Los abogados de Depp finalizan sus alegatos después de 13 días de testimonios contra Heard
Mientras los abogados de Depp finalizaban sus alegatos, los de Heard exigieron a la jueza que desestimara la demanda. Foto: Jim Watson/AP

En el juicio de Johnny Depp contra Amber Heard, los abogados del actor concluyeron sus alegatos el martes, después de 13 días de testimonios mordaces en la demanda por difamación de 50 millones de dólares presentada por el actor contra su exesposa, la actriz Amber Heard.

En el tribunal de Virginia, los abogados de Heard pidieron entonces a la jueza que desestimara la demanda, antes de continuar con los testigos de Depp y la descripción por parte de una psicóloga de los presuntos abusos psicológicos y violentos cometidos por él contra ella.

Sin la presencia de los miembros del jurado, el abogado Ben Rottenborn pidió a la jueza, Penney Azcarate, “que rechace las pruebas del demandante y conceda el juicio sumario en su totalidad o parcialmente a la Sra. Heard”.

Rottenborn argumentó que Depp abusó de Amber de formas “no físicas”, citando supuestas pruebas de abuso emocional, mental y psicológico presentadas en grabaciones y “declaraciones amenazantes”, al margen de los incidentes de violencia disputados.

La petición de desestimación fue en gran medida una cuestión procesal. Después de escuchar los contraargumentos del abogado de Depp, Azcarate determinó que el juicio seguiría adelante.

La primera testigo de Heard, una experta en violencia interpersonal, ofreció una descripción gráfica de la supuesta violencia que Johnny Depp ejerció contra su exesposa, diciendo a los jurados del caso de difamación que Heard sufría trastorno de estrés postraumático como consecuencia de la “violencia de pareja ejercida por el Sr. Depp”.

Dawn Hughes, la primera testigo de Amber Heard en su defensa contra la demanda por difamación de Depp, declaró ante el tribunal de Virginia que realizó una “evaluación objetiva” de Heard durante 21 horas, y que consultó los historiales médicos, las notas del tratamiento psicológico, los testimonios de las declaraciones en el caso de difamación presentado en el Reino Unido y la madre de Heard.

Heard demostró “claros síntomas” que concuerdan con la violencia interpersonal “caracterizada por la violencia física, la agresión psicológica, la violencia sexual, el control coercitivo y la vigilancia”.

El supuesto abuso que Depp cometió contra Heard “estaba impulsando los síntomas, relacionados con el fenómeno intrusivo, relacionados con su evasión, sus diferencias en su estado de ánimo”, señaló Hughes. Rechazó las afirmaciones de que Heard probablemente fingió los síntomas del trastorno de estrés postraumático, como propuso la testigo de Depp, Shannon Curry.

Hughes testificó que Heard sufrió abusos por parte de su padre y que vio cómo sus padres lidiaban con el abuso de sustancias.

“Aprendió desde muy joven a dar cuidados, a vivir en una situación sumida en el caos, a cuidar de un padre que se ha desmayado por culpa de la heroína. Aprendió desde muy temprana edad cómo resolver eso”, indicó Hughes.

“Ese entorno le enseñó que podía amar a alguien que le hace daño. Aprendió a tener esa tolerancia a la incongruencia cognitiva, a dos emociones que deberían ser diametralmente opuestas.” Tal y como intentó hacer con sus padres, Heard “creía realmente que podía curar al señor Depp y librarlo de sus problemas de abuso de sustancias”.

Heard agachó la cabeza durante algunas partes del testimonio de Hughes.

La psicóloga, que testificó en los juicios de R Kelly y del líder de la secta Nxivm, Keith Raniere, declaró anteriormente que el hecho de escribir mensajes podría ser considerado abuso emocional, probablemente en referencia a los mensajes garabateados en las paredes de la casa que la pareja compartía en Australia después del corte en el dedo de Depp durante una pelea en marzo de 2015.

Hughes testificó que Depp era obsesivamente celoso, interrogaba y recurría al control obsesivo de Heard. Estaba “obsesionado con la infidelidad” y que les llamaba a los protagonistas o a los directores con los que ella trabajaba para advertirles que “tenía ojos” sobre ellos. Heard se adaptó a la amenaza modificando su vestimenta al estilo “mom jeans”, según se dijo en el tribunal.

Depp intentaba controlar lo que ella usaba cuando no estaba con él, se dijo al jurado. Él leía los guiones de ella para comprobar si había escenas de amor y la acusaba constantemente de infidelidad.

“Ella tenía que intentar disimular y manejar las cosas en torno a él para intentar tener la carrera que quería”, dijo Hughes.

Hughes comentó que Depp estaba “obsesivamente celoso” de James Franco, que Heard en ocasiones tenía “miedo de regresar a casa” cuando Depp estaba drogado o había estado bebiendo.

En un vuelo de 2015 de Boston a Los Ángeles, indicó Hughes, Depp “comienza a hablar de James Franco” con Heard, diciendo: ‘Espero que te hayas divertido con tus aventuras’. Le dio una patada en la espalda y ella se fue hacia delante…” La psicóloga también dijo que Depp se ensañó con Heard y con el actor Billy Bob Thornton.

La mayoría de los episodios de violencia y de violencia sexual de Depp ocurrieron en “estas rabietas impulsadas por el alcohol y las drogas”, testificó Hughes.

Hughes describió la relación de Depp y Heard como “muy inestable y sumamente dañina”.

“Cuando el Sr. Depp estaba borracho o drogado la lanzaba sobre la cama, le arrancaba el camisón e intentaba tener sexo con ella”. Hubo ocasiones en las que “la obligó a practicarle sexo oral cuando estaba enojado” o en “momentos de dominación de él para intentar tener el control sobre ella”.

En uno de los incidentes, según Hughes, Depp acusó a Heard de haber coqueteado con otra mujer y le realizó un registro de cavidades a la fuerza “aparentemente en busca de drogas”.

Mientras la pareja estaba de visita en Australia, explicó, Heard fue objeto de uno de los episodios más graves de violencia sexual en el transcurso de los 15 meses de matrimonio de la pareja.

“Cuando él la estaba golpeando y asfixiando y diciéndole ‘te voy a matar, te odio, te odio’, él agarró una botella del bar y la penetró con esa botella. La Srta. Heard me dijo que se disoció y que ‘salió de su cuerpo’. Lo único en lo que ella pensaba era: ‘Oh Dios, espero que no sea la rota’ [botella]”, dijo Hughes al tribunal.

En el cierre de la presentación del abogado de Depp ante el tribunal a principios del martes, Erin Falati, la enfermera de Heard, compareció a través de un video pregrabado, diciendo al tribunal que Heard dijo que tenía problemas con la cocaína y el alcohol y que tuvo problemas con los celos, la ansiedad y la codependencia en sus relaciones, incluyendo la de Depp.

“Recuerdo una sensación general de desacuerdo en la relación… desacuerdos, reconciliación y una especie de patrón que se repetía”, explicó Falati.

Las habilidades de Heard para hacer frente a la situación, se dijo ante el tribunal, incluían “ira y gritos compulsivos”.

Una nota de Falati exhibida en el tribunal mostraba un momento en el que ella vio a Heard sangrando del labio, supuestamente tras un altercado con Depp.

El último testigo de Depp, el contador forense Mike Spindler, calculó que Depp perdió 40 millones de dólares en ganancias como consecuencia del artículo que escribió Heard en el periódico Washington Post, en el que se describió a sí misma como superviviente de violencia doméstica.

El juicio continúa.