Cinco trabajadores ferroviarios en huelga: ‘No hay justificación para que seamos más pobres cada año’
Andenes vacíos en la estación de tren de Victoria, en Londres. Foto: Anadolu Agency/Getty Images

Decenas de miles de trabajadores del sector ferroviario se han unido a la mayor huelga nacional de ferrocarriles de Gran Bretaña en 30 años. Se prevén interrupciones durante el resto de la semana después de que 40 mil miembros del sindicato RMT (sindicato de Ferrocarriles, Marítimos y Transporte) votaran a favor de la huelga por motivos salariales y de condiciones de trabajo. A continuación, cinco trabajadores del sector ferroviario comparten sus opiniones sobre la decisión de iniciar una huelga.

‘Queremos mantener las condiciones que tenemos actualmente’

Conductor de tren del organismo TfL, 40 años, East Midlands

En el sector ferroviario nacional, la huelga está relacionada con los salarios y los recortes de personal. Sin embargo, para el personal del organismo TfL (Transport for London) la cuestión son los términos y las condiciones, no el salario. En la línea Victoria llevamos seis meses de huelga en los servicios nocturnos del metro que han sido implementados sin nuestro acuerdo. Estamos luchando contra esto debido a la fatiga, las responsabilidades de cuidado, hay varias razones por las que no queríamos trabajar en el metro nocturno, no está en nuestro contrato.

Queremos conservar los niveles de personal anteriores a la pandemia por motivos de seguridad. Contamos con estaciones que no tienen personal y, si ocurre algo, no hay nadie en esas estaciones. Durante la pandemia tuvimos mucho personal que tuvo Covid-19, mucho personal con Covid prolongado, hemos tenido colegas que han fallecido. Sin embargo, seguimos prestando un servicio completo lo mejor que pudimos. Creo que gran parte del personal está cansado. Queremos fondos a largo plazo. Queremos que Londres siga funcionando. Queremos conservar nuestros trabajos y queremos mantener las condiciones que tenemos actualmente.

‘La amenaza de utilizar trabajadores subcontratados es ridícula’

Controlador de tráfico, 50 años, Surrey

Nadie de las personas con las que trabajo quiere declararse en huelga, disfrutamos nuestro trabajo y los controladores tienen un buen salario, pero no hay justificación para que seamos más pobres cada año. Tenemos un trabajo de gran responsabilidad. La primera frase de la oferta de empleo dice que los controladores son los guardianes de la seguridad. Trabajamos durante la pandemia sin cuestionar la congelación de los salarios ni la retención de las bonificaciones anuales, pero ahora la inflación está afectando seriamente nuestro nivel de vida.

El gobierno quiere suprimir miles de puestos de mantenimiento, lo cual tendrá terribles efectos en la puntualidad, ya que las fallas no serán atendidas a tiempo. A su vez, hará que mi trabajo sea más difícil, por no mencionar el impacto que tendrá en la seguridad de los viajeros. Creará retrasos.

La amenaza de recurrir a trabajadores subcontratados es ridícula, ya que la mayoría de los trabajos en el sector ferroviario requieren una competencia específica. En el caso del controlador, es necesario realizar un curso intensivo de tres meses para obtener la cualificación básica, y después tienes que empezar a aprender a manejar cada poste, por lo que no es una opción. El personal de mantenimiento, que no recibe una buena remuneración, cuenta con una formación de cuatro años. Es un curso muy estricto y tienes que volver a ser evaluado periódicamente.

El gobierno no sabe de qué está hablando y está alardeando contra los sindicatos en lugar de intentar solucionar este conflicto.

‘Deberían buscar la conciliación’

Guardia ferroviario, 50 años, sureste de Inglaterra

Yo no participaré en la huelga. De ninguna manera soy partidario de este gobierno, y la retórica intimidatoria emitida por los ministros me está llevando a la huelga. Deberían buscar la conciliación en lugar de la intensificación. Por otra parte, la RMT, de la que soy miembro, parece estar empeñada en realizar un acto político tipo barney al estilo de los años ochenta. Algunas partes de la vía ferroviaria, las que no son críticas para la seguridad, necesitan ser modernizadas.

