¿Qué son los archivos de Uber? Guía de las despiadadas tácticas de expansión de la empresa
Los archivos abarcan un período en el que Uber dejó de ser una intrépida empresa emergente para convertirse en un gigante mundial. Ilustración: Guardian Design

Los Archivos de Uber es una investigación a nivel mundial sobre un conjunto de 124 mil documentos confidenciales pertenecientes a la empresa tecnológica que fueron filtrados a The Guardian. Los datos revelan la forma en que Uber violó la ley, engañó a la policía, explotó la violencia contra los conductores y presionó en secreto a los gobiernos de todo el mundo.

La filtración incluye correos electrónicos, mensajes de iMessage e intercambios de WhatsApp entre los más altos ejecutivos del gigante de Silicon Valley, así como memorándums, presentaciones, libretas, documentos informativos y facturas.

Los archivos abarcan 40 países y comprenden desde el año 2013 hasta el 2017, periodo en el que Uber dejó de ser una intrépida empresa emergente para convertirse en un gigante mundial, abriéndose paso a la fuerza en ciudades de todo el mundo sin respetar la normativa en materia de servicios de taxis.

Para facilitar la investigación global, The Guardian compartió los datos con 180 periodistas pertenecientes a más de 40 medios de comunicación a través del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

¿Qué revelan Los Archivos de Uber?

  • El caché de más de 124 mil archivos internos de Uber revela las prácticas éticamente cuestionables mediante las cuales la empresa se abrió paso en nuevos mercados, con frecuencia en lugares donde las leyes o regulaciones existentes hacían que sus operaciones fueran ilegales, antes de ejercer una agresiva presión para que esas mismas leyes o regulaciones fueran modificadas a su favor.
  • Como ministro de Economía, Emmanuel Macron realizó todo lo posible para apoyar a Uber y su campaña para trastocar el sector cerrado de los taxis en Francia, e incluso comentó a la empresa que había llegado a un “acuerdo” con sus oponentes en el gabinete francés.
  • Los altos ejecutivos de Uber ordenaron el uso de un “interruptor de emergencia” para evitar que la policía y los reguladores accedieran a datos sensibles durante las redadas llevadas a cabo en sus oficinas en al menos seis países.
  • Dos de los asesores más experimentados de la campaña presidencial de Barack Obama, David Plouffe y Jim Messina, debatieron sobre cómo ayudar a Uber a acceder a los líderes, funcionarios y diplomáticos.
  • La exvicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes, ayudó en secreto a Uber a ejercer presión sobre varios políticos holandeses de alto nivel, entre ellos el primer ministro del país. Su relación con la empresa era tan delicada que su principal grupo de presión europeo advirtió que era “sumamente confidencial y que no debería ser discutida fuera de este grupo”.

¿Por qué tiene importancia el periodo que comprende la filtración?

El periodo de cinco años que abarcan los datos comprende un periodo crucial de la expansión de Uber.

Cuando la aplicación fue lanzada públicamente por primera vez en San Francisco en 2010, los clientes de Uber únicamente podían rentar vehículos negros de lujo. La incorporación al año siguiente de UberX, el cual permitía que los conductores recogieran a los pasajeros en sus propios vehículos, rápidamente ganó adeptos y, a principios de 2013, el servicio operaba en más de 30 lugares, la mayoría en Estados Unidos.

Fue en este momento cuando Uber intentó expandirse rápidamente en el extranjero. El periodo que abarcan los datos filtrados estuvo caracterizado por un crecimiento frenético, ya que Uber utilizó sus inversiones récord de capital de riesgo para subvencionar los viajes en ciudades de todo el mundo. Para junio de 2017, cuando su controvertido cofundador Travis Kalanick renunció al cargo de director ejecutivo, Uber ya operaba en más de 600 localidades.

El sustituto de Kalanick, Dara Khosrowshahi, se propuso demostrar a los accionistas que la empresa podía ofrecer un crecimiento lucrativo. Cinco años después, Uber –ahora valorada en 45 mil millones de dólares – ofrece un servicio de transporte bajo demanda en más de 10 mil ciudades.

¿Cómo han respondido Uber y Travis Kalanick a la investigación?

En un comunicado, la vicepresidenta senior de asuntos públicos de Uber, Jill Hazelbaker, comentó: “No hemos hecho ni haremos excusas por el comportamiento pasado que claramente no concuerda con nuestros valores actuales. En su lugar, pedimos al público que nos juzgue por lo que hemos realizado en los últimos cinco años y por lo que haremos en los años venideros”.

Y continuó: “Uber ahora es una de las más grandes plataformas de trabajo en el mundo y una parte integral de la vida diaria de más de 100 millones de personas. Hemos superado una época de confrontación para pasar a una de colaboración, demostrando nuestra voluntad de sentarnos en la mesa y encontrar un punto en común con los anteriores oponentes, incluyendo los sindicatos y las empresas de taxis”.

“Actualmente estamos regulados en más de 10 mil ciudades de todo el mundo, trabajando en todos los niveles de gobierno para mejorar la vida de aquellos que usan nuestra plataforma y las ciudades a las que servimos”.

En un comunicado independiente, la vocera de Travis Kalanick señaló que él “nunca autorizó ninguna acción o programa que pudiera obstruir la justicia en ningún país”, y que “nunca sugirió que Uber debería aprovecharse de la violencia a expensas de la seguridad de los conductores. Cualquier acusación de que el señor Kalanick dirigió, participó o estuvo involucrado en cualquiera de estas actividades es completamente falsa”.

“La realidad fue que las iniciativas de expansión de Uber fueron dirigidas por más de un centenar de líderes en decenas de países en todo el mundo y en todo momento bajo la supervisión directa y con la total aprobación de los sólidos grupos jurídicos, de políticas y de cumplimiento de Uber”.

La vocera agregó: “Cuando el señor Kalanick cofundó Uber en 2009, él y el resto del equipo de Uber fueron pioneros en una industria que hoy se ha convertido en un verbo. Para lograrlo fue necesario cambiar el statu quo, ya que Uber se convirtió en un competidor serio en una industria donde la competencia había sido históricamente ilegal”.

“Como consecuencia natural y previsible, los intereses arraigados de la industria en todo el mundo lucharon para impedir el tan necesario desarrollo de la industria del transporte”.