San Antonio: lo que sabemos sobre las muertes en el tráiler en Texas
Oficiales de policía trabajan en el lugar donde se encontraron 46 personas muertas dentro de un tráiler en San Antonio, Texas. Foto: Kaylee Greenlee Beal/Reuters

Cuarenta y seis personas fueron encontradas muertas en un sofocante tráiler que fue abandonado en una remota carretera secundaria en San Antonio, Texas, poco antes de las 6 de la tarde hora local (12 de la mañana GMT) del lunes.

Dieciséis personas fueron trasladadas al hospital, entre ellas cuatro niños, y atendidas por golpe de calor y agotamiento.

Un funcionario del departamento de bomberos de San Antonio, Texas, indicó que encontraron “montones de cuerpos” y que no había señales de que hubiera agua en el tráiler. “Los pacientes que atendimos estaban calientes al tacto, padecían un golpe de calor, agotamiento”, explicó el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood, en una conferencia de prensa. “Era un tráiler refrigerado, pero no había ninguna unidad de aire acondicionado visible que funcionara en esa unidad“.

Un trabajador de la ciudad escuchó un grito de auxilio procedente del tráiler y descubrió la espantosa escena, indicó el jefe de policía, William McManus.

Un vocero del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) señaló que su división de Investigaciones de Seguridad Nacional estaba investigando “un presunto acto de contrabando de personas” en coordinación con la policía local.

El alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, comentó que los 46 fallecidos tenían “familias que probablemente estaban intentando encontrar una vida mejor… Esto es nada menos que una horrible tragedia humana“. Más tarde, la cifra se actualizó a 50.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, un republicano que se postula para la reelección, expresó en un tuit: “Estas muertes son responsabilidad de Biden. Son el resultado de sus letales políticas de fronteras abiertas“.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, calificó la muerte por asfixia de las personas en el tráiler como la “tragedia de Texas” en Twitter e indicó que los funcionarios consulares acudirían a los hospitales a los que fueron trasladadas las víctimas para ayudar “en lo posible”.

Un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Honduras comentó a la agencia de noticias Reuters que los consulados del país en Houston y Dallas investigarían el incidente. Ebrard indicó que dos guatemaltecos fueron enviados al hospital y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala señaló en Twitter que los funcionarios consulares se dirigían al hospital “para verificar si hay dos menores guatemaltecos ahí y en qué condiciones se encuentran”.

El incidente figura entre las tragedias más letales que han cobrado miles de vidas de personas que intentan cruzar la frontera de Estados Unidos desde México en las últimas décadas. Diez migrantes murieron en 2017 después de quedar atrapados dentro de un camión que se encontraba estacionado en un Walmart de San Antonio.

Desde hace mucho tiempo, el sur de Texas es la zona de mayor tráfico de cruces fronterizos. Las personas pasan en vehículos por los puntos de control de la patrulla fronteriza hasta San Antonio, la principal ciudad más cercana, y desde este punto se dispersan por Estados Unidos.