Locos por la arcilla: por qué todo el mundo está entusiasmado con la cerámica
'Me sorprendió lo mucho que me aportó'… (en el sentido de las agujas del reloj, desde la parte superior izquierda) Seth Rogen, Brad Pitt, Serena Williams y Leonardo DiCaprio adoran la arcilla. Foto compuesta: Reuters/Shutterstock/Getty Images

Es la mañana del sábado y un grupo de mujeres se agrupa con nerviosismo, esperando para ver si los floreros y tazones que metieron en el horno la semana pasada sobrevivieron. “Eso quedó muy bien”, dice una alumna. “¡Oh, vaya!”, proclama otra, sosteniendo un pequeño tazón. “Estoy muy orgullosa de mí”.

Freya Bramble-Carter, su profesora de 30 años, contempla este estudio ubicado en Kingsgate Workshops, en Londres, como una madre que ve a sus hijos hacer cupcakes por primera vez. “Es muy divertido ver sus reacciones”, comenta. “Sobre todo después de aplicar el barniz. En ese momento la arcilla ha pasado por todas sus transformaciones“.

Artista y profesora, Bramble-Carter recientemente expuso su obra en la feria de arte Collect que se llevó a cabo en Londres. Los espectadores de Channel 4 quizás también la recuerden de la serie de 2017 titulada The Great Pottery Throw Down, de la que salió tras fracasar en su intento de crear con éxito un inodoro con sistema de descarga. Tiene más de 26 mil seguidores en Instagram y es muy admirada en esta clase. Al verla en el torno, convirtiendo con gracia una bola de arcilla húmeda en el comienzo de una elegante vasija, una de sus alumnas la llama “la diosa de la cerámica”.

Estudió en el Chelsea College of Arts, pero fue su padre, Chris Bramble, que lleva 30 años enseñando cerámica, quien le transmitió su oficio a su hija y a su hermana gemela, también alfarera y artista escénica. Actualmente es difícil conseguir un lugar en las clases de Freya y Chris. “Siempre están llenas”, dice Emily, una de las alumnas de hoy. “Tienes que seguir intentando”.

Locos por la arcilla: por qué todo el mundo está entusiasmado con la cerámica - cerámica-freya
‘La diosa de la cerámica’… Freya Bramble-Carter trabaja en su inodoro en The Great Pottery Throw Down. Foto: BBC

Esto se debe a que, últimamente, el mundo se ha vuelto loco por las cerámicas. La cerámica está de moda. La artesanía, que hasta hace poco estaba asociada a una tosca seriedad de los años 70, y que fue relegada al fondo del gabinete de las vergüenzas durante las minimalistas décadas de los 90 y 2000, ha resurgido y ahora está considerada como una actividad de moda.

La singularidad de este aprecio moderno por una de las actividades más antiguas de la civilización -solo un breve avance antropológico desde la caza y la recolección- quizás quede mejor expresada en el número de megacelebridades que han expresado su pasión por ensuciarse las manos. Serena Williams admitió en las redes sociales, allá por el año 2019, que se estaba “adentrando de verdad en la cerámica”. El actor Seth Rogen se entusiasmó tanto con las cerámicas durante el confinamiento que construyó un estudio en su garaje y vende su propio instrumental de cerámica para el consumo de marihuana.

Brad Pitt no solo esculpe en arcilla, sino que utiliza otros materiales, al parecer mientras escucha a Frank Ocean, y en ocasiones lo acompaña Leonardo DiCaprio. Laura Harrier, protagonista de Spider-Man: Homecoming, tiene su propio estudio de cerámica, mientras que Josh O’Connor, que interpretó al príncipe Carlos en The Crown, regularmente publica apreciaciones sobre la cerámica en Instagram, elogiando a la difunta Lucie Rie. El nombre de Rie, una aclamada artista de la cerámica británica, que antes solo era conocida por una audiencia especializada, ahora es mencionado sabiamente por todos aquellos que han comprado un juego de cuatro tazones de cereales tambaleantes a un padre salpicado de arcilla en una feria escolar.

Locos por la arcilla: por qué todo el mundo está entusiasmado con la cerámica - josh-oconnor
Una audiencia especializada… Josh O’Connor regularmente publica apreciaciones sobre la cerámica en internet. Foto: Stephane Cardinale/Corbis/Getty Images

En el mundo de la moda, se ha llegado a un punto en el que uno no es nadie si no ha lanzado todavía una microcolección de vasijas de forma orgánica. El año pasado, el diseñador Jonathan Anderson, coleccionista y gran admirador de la cerámica, colaboró tanto con la artista nacida en Kenia y residente en Surrey, Dame Magdalene Odundo, conocida por sus obras construidas a mano y muy pulidas, como con la joven estrella de la cerámica estadounidense Shawanda Corbett en una colección de mantas para la colección otoño/invierno 2021 de JW Anderson. La diseñadora francesa Isabel Marant dejó de trabajar los lunes para poder dedicarse a la cerámica en su propio estudio, recientemente terminado. “No quiero convertirlo en un negocio”, comenta. “Es la materialización de un sueño y es muy satisfactorio para mí.

Aunque creo que a mis amigos les molestará porque ya no recibirán ropa como regalo, sino que recibirán piezas de cerámica”.

