Boris Johnson: Putin no habría invadido Ucrania si fuera una mujer
Boris Johnson describe la invasión de Ucrania ordenada por el presidente Putin (en la foto, a caballo) como un 'ejemplo perfecto de masculinidad tóxica'. Foto: Alexey Druzhinin/AFP/Getty

Boris Johnson aseguró que Vladimir Putin no habría invadido Ucrania si fuera una mujer y cree que la guerra es un “ejemplo perfecto de masculinidad tóxica“.

En una entrevista con los medios de comunicación alemanes al término de la cumbre del G7 en el castillo Schloss Elmau, el primer ministro de Gran Bretaña citó el género del presidente ruso como un factor que contribuyó al conflicto.

Johnson comentó a la emisora ZDF: “Si Putin fuera una mujer, que obviamente no lo es, si lo fuera, en verdad no creo que hubiera emprendido una guerra loca y machista de invasión y de violencia de la manera en que lo ha hecho“.

“Si quieren un ejemplo perfecto de masculinidad tóxica, entonces es lo que él está haciendo en Ucrania”.
Los comentarios se producen después de que los líderes occidentales concluyeran la cumbre del G7, que duró tres días, celebrada en el sur de Alemania, prometiendo aumentar los costos económicos y políticos que la guerra de Rusia contra Ucrania supone para Putin y su régimen.

Desde entonces, Johnson viajó a Madrid para asistir a una cumbre de la OTAN junto con la secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss.

La presencia militar británica en Estonia se verá reforzada a medida que la OTAN incremente drásticamente su capacidad de respuesta frente a Rusia. Los líderes de la alianza integrada por 30 miembros acordarán cooperar de forma más estrecha y aumentar significativamente el número de tropas que mantienen en gran disponibilidad.

El Reino Unido ya cuenta con una importante presencia militar en Estonia y el primer ministro aprovechará la reunión para expandir su cuartel general en la nación báltica.

Los funcionarios señalaron que esto garantizaría que el Reino Unido pudiera proveer refuerzos con rapidez en caso de necesidad y desplegar artillería, defensa aérea y helicópteros.

La alianza tiene previsto disponer de 300 mil soldados en estado de gran disponibilidad –en comparación con los 40 mil actuales– y el Reino Unido destinará sus capacidades terrestres, aéreas y marítimas al “nuevo modelo de fuerza”.