Los líderes de la UE otorgarán a Ucrania el estatus de candidato en un golpe a Putin
Ursula von der Leyen y Volodímir Zelenski, vistos el 11 de junio. Zelenski comentó: 'Esto es como salir a la luz desde la oscuridad'. Foto: Natacha Pisarenko/AP

Los líderes europeos están preparados para otorgarle a Ucrania el estatus de candidato, en una decisión histórica que permite la adhesión a la Unión Europea de este país devastado por la guerra y que supone un golpe para Vladimir Putin.

Se espera que los líderes de la Unión Europea, reunidos en Bruselas, aprueben el estatus de candidato de Ucrania en las últimas horas del jueves, casi cuatro meses después de que el presidente del país, Volodímir Zelenski, presentara la candidatura de su país para unirse al bloque en los primeros días de la invasión rusa.

La transición de solicitante a candidato suele durar varios años, sin embargo, la Unión Europea agilizó drásticamente el proceso, entre la indignación por la brutalidad del ataque ruso no provocado, y para mostrar su solidaridad con los defensores de Ucrania.

“Ucrania está pasando por un infierno por una simple razón: su deseo de unirse a la Unión Europea”, publicó en Twitter la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de cara a la cumbre. La Comisión solicitó la semana pasada a los líderes de la Unión Europea que le otorgaran a Ucrania el estatus de país candidato. “Nuestra opinión reconoce el inmenso progreso que la democracia (ucraniana) ha logrado desde las protestas del Maidán de 2014”, expresó Von der Leyen.

Al celebrar la esperada decisión positiva, Zelenski comentó: “Esto es como salir a la luz desde la oscuridad”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, señaló que el estatus de candidato “trazaría un límite para décadas de ambigüedad y definiría que: Ucrania es Europa, no es parte del ‘mundo ruso'”.

Sobre la decisión de obtener el estatus de candidato, el embajador ucraniano ante la Unión Europea, Vsevolod Chentsov, comentó a principios de esta semana que la Unión Europea actuó a la “velocidad del rayo” según sus estándares.

“Necesitamos esta claridad (sobre la adhesión a la Unión Europea) para apoyar al ejército ucraniano, a la sociedad ucraniana, moral y psicológicamente, y para lograr un sentimiento y una comprensión claros de la dirección de la acción para Ucrania”, dijo.

Ucrania ha buscado su adhesión a la Unión Europea desde la “revolución naranja” de 2004 y, de manera más enfática, desde las protestas de Maidán de 2013-2014, cuando el presidente pro-Kremlin, Víktor Yanukóvich, fue destituido tras haberse negado a firmar un acuerdo de asociación con el bloque. No obstante, antes de la guerra, la adhesión a la Unión Europea no era posible para este país de 41 millones de habitantes, asolado por la corrupción.

Cuando Zelenski anunció la candidatura de Ucrania a la Unión Europea, muchos países de Europa occidental se mostraron escépticos. Los altos funcionarios contabilizaron 10 Estados miembros que se oponían al estatus de candidato de Ucrania, pero el ánimo ha cambiado, ya que los líderes temen encontrarse en el lado equivocado de la historia.

Las capitales de la Unión Europea también saben que las negociaciones de adhesión se prolongarán durante muchos años. Es posible que el proceso experimente un retroceso en caso de que un futuro gobierno de Kiev no aplique las reformas relativas al Estado de Derecho y la adaptación de su economía a los estándares de la Unión Europea.

Un borrador de las conclusiones de la cumbre visto por The Guardian señala que el progreso de un país candidato dependerá de “sus propios méritos”, aunque también “tendrá en cuenta la capacidad de la Unión Europea para aceptar nuevos miembros”.

El canciller alemán, Olaf Scholz, indicó que la Unión Europea debe “reformar sus procedimientos internos” para prepararse para los nuevos miembros, pidiendo un mayor uso de las votaciones por mayoría calificada en ámbitos como la política exterior, para evitar que un país bloquee una decisión.

Francia es uno de los diversos países que se oponen a renunciar a su veto en materia de política exterior.

También se espera que los líderes de la Unión Europea concedan el estatus de candidato a la Unión a Moldavia, el país exsoviético de 3.5 millones de habitantes que ha experimentado el aumento de las tensiones desde la invasión rusa contra su vecino.

Se espera que Georgia reciba una “perspectiva europea”, un peldaño en la escalera inferior al estatus de candidato. Junto con Moldavia, Georgia presentó su solicitud de ingreso a la Unión Europea poco después de la invasión rusa, sin embargo, a Bruselas le preocupa la reincidencia de Tiflis en el Estado de Derecho y la libertad de prensa.