Amazon se podría quedar sin trabajadores en EU en dos años, indica un memorándum interno
Una empleada organiza los paquetes en un almacén de Amazon en Goodyear, Arizona. Foto: Ross D Franklin/AP

¿Amazon está a punto de quedarse sin trabajadores? Según un memorándum interno filtrado, la empresa de logística minorista teme que así sea.

“Si mantenemos el funcionamiento habitual, Amazon agotará la fuerza laboral disponible en la red de Estados Unidos para el año 2024”, afirmaba la investigación, reportada por primera vez por el medio Recode.

Amazon hace bien en preocuparse, su índice de rotación de personal es astronómico. Antes de la pandemia, Amazon perdía alrededor del 3% de su personal semanalmente, o un 150% anual. En cambio, la rotación anual promedio en el sector del transporte, el almacenamiento y los servicios públicos fue del 49% en 2021 y en el comercio minorista fue del 64.6%, es decir, menos de la mitad de la rotación de Amazon.

Incluso el fundador de Amazon, Jeff Bezos, se muestra preocupado. En un principio, Bezos consideró positiva la elevada rotación de personal, ya que temía que los empleados permanentes fueran a perder el ritmo y provocaran una “marcha hacia la mediocridad”. Sin embargo, en su última carta dirigida a los accionistas como director ejecutivo el año pasado, Bezos señaló que la empresa tenía que “hacer un mejor trabajo” respecto a sus empleados. Amazon se comprometerá a ser “el mejor empleador de la Tierra y el lugar más seguro del mundo para trabajar“, escribió.

En parte, el cambio de opinión de Bezos se debe a una serie de esfuerzos de creación de sindicatos en los almacenes de la empresa. No obstante, Amazon también se enfrenta a un problema de escala. Al ser el segundo empleador privado más grande de Estados Unidos, ahora tiene dificultades para reemplazar a todos los trabajadores que pierde.

Los trabajadores y los grupos sindicales llevan mucho tiempo denunciando las condiciones de trabajo de Amazon y la gran rotación de empleados en un contexto de altos índices de lesiones.

Matt Littrell, de 22 años, preparador de pedidos en Amazon en Campbellsville, Kentucky, desde principios de 2021, que está intentando organizar un sindicato en el almacén, señaló que las prácticas de contratación de Amazon, las cuotas de productividad, las políticas de asistencia y la aplicación irregular de las normas contribuyen a la falta de seguridad laboral que impulsa la gran rotación de personal de Amazon.

Uno de los problemas es la métrica de “tiempo de inactividad” de Amazon, explicó, en la que Amazon supervisa la productividad de los empleados y emite informes, que pueden conducir al despido si se acumula demasiado “tiempo de inactividad”.

“Cada una de esas ocasiones en las que tardaba demasiado en encontrar un artículo contaba en mi contra, y todo eso se sumaba, y después lo cuentan como tu tiempo libre total. Y no importa si estabas haciendo tu trabajo, no estabas cumpliendo las expectativas”, explicó Littrell.

Littrell comentó que camina 24 kilómetros o más en cada turno como preparador de pedidos porque su almacén no cuenta con tecnología robótica para llevar los artículos a los preparadores. Añadió que los contenedores donde se almacenan los artículos suelen estar abarrotados, circunstancia que puede provocar lesiones o dificultar la búsqueda de artículos, lo que dificulta aún más el cumplimiento de las cuotas de productividad.

Si un trabajador de Amazon es objeto de tantas sanciones de asistencia que se queda en negativo en su tiempo libre asignado, se enfrenta a un despido automático si no logra que el departamento correcto justifique su ausencia.

“Tienes que pasar por una gran burocracia corporativa para siquiera conseguir un ajuste”, dijo Littrell. “A pesar de que tienen todas estas métricas distópicas para realizar un seguimiento de ti, todo se reduce a que si realmente quieres que Amazon vaya y encuentre pruebas, tienes que luchar por ello como si fueras tu propio delegado sindical, tienes que luchar contra ellos en cada paso del camino. Y para muchas personas eso contribuye al agotamiento”.

Zaki Kaddoura, trabajador del almacén JFK8 en Staten Island, Nueva York, y miembro del sindicato Amazon Labor Union, comentó que las cuotas de productividad eran un factor que impulsaba la gran rotación de empleados de Amazon. También citó el hecho de tener que manipular artículos pesados, no poder encontrar espacio en los contenedores de almacenamiento y el hecho de que a los trabajadores les negaran ajustes.

“Imagina hacer eso durante 10 horas al día, todos los días laborales, mientras alguien te presiona para que alcances esos objetivos”, señaló Kaddoura. “Creo que estas cuotas deberían ser recomendables, no obligatorias”.

Un informe basado en datos de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) publicado por el Strategic Organizing Center en abril reveló que el índice de lesiones graves de Amazon en 2021 fue de 6.8 por cada 100 trabajadores, es decir, más del doble del promedio de 3.3 por cada 100 trabajadores en la industria relacionada con el almacenamiento y un aumento del 20% con respecto al año anterior.

Con una tasa de desempleo cercana a su nivel más bajo en 50 años, Amazon tiene dificultades para cubrir todos los puestos que necesita. Según el memorándum, redactado a mediados de 2021, la empresa corría el riesgo de agotar toda su reserva de fuerza laboral disponible en el área metropolitana de Phoenix, Arizona, a finales de ese año, y en la región de Inland Empire, California, a finales de este año.

Un vocero de Amazon señaló con respecto a los memorándums de investigación: “Hay muchos borradores de documentos redactados sobre muchos temas en toda la empresa que son utilizados para comprobar hipótesis y analizar diferentes escenarios posibles, pero que no pasan a mayores ni son utilizados para tomar decisiones. Este era uno de ellos”.

“El memorándum no representa la situación real, y seguimos realizando nuevas contrataciones en Phoenix, Inland Empire y en todo el país”.