ellas suelen estar las minorías étnicas, las mujeres y las personas mayores, según indicó Malwarebytes.

El FBI ofreció consejos sobre cómo protegerse en línea contra posibles agresores, como investigar la foto y el perfil de la persona para comprobar si sus imágenes o detalles fueron utilizados en otros lugares, ser sensatos sobre la cantidad de información personal que se publica -un “buen estafador puede convertir un pequeño detalle en un golpe muy efectivo”, dijo la agencia- y nunca ayudar a nadie a transferir dinero, para evitar convertirse en una mula de dinero sin saberlo.

“Aunque reconocemos que a las víctimas les puede resultar vergonzoso denunciar este tipo de fraude, es importante que lo hagan, para que el FBI y nuestros socios en la aplicación de la ley puedan hacer todo lo que esté en nuestro poder para garantizar que estos impostores en internet rindan cuentas”, dijo Quesada.