El FBI ofrece una recompensa de 100 mil USD por ayudar a encontrar a la ‘criptoreina’ de OneCoin
Ignatova se enteró de la investigación sobre la estafa piramidal OneCoin cuando colocó un micrófono oculto en el departamento de su novio, indicaron los fiscales. Foto: Paul Hampartsoumian/REX/Shutterstock

Una mujer conocida como la “criptoreina”, que está acusada de estafar a los inversionistas con 4 mil millones de dólares mediante la venta de una criptomoneda falsa, fue incluida en la lista de los 10 fugitivos más buscados por el FBI.

La historia de Ruja Ignatova cobró notoriedad en 2019 a través del podcast The Missing Cryptoqueen (La criptoreina desaparecida) de la cadena británica BBC, el cual detallaba su supuesto papel en una estafa de una criptomoneda llamada OneCoin. El FBI ofrece una recompensa de hasta 100 mil dólares por información que conduzca a la detención de Ignatova, de origen búlgaro, que desapareció en 2017.

El FBI añadió que se creía que Ignatova, una ciudadana alemana, viajaba acompañada de guardias armados y podría haberse realizado una cirugía estética para modificar su apariencia.

La mujer de 42 años fue acusada en 2019 de ocho delitos, entre ellos fraude cibernético y fraude de inversiones, por dirigir la empresa OneCoin Ltd, con sede en Bulgaria, como un esquema piramidal. Los fiscales indican que la empresa ofrecía comisiones a los miembros para que atrajeran a otros a comprar una criptomoneda que no tenía valor. Las pérdidas de los inversionistas fueron de más de 4 mil millones de dólares.

“Ella calculó su esquema a la perfección, aprovechando la especulación frenética de los primeros días de la criptomoneda”, señaló Damian Williams, el máximo fiscal federal de Manhattan.

Williams describió a OneCoin como “uno de los mayores esquemas Ponzi de la historia”.

Ignatova desapareció a finales de 2017 después de haber colocado micrófonos ocultos en un departamento que le pertenecía a su novio estadounidense y de enterarse de que él estaba cooperando con una investigación del FBI sobre OneCoin, explicó Williams. Abordó un vuelo de Bulgaria a Grecia y no ha sido vista desde entonces, señaló.

Michael Driscoll, subdirector jefe del FBI en Nueva York, se negó a comentar cualquier pista sobre el paradero de Ignatova. El FBI incluye a los fugitivos en su lista de personas más buscadas cuando considera que la población puede ayudar a localizarlos.

“Ella se fue con una enorme cantidad de dinero en efectivo”, comentó Driscoll a los periodistas. “El dinero puede comprar muchos amigos, y yo imaginaría que ella se está aprovechando de eso”.

Ignatova fue acusada junto con Mark Scott, un exabogado corporativo que, según los fiscales, lavó alrededor de 400 millones de dólares para OneCoin. Scott fue declarado culpable de conspiración para cometer lavado de dinero y conspiración para cometer fraudes bancarios después de un juicio que duró tres semanas en un tribunal federal en Manhattan.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales