Agitación en el mercado de las criptomonedas ya que el tether, la ‘stablecoin’, rompe su vinculación con el dólar
Se supone que un token de tether siempre se comercializa a 1 dólar. Foto: Justin Tallis/AFP/Getty Images

Tether, la principal “stablecoin” y parte fundacional del ecosistema de las criptomonedas, corre el riesgo de ser objeto del pánico bancario tras la ruptura de su vinculación con el dólar en medio de la peor caída del sector en años.

La criptomoneda cotizó a menos de 0.98 dólares por primera vez en dos años en la mañana del jueves, lo que llevó a su director de tecnología, Paolo Ardoino, a tranquilizar a los inversionistas por medio de un tuit en el que aseguraba que seguía siendo capaz de honrar los retiros a la par.

Al igual que todas las stablecoins, tether está concebida para comercializarse únicamente a un valor fijo con respecto a una moneda convencional: se supone que un token de tether siempre equivale a 1 dólar.

No obstante, el lunes otra prominente stablecoin, terra, rompió su vinculación con el dólar y desde ese momento comenzó a caer, cotizando ahora apenas a la mitad de su supuesto valor estable. Este acontecimiento parece haber precipitado una caída más generalizada, ya que incluso las criptomonedas blue-chip se han desplomado durante la última semana.

Bitcoin y ethereum cayeron un 30% en los últimos siete días, y otras criptomonedas más pequeñas, como ripple, solana y dogecoin, más del 40%. Binance, uno de los mayores exchanges (centros de intercambio de criptomonedas) de Estados Unidos, suspendió los depósitos y los retiros el jueves a partir de las 11:30 horas debido a lo que dijo que se trataba de un mantenimiento programado.

Otro gran actor del sector que está sufriendo es el exchange de criptomonedas Coinbase, cuyas acciones cayeron un 60% en los últimos cinco días. Se ha visto afectado por la caída generalizada del sector tecnológico, las repercusiones del colapso de las criptomonedas y sus propios problemas.

En su informe de ganancias, la empresa informó sobre una pérdida de 1.98 dólares por acción, en comparación con una ganancia esperada de 17 centavos, e indicó que sus usuarios de transacciones mensuales se redujeron en 2.2 millones durante el último trimestre, y esperaba que siguieran disminuyendo. Además, la empresa generó pánico entre sus usuarios con una declaración legal de que, en caso de quiebra, los depósitos de los clientes no están protegidos de la misma manera que los depósitos bancarios.

Los temores sobre la criptomoneda surgen en medio de la caída generalizada de la economía estadounidense, con la caída de los valores tecnológicos y la inflación estadounidense en el 8.3%. Sin embargo, a diferencia de las caídas anteriores, en las que las criptomonedas han reflejado en gran medida su debilitamiento y recuperación, el colapso casi total de Terra –valorada en 30 mil millones de dólares la semana pasada y que ahora cotiza a menos de 300 millones de dólares– ha avivado el verdadero pánico de que el sector pueda enfrentarse a problemas existenciales.

El tether suscita especial preocupación debido a su papel fundacional en la ingeniería financiera de gran parte del sector y al hecho de que alberga reservas en otras criptomonedas, lo cual suscita temores de contagio en caso de que se produzca su colapso.

A diferencia de terra –que mantiene su valor a través de un complejo algoritmo vinculado al valor de otra criptomoneda que ya colapsó– tether promete que todos sus tokens “están respaldados al 100%” por sus reservas, que eran de 80 mil millones de dólares en su último informe de diciembre y que también incluyen préstamos, metales preciosos e inversiones en otras empresas del sector de las criptomonedas. Tether también se compromete a intercambiar sus tokens por dólares estadounidenses de forma directa, aunque únicamente a cualquier cliente lo suficientemente grande como para hacerlo, con un mínimo de 100 mil dólares a la vez y pagando una comisión del 0.1%.

En teoría, como consecuencia el tether nunca debería cotizar por debajo de 1 dólar: cada vez que lo haga, hay una ganancia garantizada por parte de los arbitrajes comerciales dispuestos a comprar el token con un descuento y devolverlo al tether por su valor total.

No obstante, desde el colapso de Terra se ha producido una avalancha de ventas en todo el sector, que el valor de mercado de Tether cayó hasta 95 centavos antes de recuperarse. Los registros públicos muestran que al menos una gran amortización retiró casi 350 millones de dólares de las reservas.

A medida que aumentan las amortizaciones, la empresa se podría ver obligada a solicitar sus préstamos a otras empresas de criptomonedas, lo que a su vez les provocaría dificultades financieras. Y si colapsa por completo, grandes sectores de la industria simplemente dejarán de operar, ya que dependen del token tether para mantener los precios estables con respecto al dólar estadounidense.

En un comunicado, Tether indicó que “el negocio se desarrolla con normalidad en un contexto de pánico previsto en el mercado” y que había procesado 2 mil millones de dólares en retiros. Esto representa aproximadamente la mitad del efectivo disponible de la empresa.

Ardoino comentó: “Tether se siente satisfecho de que el mercado siga mostrando su seguridad y confianza en tether: la primera, más grande y más transparente, innovadora y líquida stablecoin. Somos una industria que evoluciona con rapidez y, como industria, aprenderemos juntos de estos acontecimientos”.