Guerra entre Rusia y Ucrania: lo que sabemos al día 111 de la invasión
Un miembro del equipo de operaciones especiales ucraniano visto en un bosque en Kharkiv, Ucrania, el 13 de junio, mientras continúa el ataque de Rusia. Foto: Anadolu Agency/Getty Images
  • El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, señaló que la intensa batalla por la ciudad de Sievierodonetsk está causando un costo “aterrador” en Ucrania. “El costo humano de esta batalla es muy alto para nosotros. Simplemente es aterrador. La batalla por el Donbás sin duda será recordada en la historia militar como una de las más violentas en Europa“, dijo en su discurso dirigido a la nación en la noche del lunes.
  • Los tres puentes que conducen a la sitiada ciudad oriental de Sievierodonetsk fueron destruidos, según indicó el gobernador de la región de Luhansk, Serhiy Haidai. En un video de actualización, Haidai comentó que Rusia no había “capturado completamente” la ciudad y que “una parte de la ciudad” se encontraba bajo control ucraniano. La artillería rusa estaba atacando una zona industrial donde se refugiaban 500 civiles en la ciudad situada en el este de Ucrania, añadió Haidai. Las tropas ucranianas que se encuentran en la ciudad deben “rendirse o morir”, advirtió un líder separatista apoyado por Rusia en la autoproclamada república de Donetsk.
  • El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó hoy nuevamente que las fuerzas ucranianas que se están rindiendo en el Donbás han recibido disparos de su propio bando, en una acción que describió como “el régimen nacionalista de Kiev está intentando detener la retirada y la rendición de sus unidades mediante acciones punitivas por parte de los destacamentos”. Las afirmaciones no han sido verificadas de forma independiente.
  • El jefe adjunto de la administración militar-civil impuesta por Rusia en la región ocupada de Kherson en Ucrania, Kirill Stremousov, indicó que seguirá siendo rusa por siempre.
  • Las autoridades ucranianas indicaron que descubrieron una nueva fosa común de civiles cerca de la ciudad de Bucha, en la región de Kiev. Los investigadores exhumaron siete cuerpos de fosas improvisadas ubicadas en un bosque a las afueras de la aldea de Vorzel, a menos de 10 km de Bucha, escenario de las presuntas atrocidades rusas anteriores. El jefe de la policía de la región de Kiev, Andriy Nyebytov, comentó: “Este es otro crimen sádico del ejército ruso”. Un hombre, explicó, “tiene dos heridas. Le dispararon en la rodilla con una pistola. El segundo disparo fue en su sien”.
  • El Ministerio de Defensa del Reino Unido publicó su evaluación diaria de la situación sobre el terreno en Ucrania, sugiriendo que “el principal esfuerzo operativo de Rusia sigue siendo el ataque contra la zona de Sievierodonetsk en el Donbás y que su grupo de fuerzas occidentales probablemente ha logrado pequeños avances en el sector de Kharkiv por primera vez en varias semanas”.
  • La secretaria de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Liz Truss, se negó a responder si negociaría directamente con la autoproclamada República Popular de Donetsk sobre la situación de Aiden Aslin y Shaun Pinner. Los dos hombres británicos fueron condenados a muerte en el este de Ucrania mediante lo que Truss calificó como un “juicio falso”.
  • Ucrania pidió a Occidente que le suministrara 300 lanzacohetes, 500 tanques y mil obuses de cara a una reunión clave que se llevará a cabo el miércoles. La petición fue realizada públicamente por Mykhailo Podolyak, uno de los principales asesores presidenciales, en medio de la preocupación que existe en algunos sectores por el hecho de que el país esté llevando al límite sus demandas de armamento según los estándares de la OTAN.
  • Zelenski acusó al canciller alemán, Olaf Scholz, de estar demasiado preocupado por las repercusiones que su apoyo a Ucrania tendría en las relaciones de Berlín con Moscú. “Necesitamos por parte del canciller Scholz la certeza de que Alemania apoya a Ucrania”, señaló en una entrevista con la cadena pública alemana ZDF. “Él y su gobierno deben decidir: no puede haber un intercambio entre Ucrania y las relaciones con Rusia“. Los medios de comunicación locales han conjeturado que Scholz podría realizar el jueves su primer viaje a Kiev desde que comenzó la guerra.
  • El alcalde de la ciudad de Mariúpol, Vadym Boychenko, acusó a los “traidores” de facilitar información vital a las fuerzas rusas durante el bombardeo de la ciudad portuaria del sur al principio de la invasión. Boychenko señaló que la destrucción de las infraestructuras críticas de la ciudad, entre ellas el suministro de electricidad, estuvo bien coordinada debido a que se le proporcionaron las coordenadas a Rusia.
  • Alrededor de mil 200 cadáveres, incluidos los encontrados en fosas comunes, aún no han sido identificados, según informó el jefe de la policía nacional de Ucrania, Ihor Klymenko. Se han abierto procesos penales por las muertes de más de 12 mil ucranianos, indicó Klymenko. Aproximadamente el 75% de los fallecidos eran hombres, el 2% niños y el resto mujeres, explicó.
  • Rusia ganó 93 mil millones de euros en ingresos por sus exportaciones de combustibles fósiles en los primeros 100 días de la guerra, según una investigación del Centro para la Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA) de Finlandia. El 61% de estas exportaciones, valoradas en 56 mil millones de euros, se destinaron a los Estados miembros de la Unión Europea, bloque que sigue siendo el mayor mercado de exportación de Rusia.
  • Ucrania ha perdido una cuarta parte de sus tierras cultivables desde que se produjo la invasión rusa, especialmente en el sur y el este del país, señaló el viceministro de Agricultura, Taras Vysotskiy. En una conferencia de prensa ofrecida el lunes, Vysotskiy insistió en que la seguridad alimentaria de la población del país no se encontraba bajo amenaza inmediata: “La cosecha de este año es más que suficiente (y) la situación actual de las zonas de cultivo… no supone una amenaza para la seguridad alimentaria de Ucrania”.
  • La titular de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, calificó como “preocupantes” las “detenciones arbitrarias” de un “gran número” de manifestantes contra la guerra en Rusia. En su discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Bachelet también expresó su preocupación acerca del “aumento de la censura y las restricciones impuestas a los medios de comunicación independientes” en Rusia.
  • Mikhail Kasyanov, primer ministro de Rusia durante el periodo 2000-2004, comentó que prevé que la guerra en Ucrania podría durar hasta dos años. Kasyanov, quien defendió los estrechos lazos con Occidente cuando fue primer ministro, señaló que consideraba que Vladimir Putin ya no pensaba adecuadamente y que estaba convencido de que Rusia podía retomar la senda democrática.
  • Se espera que más de 15 mil millonarios huyan de Rusia este año, a medida que los ciudadanos adinerados le dan la espalda al régimen de Putin, según un análisis de los datos de migración realizado por la empresa Henley & Partners, con sede en Londres.
  • La Fundación Wikimedia, propietaria de Wikipedia, presentó una apelación contra la decisión de un tribunal de Moscú que le exigía eliminar la información relacionada con la invasión de Rusia contra Ucrania. La fundación argumenta que las personas tienen derecho a conocer los hechos de la guerra y que la eliminación de la información constituye una violación a los derechos humanos.