Dani Alves: ‘Todos dicen que soy viejo, pero estoy completamente en desacuerdo’
Dani Alves es un jugador fijo de Brasil y cuenta con la confianza del entrenador Tite, pero dice que 'nadie juega por ser amigo del entrenador'. Foto: Charly Triballeau/AFP/Getty Images

Dani Alves ha vivido muchos momentos diferentes. Mientras se prepara para jugar un tercer Mundial, el defensa se siente decepcionado por los acontecimientos mundiales y los problemas sociales. La esperanza de que haya una sociedad mejor frente al Covid-19 se ha convertido en algo frustrante, con un aumento de las actitudes que él considera inaceptables

“Las personas han perdido el miedo a la muerte y también el respeto”, señala. “Nada ha cambiado, desgraciadamente… Me gustaría que hubieran cambiado muchas cosas, pero no fue así. Estamos saliendo de la pandemia y todos pensaron que las cosas iban a cambiar, pero lo que ocurrió fue una guerra”.

“Las personas no han cambiado, siguen luchando por el poder y la falta de respeto ha aumentado. El que hizo la estupidez en la vida y en internet lo hace incluso más porque da audiencia”.

Alves también ha notado un incremento de los delitos racistas. A lo largo de su carrera, él ha sido una víctima. El caso más conocido ocurrió en 2014, cuando jugaba en el Barcelona. En un partido contra el Villarreal, le lanzaron un plátano a la cancha. Casualmente, Alves recogió la fruta y se la comió.

El racismo nunca fue un tema tabú para él. De hecho, fue el jugador de 39 años quien lo planteó en esta entrevista. Lo hizo como reacción al insulto racista que Nelson Piquet le dedicó a Lewis Hamilton. “Me molestó”, comenta, “pero no solo por el hecho en sí mismo. No voy a ahondar demasiado en esto porque empujar a (un) borracho cuesta abajo es algo fácil. No solo se debe a la declaración (de Piquet). Es por todo lo que está pasando. Lo que pasó es el extremo. Si el más grande ganador de la Fórmula 1 es atacado, despreciado, excluido, imagínense quién está ahí abajo en la sociedad“.

“Rezo y pido perdón por estas personas. Mi preocupación es ellos porque siempre se les impide ser alguien, tener oportunidades. Las oportunidades no son para todos”.

Alves envió su apoyo para Hamilton después de que este hablara en contra de Piquet. “Fue un mensaje para él para que siga adelante con su objetivo, el cual es muy grande”, señala Alves. “Él es un hombre que puede transformar vidas y tiene que seguir luchando. Tenemos una misión y nadie nos hará tambalear”.

Retomando el tema de la cancha, Dani Alves se encuentra en condición de agente libre luego de una breve segunda estadía en el Barcelona. Fue una etapa feliz, aunque en última instancia frustrante, y el deseo de Alves consiste en encontrar un nuevo club para estar listo y poder jugar con su país en Qatar.

“No me fui triste”, explica Alves sobre sus seis meses en el Camp Nou, después de una turbulenta temporada en el São Paulo. “Me fui feliz por haber regresado a Barcelona. Soñé durante cinco años deseando vivir este segundo momento. Lo único que no me gustó fue cómo gestionaron mi salida“.

“Desde que llegué, dejé muy en claro que ya no era un chico de 20 años y que quería que las cosas se hicieran de frente, sin esconderlas. Pero este club ha pecado en los últimos años. Al Barcelona no le importan las personas que hicieron historia para el club. Como culê (aficionado del Barcelona), me gustaría que el Barcelona hiciera las cosas de una manera diferente. No hablo de mí porque mi situación era otro escenario. Estaré eternamente agradecido con Xavi y con el presidente por haberme traído de vuelta”.

“Encontré un club lleno de gente joven con ideas increíbles sobre la cancha”, dice Alves, quien jugó 17 veces con el Barcelona en su segunda estadía después de haber participado en 247 ocasiones durante una primera etapa de ocho años llena de trofeos. “Pero tiene que mejorar el trabajo fuera de la cancha. La mentalidad es completamente opuesta a la que construimos hace unos años. Todo lo que ocurre en el campo es un reflejo de lo que ocurre afuera”.

Dani Alves: 'Todos dicen que soy viejo, pero estoy completamente en desacuerdo' - dani-alves-2
Dani Alves jugó 17 partidos con el Barcelona la temporada pasada en su segunda estadía en el club. Foto: Albert Gea/Reuters

“Apoyo que el Barcelona regrese a lo más alto, pero es algo súper complicado. El futbol es más equilibrado, es un juego colectivo. Y eso lo han dejado de lado en el club”.

