Putin lanza una nueva advertencia a Finlandia y Suecia sobre la instalación de infraestructuras de la OTAN
Putin señala que Rusia responderá a la instalación de infraestructuras de la OTAN en Finlandia y Suecia.
‘Un vecino peligroso’: por qué Finlandia y Suecia desean unirse a la OTAN, video explicativo

Vladimir Putin lanzó nuevas advertencias diciendo que Rusia respondería de igual manera en caso de que la OTAN instalara infraestructura militar en Finlandia y Suecia tras su adhesión a la alianza liderada por Estados Unidos.

Las agencias de noticias rusas citaron a Putin diciendo que él no podía descartar que surgieran tensiones en las relaciones de Moscú con Helsinki y Estocolmo debido a su adhesión a la OTAN.

“No tenemos problemas con Suecia y Finlandia como con Ucrania”, comentó el presidente ruso en una conferencia de prensa en Ashgabat, la capital de Turkmenistán. “No tenemos diferencias territoriales”.

“Si Finlandia y Suecia así lo desean, se pueden unir. Eso depende de ellos. Se pueden unir a lo que quieran”.

No obstante, advirtió que “si se llegaran a desplegar ahí contingentes militares e infraestructuras militares, nos veríamos obligados a responder de forma simétrica y a plantear las mismas amenazas para aquellos territorios donde hayan surgido amenazas para nosotros”.

Rusia le ha advertido en repetidas ocasiones a Finlandia y Suecia que no se unan a la OTAN, alegando que las “graves consecuencias militares y políticas” de dicha medida la obligarían a “restablecer el equilibrio militar” reforzando sus defensas en la región del Mar Báltico, incluso mediante el despliegue de armas nucleares.

Los funcionarios rusos reaccionaron anteriormente con indignación a la oferta de la OTAN para que Finlandia y Suecia se unieran a ella, calificándola como un esfuerzo “desestabilizador” que aumentará las tensiones en la región.

“Condenamos el curso irresponsable de la Alianza del Atlántico Norte, el cual está arruinando la arquitectura europea, o lo que queda de ella”, comentó el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, a los periodistas el miércoles.

“Tengo muchas dudas sobre si el próximo periodo será tranquilo para nuestros vecinos del norte de Europa”, añadió.

La decisión fue tomada a raíz de la invasión de Rusia contra Ucrania, la cual ha llevado a los vecinos rusos a solicitar a la OTAN garantías de seguridad adicionales. Algunos han comentado que Rusia se centrará en los países del este y el norte de Europa que han condenado la guerra y se han unido a los esfuerzos de ayuda y sanciones internacionales.

Un comunicado publicado durante la cumbre de la OTAN en Madrid indicó que “la adhesión de Finlandia y Suecia los volverá (a los aliados) más seguros, a la OTAN más fuerte y a la zona euroatlántica más segura”.

Putin lanza una nueva advertencia a Finlandia y Suecia sobre la instalación de infraestructuras de la OTAN - Putin-OTAN

No obstante, en Rusia la noticia fue recibida con frialdad.

Konstantin Kosachev, miembro del Consejo de la Federación de Rusia, comentó que la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN “sin duda significaría un deterioro de las relaciones entre estos dos países y Rusia”.

Señaló que Finlandia y Rusia comparten una extensa frontera terrestre, mientras que Rusia y Suecia poseen intereses comunes en las zonas del Báltico y el Mar de Barents.

“Todo esto definitivamente cambiaría para peor, e indudablemente no por iniciativa de Rusia”, señaló. “Esto solo se puede lamentar”.

La adhesión de ambos países a la OTAN supondría el fin de un statu quo que duró varias décadas y en el que Finlandia, en particular, mantuvo cierto grado de neutralidad durante la guerra fría con el objetivo de evitar una confrontación directa con la Unión Soviética.

‘Un vecino peligroso’: por qué Finlandia y Suecia desean unirse a la OTAN, video explicativo

Durante la semana anterior a la decisión, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia anunció que cortaría sus vínculos con una ONG finlandesa y prohibió las actividades de dos organizaciones suecas, la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el Instituto Sueco. En un comunicado, el Ministerio acusó a las organizaciones de “enfocarse en esfuerzos para desestabilizar la sociedad rusa”.

Las tensiones han aumentado entre Rusia y los países situados en la región del Báltico, los cuales son miembros de la OTAN, suscitando la preocupación de un enfrentamiento directo entre Moscú y los miembros de la alianza de seguridad.

Vladimir Dzhabarov, otro importante legislador, comentó en una emisora de radio rusa el miércoles que el bloqueo de la región rusa de Kaliningrado podría conducir a un “conflicto armado” con Lituania.

“Si consideramos que se está violando esta seguridad y nos amenaza con la pérdida de nuestro territorio, por supuesto, tomaremos medidas extremas y nada nos detendrá”, aseveró.

Los funcionarios rusos han ignorado los argumentos de que ellos son los culpables de la ampliación de la OTAN provocada por la invasión, así como la decisión de la OTAN de “desplegar fuerzas adicionales sólidas y listas para el combate en nuestro flanco oriental”.

“Al final, (Finlandia y Suecia) delegarán una parte de su soberanía política exterior y de defensa a Washington y a otros denominados socios principales de la OTAN”, indicó Ryabkov, calificándolo como una “fachada” para las “intenciones agresivas” de la alianza contra Rusia.

“Se adoptará un nuevo concepto estratégico y se denominará a Rusia como una amenaza para la alianza. Esto no tiene nada que ver con la vida real; la alianza es la que representa una amenaza para nosotros”.