Henry Holland, la exestrella de la semana de la moda londinense que ha vestido a personalidades como Alexa Chung y Rita Ora, se decantó totalmente por la diversión de la cocción en horno. Cuando su marca de moda, House of Holland, entró en concurso mercantil al comienzo de la pandemia, buscó consuelo creativo en una bolsa de arcilla. A la mañana siguiente de haber publicado en las redes sociales algunas fotos de unos tazones decorados con rayas, se despertó con 150 pedidos y ahora está al mando de una nueva empresa de cerámica, una colección de vajillas gráficas fabricadas con arcillas de colores contrastantes según la tradición japonesa del nerikomi, comercializadas, entre otros, por Liberty y Soho Home.

“La industria de la cerámica en todo el país está en pleno vuelo”, comenta. “Cuando les pregunto a mis proveedores si pueden crear nuevos colores para mí, me dicen: ‘No necesitamos ningún negocio nuevo’. Están completamente saturados. Se está produciendo el resurgimiento de los artículos para el hogar en general, y de los procesos de fabricación a mano y la artesanía, un alejamiento de la producción en masa. Las personas se vuelven mucho más conscientes de lo que compran y le otorgan más emociones a los objetos. Y no voy a mentir: su relevancia ha aumentado definitivamente gracias a Throw Down”.

Locos por la arcilla: por qué todo el mundo está entusiasmado con la cerámica - arcilla.damte-magdalena
Rompe récords… Dame Magdalene Odundo cuya obra fue vendida por 240 mil libras en noviembre de 2020. Foto: Cristian Barnett

Jovial, inclusivo y desordenado, The Great Pottery Throw Down, que recientemente emitió su quinta temporada en Channel 4 después de su lanzamiento en el canal BBC Two en 2015, ha hecho mucho para educar a los británicos respecto a la cerámica, haciéndolos tan conocedores de los peligros de los bordes blandos como de los fondos pegajosos de Bake-Off. Helen Ritchie es curadora en el Museo Fitzwilliam en Cambridge, que alberga la colección más importante del país de cerámica europea, de Medio Oriente y del Lejano Oriente, y cuenta con la exposición de las obras e inspiraciones de Odundo. La curadora observa que los visitantes se interesan más por la cerámica en la actualidad. “Hacen más preguntas sobre cómo se hacen las cosas”, dice Ritchie. “No solo pasan diciendo: ‘Bonita vasija’. Aunque creo que a la gente le resulta más fácil opinar sobre la cerámica de una forma que no lo haría sobre una pintura porque son objetos muy familiares. Todos tenemos piezas de cerámica en casa. Todo el mundo utiliza la cerámica diariamente”.

Menciona a dos destacados artistas -y brillantes comunicadores- que han llevado la cerámica a un primer plano: Edmund de Waal y Grayson Perry. “De Waal escribe libros, Grayson sale en la tele, así que tenemos a estas personas conocidas hablando de la cerámica y popularizándola”. Como resultado, explica, las galerías de arte tradicionales han comenzado a mostrar más piezas de cerámica, y coleccionistas que antes no habrían invertido en ellas las están comprando. La cerámica también se vende cada vez más en las subastas de arte. Odundo, cuya obra ha sido incluida en la Bienal de Venecia de este año, sigue rompiendo su propio récord de precio por una única obra de un artista alfarero vivo: su vasija de colores mixtos angular consiguió 240 mil libras esterlinas en noviembre de 2020.

Locos por la arcilla: por qué todo el mundo está entusiasmado con la cerámica - holand
Cambiándose a la diversión de la cocción en horno… Henry Holland con uno de sus diseños. Foto: Henry Holland

Sin embargo, lejos de las altivas galerías y de las bombas de precios de seis cifras, existe la sensación de que la cerámica nos puede aportar algo más, que su carácter de tierra llega a las partes que otras artes, oficios e incluso trabajos no pueden alcanzar, incluso si el trabajo en cuestión es protagonizar películas exitosas de Hollywood o ganar el grand slam de tenis. “Sinceramente”, comenta Rogen sobre su hábito de la cerámica, “me sorprendió lo mucho que me aportó. Te obliga a estar muy presente”.

En un mundo predominantemente digital, su carácter táctil tiene un atractivo creciente. “El aspecto físico y la sensación de logro son muy gratificantes”, explica Holland. “Cuando era diseñador, me encontraba muy alejado de la confección real de las prendas. Trabajaba con mi equipo en el estudio para ajustar las muestras, pero después solo tenías que esperar a que las fábricas las produjeran. Mientras que ahora voy al estudio y un trozo de arcilla es todo lo que necesito para una pieza terminada”.

De regreso a Kingsgate Workshops, Maryam Pasha, “cuentacuentos” y directora de TEDxLondon y TEDxLondonWomen, está a punto de barnizar un florero que hizo de color azul Owen tardío. “Me gusta que tienes que ser paciente y no siempre sabes qué es lo que va a pasar”, dice. “Me parece que conforme te haces mayor, rara vez haces cosas en las que no eres bueno, así que te enseña un poco de paciencia”.
En su trabajo diario, Pasha ayuda a científicos y expertos a informar sobre la crisis climática. “Es bastante pesado”, explica. “Aquí tengo tres horas en las que no tengo que ver mi teléfono. No puedo pensar en otra cosa, porque si llegas al estudio y estás distraído, es un desastre. Tienes que dejar todo eso afuera. Es un tipo de meditación activa. Te permite estar en tus manos en lugar de estar en tu cabeza”.

Chris Bramble y Freya Bramble-Carter exponen sus obras en el festival de cerámica del Queens Park Art Centre, en Aylesbury, hasta el 18 de mayo, con una demostración en vivo el 14 de mayo.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales