Indignación en Brasil por la muerte de un hombre afroamericano mentalmente enfermo en la ‘cámara de gas’ de una patrulla policial
La policía de la ciudad brasileña de Umbaúba detiene a un hombre mentalmente enfermo, lo mete a la cajuela de su auto y le lanza una granada de gas. Foto: Metropoles

Los brasileños reaccionaron con indignación ante la muerte de un hombre afroamericano mentalmente enfermo que fue subido a la parte trasera de una patrulla policial por agentes que después lanzaron una granada de gas al interior del vehículo.

Genivaldo de Jesus Santos, de 38 años, fue detenido por la policía federal de carreteras en la ciudad de Umbaúba el miércoles. Las imágenes de video del incidente muestran a dos agentes con cascos que mantienen cerrada la cajuela del automóvil sobre sus piernas en movimiento, mientras nubes de gas salen del vehículo.

“Van a matar al hombre”, se escucha que dice un espectador, mientras las piernas de Santos se quedan inmóviles.

El informe de la autopsia confirmó el jueves que Santos murió por asfixia. Su muerte se produjo dos años después de que George Floyd muriera en Minneapolis a manos de un policía blanco que posteriormente fue declarado culpable de asesinato.

De acuerdo con su familia, Santos padecía esquizofrenia, enfermedad para la que tomaba medicamentos.

El sobrino de Santos, Alisson de Jesus, que presenció el incidente, señaló que le advirtió a la policía que el hombre estaba enfermo antes de que lanzaran lo que describió como una granada de gas lacrimógeno.

“Fue una sesión de tortura”, dijo a la prensa local.

La horrible muerte ha producido conmoción en Brasil, donde la violencia policial letal es habitual y afecta de forma desproporcionada a la población afroamericana del país. Según el Foro Brasileño de Seguridad Pública, la policía mató a 6 mil 416 personas en Brasil en 2020. Casi el 80% de las víctimas fueron afroamericanas.

“Los policías convirtieron un auto en una cámara de gas y ejecutaron a un hombre mentalmente enfermo”, escribió Renata Souza, activista y política afroamericana de Río de Janeiro, en Twitter. “No hay palabras ante semejante falta de humanidad. ¡Brasil es un campo de exterminio!”.

En un comunicado, la policía federal de carreteras del estado de Sergipe señaló que los agentes utilizaron “técnicas de inmovilización” e “instrumentos de menor potencial ofensivo” después de que Santos se mostrara agresivo. Según el comunicado, Santos fue trasladado al hospital después de que se sintiera mal durante el trayecto a la comisaría.

Indignación en Brasil por la muerte de un hombre afroamericano mentalmente enfermo en la 'cámara de gas' de una patrulla policial - genivaldo
Genivaldo de Jesús Santos es detenido. Foto: Metropoles

Su familia indicó que Santos ya estaba muerto cuando llegó al hospital.

Santos fue asesinado un día después de que 26 personas murieran durante una redada policial en la favela Vila Cruzeiro en Río de Janeiro, la segunda operación policial más letal registrada en la ciudad.

La policía rara vez se hace responsable de este tipo de casos, sin embargo, se hicieron numerosas peticiones para que los agentes que aparecen en el video sean investigados.

“Estos dos pedazos de alimañas saben que los están filmando y aun así aplicaron una sentencia de muerte. No existe más decencia ni vergüenza. Torturaron y ejecutaron al hombre“, tuiteó Douglas Belchior, miembro de la organización de derechos civiles Coalition for Black Rights.

“¿Cómo sigues con tu día (después de eso)? El mío será espantoso, pensando que yo o uno de mis amigos podríamos ser los siguientes”, comentó.

La policía federal informó que investigaría la muerte de Santos.

Santos fue enterrado en la mañana del jueves. Los habitantes de Umbaúba organizaron una protesta antes de su funeral, incendiando neumáticos en la carretera donde fue asesinado y exigiendo justicia, informó el portal de noticias G1.

“Esto fue un crimen. Actuaron con crueldad para matarlo”, dijo a los periodistas la viuda de Santos, Maria Fabiana dos Santos.