Desde que Alves dejó el Barcelona el mes pasado, se le ha relacionado con diversos clubes, entre ellos el Real Valladolid, que es propiedad mayoritaria de la leyenda brasileña Ronaldo. No se ha fijado una fecha límite para que encuentre un nuevo club, pero el criterio es claro. “Me gustan los retos y me adapto a cualquier situación”, comenta Alves. “Hoy estoy desempleado, pero han surgido cosas interesantes. Estoy investigando sobre lugares a los cuales ir que tienen un buen nivel de competitividad”.

“Así es el futbol. Tienes que juntarte con personas que quieren el mismo objetivo, que quieren competir, ganar. A mí me gusta ganar. Quiero ir a un lugar donde pueda ganar”.

Otro de los clubes interesados en fichar a Dani Alves es el Club Athletico Paranaense, dirigido por Luiz Felipe Scolari, con quien el defensa jugó el Mundial de 2014. Si decide ir a ese club, regresará a un país donde la violencia contra los futbolistas está aumentando. Desde principios de año, jugadores de Bahía, Fortaleza, Grêmio y Paraná han sido golpeados por los aficionados. Durante un partido disputado en enero, un hombre armado con un cuchillo entró a la cancha para amenazar a alguien en un partido de la selección sub-20.

“Tenemos que mejorar el futbol brasileño, tenemos que luchar contra la violencia en los estadios. Es vergonzoso lo que ha sucedido en los partidos”, sostiene Alves. “Las personas tienen hijos, quieren ver algo que puedan admirar. Si no, se convierte en frustración, en un trauma”.

“No podemos quedarnos en la cima de la historia porque entonces no se escribe ningún capítulo. Eso es lo que intenté hacer, pero me crucificaron (en São Paulo). No descarto ninguna situación, pero si regreso a Brasil, será al Athletico Paranaense”.

Tras haber cumplido 39 años en mayo, es inevitable que se mencione la edad de Dani Alves cada vez que se habla sobre la posibilidad de que prolongue su carrera. Él reconoce que se trata de un problema, pero cree que sigue siendo capaz de rendir al más alto nivel. “Sé que todos están hablando de mi edad, que soy viejo, que hace 20 años todos me querían y hoy no. Pero estoy en completo desacuerdo porque hoy tengo la experiencia que no tenía hace 20 años. Cuando hay un partido importante, los veinteañeros se ponen nerviosos y se preocupan, pero yo no”.

“La edad tiene sus pros y sus contras. Hay muchas cosas que haces cuando tienes 20 años, pero que no haces cuando eres mayor. La madurez proviene del simple hecho de vivir. También tengo la experiencia de haber vivido casi todo en el deporte”.

Dani Alves es uno de los líderes de la selección brasileña y estuvo presente a lo largo de su ciclo mundialista. Aun así, sabe que necesita tener un alto rendimiento para asegurar que Tite lo convoque para la Copa Mundial. Su larga relación y de confianza no es una garantía de nada.

“Nadie juega por ser amigo del entrenador. Al final, su trabajo es el que está en riesgo”, comenta Alves. “Él no se va a exponer. No es tonto. Necesita jugadores que se ajusten a lo que él necesita. Tite y yo tenemos muchos años de trabajo juntos. Se trata de una relación en la que uno confía y exige al otro un alto rendimiento. Es muy selectivo”.

“¿Cómo alguien deja la granja para convertirse en el mayor ganador de la historia del futbol? Es cuestión de trabajo. No tengo el talento natural de (Lionel) Messi, Neymar, Ronaldinho, Ronaldo, Romario. Sé que tengo que trabajar mucho para lograr lo que quiero. Tengo mi talento, pero también trabajo duro y tengo disciplina”.

Después de haber jugado para Brasil en 125 ocasiones, entre ellas los Mundiales de 2010 y 2014, Alves está bien preparado para juzgar sus perspectivas en Qatar. Asegura que tienen una gran posibilidad de ganar el Mundial por primera vez en 20 años e incluso llega a decir que la Seleção es “indudablemente una favorita”. Pero una favorita con respecto a los rivales, ya que hemos vivido muchos momentos diferentes en estas competencias”.

“Ya nos han puesto a prueba muchas veces. Tuvimos una gran experiencia de aprendizaje. Ahora es el momento de cosechar los buenos frutos. Estamos en el camino correcto y tenemos que reivindicar el derecho a ser favoritos”.

Si Alves participa en el Mundial, ¿será ese el momento que elegirá para retirarse? “El último baile es cuando te vas a retirar, pero creo que seguiré bailando. Siempre es bienvenido un baile, independientemente del lugar y de qué baile. Yo no pienso así. Y el último baile ya pasó. Es mejor crear un nuevo capítulo, una nueva serie. Es otro capítulo de mi vida”.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales