Los mitos sobre la fertilidad disuaden a millones de personas de utilizar métodos anticonceptivos, advierte un informe de la ONU
La organización Communities Health Africa Trust ofrece asesoría sobre planificación familiar en la zona rural de Mpala, Kenia, donde miles de personas normalmente no tienen acceso a la atención médica. Foto: Ami Vitale


Los mitos y la desinformación que existen en torno al uso de los anticonceptivos disuaden a las mujeres de utilizar los métodos modernos de planificación familiar, advirtió el Fondo de población de las Naciones Unidas (UNFPA), al tiempo que las cifras revelaban que casi la mitad de los embarazos en el mundo no son deseados.

Se calcula que más de 250 millones de mujeres no utilizan métodos anticonceptivos eficaces a pesar de querer evitar los embarazos, por lo que el UNFPA señaló que la falta de acceso a la planificación familiar ha dejado de ser una de las principales razones por las que no es utilizada.

Por el contrario, señaló que, si bien el uso de anticonceptivos estaba aumentando en todo el mundo, era más probable que aquellas mujeres que los evitaban de forma deliberada lo hicieran por la preocupación sobre “los efectos secundarios, los mitos, el estigma y la oposición de otras personas“.

Para muchas mujeres, destacó, tomar anticonceptivos es algo complicado, ya que casi una cuarta parte (23%) no puede decir que no a las relaciones sexuales, según las cifras que se dieron a conocer por primera vez en 2020. Sin embargo, para otras que pueden elegir libremente, “persisten muchos mitos e ideas erróneas que contribuyen a que no los usen“, reveló la agencia de la ONU.

En una encuesta realizada a 60 participantes, publicada en el informe anual del UNFPA el miércoles, una mujer de Ghana señaló que había escuchado que “los anticonceptivos hacen que las personas engorden”. Varias mujeres de distintos países, incluido Estados Unidos, indicaron que les habían dicho que las pastillas anticonceptivas podían causar infertilidad.

Una mujer de 43 años de Burkina Faso comentó: “Nos dijeron que los anticonceptivos te hacen estéril”.
De acuerdo con otra mujer, de 31 años, de Sudán: “La gente cree que causa infertilidad, cáncer; que es una idea foránea”. Y a una encuestada de Argelia, de 44 años, le habían dicho que: “El preservativo solo debe ser usado para las relaciones sexuales fuera del matrimonio, la pastilla te vuelve estéril, el DIU provoca hemorragias”.

Según los datos publicados por primera vez en 2020, casi la mitad de los embarazos en todo el mundo -alrededor de 121 millones- no son deseados, y más del 60% de ellos terminan en aborto. Se calcula que el 45% de los abortos son peligrosos, señala el UNFPA.

En su intervención cuando la agencia publicó su informe, la directora ejecutiva, Natalia Kanem, señaló que el número de embarazos no deseados era “impactante”.

“Para las mujeres afectadas, la decisión reproductiva que más afecta la vida -la de embarazarse o no- no es una decisión en absoluto. Al colocar el poder de tomar esta decisión muy fundamental directamente en manos de las mujeres y las niñas, las sociedades pueden garantizar que la maternidad sea una aspiración y no una inevitabilidad”.

El informe pidió a los gobiernos que implementaran una “educación sexual integral” para que las mujeres y las niñas pudieran obtener información precisa sobre sus opciones anticonceptivas.

“Si se imparte correctamente, esta educación puede combatir los mitos y las ideas erróneas, y puede promover la comunicación, el consentimiento y las relaciones respetuosas. Puede abordar el tema del género y el poder y enseñar a los adolescentes sobre la asistencia anticonceptiva confidencial”, añadió el informe.