Las necesidades de los pasajeros han cambiado, es cierto, pero no debemos precipitarnos a digitalizar todo, dejando atrás a aquellos miembros de la sociedad a los que la simple idea de una aplicación los llena de preocupación y los deja excluidos.

Dicho todo esto, no importa en absoluto si hago huelga o no; que los controladores estén en huelga significa que los trenes no pueden circular. Si el gobierno realmente pretende solucionar este problema, debe reunirse con los empleados de Network Rail y resolver sus problemas de forma prioritaria, y dejar que el resto de nosotros negociemos con nuestros respectivos empleadores.

‘Esto no se trata únicamente de los ferrocarriles’

Becario de ingeniería, 24 años, Network Rail, Yorkshire

Apoyo plenamente la huelga porque veo lo mucho que trabaja mi equipo con recursos limitados. Actualmente, nuestro departamento no solo realiza sus propias tareas de mantenimiento, sino que también realiza el trabajo de otras estaciones que carecen de personal. Las empresas operadoras de trenes, que son deficientes, están brindando servicios de calidad inferior con costos de boletos inflados, ya que su función principal es generar ganancias para sus accionistas y no necesariamente prestar el mejor servicio al mejor precio.

No tengo que trabajar horas extras, pero casi todas las personas con las que trabajo tienen que hacerlo, una o dos veces a la semana, y hay que reconocer que te pagan bien. La moral está bien en mi equipo, pero la gente de mi sección realiza proyectos de mayor tamaño y, por lo tanto, recibe un salario superior al de otras funciones habituales de mantenimiento, en las que el salario está en el promedio. Van a tener que lidiar mucho con el aumento del costo de la vida.

Creo que esto no se trata únicamente de los ferrocarriles, la mayoría de los trabajadores de este país ya están haciendo bastante y no deberían tener que batallar para salir adelante. En mi opinión, esta huelga es una oportunidad para que estas cuestiones se conviertan en un tema de discusión más extenso sobre la equidad, y sobre una economía que funcione para las personas.

‘Estoy en huelga, pero creo que los sindicatos deberían llegar a un acuerdo’

Trabajador de mantenimiento, 35 años, suroeste de Inglaterra

Personalmente tengo opiniones contradictorias sobre las huelgas. Creo que es correcto pedir un aumento de sueldo con las mismas condiciones, Network Rail no ha aumentado los salarios desde 2019. Si tienes salarios bajos, muchas personas se irán. Tenemos una de las líneas ferroviarias más seguras de Europa, pero si cambian ciertas condiciones rápidamente se podría convertir en una de las más peligrosas. Los nuevos términos y condiciones sugieren que Network Rail le pagaría a algunos trabajadores críticos de seguridad alrededor de 22 mil libras, lo cual incluiría noches y trabajo no social así como el uso de sus propios vehículos y combustible para llegar a las diferentes bases a las que serían asignados.

Por otra parte, tenía la esperanza de dejar los ferrocarriles con el plan de jubilación anticipada voluntaria, que se suponía iba a estar disponible para todos antes de que el sindicato lo suspendiera para los niveles de mantenimiento. Los sindicatos deberían llegar a un acuerdo y permitir que la gente se vaya; muchos de los que trabajamos en mantenimiento queremos hacerlo. Trabajar en las noches y los fines de semana y lo que eso supone para tu cuerpo, ¿realmente vale la pena por poco más de lo que gana un conductor de Amazon, que trabaja de lunes a viernes?

En general, creo que las huelgas son una idea justa y me he unido a ellas, pero también considero que tiene que haber un cambio y que Network Rail tiene que recortar gastos, dada la caída del número de pasajeros y todo eso.