Joe Biden anuncia 800 millones de dólares en nuevos suministros de armas para Ucrania
Un militar ucraniano camina a lo largo de una trinchera con un sistema de misiles Javelin en la región del norte de Kiev a mediados de marzo. Foto: Gleb Garanich/Reuters

Joe Biden anunció la entrega de 800 millones de dólares en nuevos suministros de armas para Ucrania e indicó que acudirá al Congreso para solicitar más fondos para contribuir a rechazar la renovada ofensiva rusa en el este y el sur del país.

El nuevo suministro de armas de Estados Unidos incluirá 72 obuses y sus vehículos de remolque, junto con 144 mil municiones de artillería y más de 120 drones adaptados a las necesidades de Ucrania.

“Nos encontramos en un periodo de tiempo crítico en el que [los rusos] van a preparar el escenario para la siguiente fase de esta guerra”, señaló Biden. “Y Estados Unidos y nuestros aliados y socios están actuando con la mayor rapidez posible para seguir proporcionando a Ucrania las armas que sus fuerzas necesitan para defender su nación”.

Cincuenta oficiales de artillería ucranianos están recibiendo un curso que dura una semana, impartido por instructores estadounidenses, sobre el uso de obuses de 155 mm de Estados Unidos en un país europeo no identificado, informó el Pentágono.

Biden señaló que los últimos suministros de armas, centrados en la artillería pesada, reflejaban las necesidades del diferente paisaje del Donbás, que consiste principalmente en tierras agrícolas llanas, en comparación con los bosques que rodean Kiev, lo cual ofrece menos oportunidades para las emboscadas y la guerra de guerrillas.

El presidente indicó que Estados Unidos le había entregado hasta la fecha a Ucrania 10 misiles antitanque, entre ellos Javelins, por cada tanque que Rusia tiene en el campo de batalla, junto con vehículos blindados, drones armados y otros equipos pesados, y que estaba desempeñando el papel de facilitador para los envíos de armas de otros países.

“No siempre podremos divulgar todo lo que nuestros socios están haciendo para apoyar a Ucrania en su lucha por la libertad”, dijo Biden, y parafraseó una famosa cita de Theodore Roosevelt: “En ocasiones, hablaremos en voz baja y llevaremos un gran Javelin“.

El nuevo tipo de dron que Estados Unidos entregará a Ucrania recibe el nombre de Phoenix Ghost y fue desarrollado específicamente para Ucrania por las fuerzas aéreas estadounidenses en colaboración con una empresa californiana, Aevex Aerospace.

El Pentágono proporcionó pocos detalles sobre el dron, sin embargo, un funcionario del departamento de defensa fue citado por el medio Breaking Defense diciendo que era un “dron de un solo uso” que “da un golpe”, sugiriendo que se trata de una bomba voladora kamikaze similar a los drones Switchblade que ya ha entregado Estados Unidos.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, no tardó en expresar su gratitud por el “liderazgo de Estados Unidos en su apoyo al pueblo de Ucrania en la lucha contra la agresión rusa”. Expresó en Twitter: “¡Esta ayuda hoy es más necesaria que nunca! Salva las vidas de nuestros defensores de la democracia y la libertad y nos acerca al restablecimiento de la paz en Ucrania”.

Zelenski fue visitado en Kiev el jueves por los primeros ministros de España y Dinamarca, Pedro Sánchez y Mette Frederiksen, quienes prometieron nuevos suministros militares de parte de sus países. Sánchez prometió 200 toneladas de equipo, incluyendo vehículos de transporte pesado y munición, lo que, según indicó, es el “mayor envío que ha hecho España hasta el momento, más del doble de lo que hemos enviado hasta ahora”.

Frederiksen expresó que su país aumentaría la escala de su contribución armamentística para Ucrania en 600 millones de coronas danesas.

La nueva entrega de armas de Estados Unidos eleva el apoyo militar total de Washington proporcionado desde el inicio de la guerra a más de 3 mil millones de dólares. El Congreso aprobó un paquete de ayuda militar y humanitaria de 13 mil 600 millones de dólares en marzo y Biden señaló que esperaba volver a pedir más la próxima semana.

“Mi esperanza y mi expectativa es que el Congreso proceda y actúe rápidamente”, dijo, agradeciendo a los demócratas y a los republicanos su apoyo respecto al financiamiento para Ucrania.

Cuando se le preguntó cuánto pediría en esta ocasión, Biden respondió: “Eso se está decidiendo en este momento. Le pido al departamento de defensa que reúna lo que crean que necesitamos”.

Biden también anunció un nuevo desembolso de 500 millones de dólares de ayuda económica para Ucrania, una nueva vía rápida para que los refugiados ucranianos lleguen a Estados Unidos desde Europa, y el siguiente paso en el endurecimiento de las sanciones contra Moscú, la prohibición de que los barcos rusos visiten los puertos estadounidenses.

“Eso significa que ningún barco… que navegue bajo bandera rusa, o que sea propiedad o esté operado por intereses rusos, tendrá permitido atracar en el puerto de Estados Unidos o acceder a nuestras costas. Ninguno”, señaló.

Daniel Tannenbaum, exfuncionario del Tesoro de Estados Unidos encargado del cumplimiento de las sanciones, señaló que la aplicación de la prohibición constituiría un reto. “Ha habido pruebas de que han estado cambiando las banderas en las últimas semanas, no estoy seguro de qué impacto tendrá esto”, comentó, añadiendo que para hacer efectiva la medida sería necesario investigar la propiedad real de los barcos que navegan bajo banderas de conveniencia.

En su última serie de sanciones, el Reino Unido anunció que prohibiría las importaciones de caviar ruso y otros productos de lujo, así como de plata y productos de madera. Los aranceles sobre las importaciones de diamantes y caucho procedentes de Rusia y Bielorrusia serán incrementados en un 35%.

La secretaria de Comercio Internacional del Reino Unido, Anne-Marie Trevelyan, comentó: “Estamos aprovechando todas las oportunidades que podemos para aumentar la presión para aislar la economía rusa y estas nuevas medidas reforzarán la presión, cerrando las lucrativas vías de financiamiento de la maquinaria bélica de Putin”.