La BBC pagará una indemnización a la exniñera real por la entrevista a Diana
Diana, princesa de Gales y Tiggy Legge-Bourke. La exniñera dijo que 'la angustia causada a la familia real es una fuente de gran aflicción para mí'. Foto: John Stillwell/PA

La BBC acordó pagar una importante indemnización por daños y perjuicios a la exniñera real Tiggy Legge-Bourke después de que se utilizaran falsas acusaciones de que ella tuvo una aventura con el príncipe Carlos para obtener la entrevista de Martin Bashir con Diana, princesa de Gales, en 1995.

La abogada de Legge-Bourke, Louise Prince, afirmó ante el tribunal superior que las acusaciones causaron “graves consecuencias personales para todos los implicados”.

Además de la acusación de la aventura, se informó al tribunal que Legge-Bourke fue acusada falsamente de haber quedado embarazada del bebé del príncipe Carlos y de haber abortado.

Prince señaló que Legge-Bourke, ahora conocida como Alexandra Pettifer, ha desconocido el origen de las acusaciones durante los últimos 25 años, pero que actualmente es probable que las “acusaciones falsas y maliciosas hayan surgido como resultado y en el contexto de los esfuerzos de Panorama de la BBC para conseguir la entrevista exclusiva con Diana, princesa de Gales”.

Se alega que Martin Bashir difundió las falsas acusaciones en su exitoso intento de ganar la confianza de Diana y convencerla de que aceptara la entrevista con Panorama. En un esfuerzo para acceder a la princesa, el periodista también creó estados de cuenta bancarios falsos y sugirió que personas cercanas a Diana vendían historias a los periódicos.

Aclamada en un principio como una de las mejores primicias periodísticas de todos los tiempos –con Diana compartiendo los detalles de su fallida relación con el príncipe Carlos ante decenas de millones de personas–, la entrevista de Panorama ahora es considerada como algo tan tóxico que el director general de la cadena británica BBC, Tim Davie, se comprometió a nunca volver a emitirla.

El jueves, Davie nuevamente pidió disculpas a la familia real por las “tácticas deshonestas” utilizadas por la BBC en pos de su entrevista y “por la manera en que la princesa Diana fue engañada y el posterior impacto en todas sus vidas”.

Señaló que era una cuestión lamentable que la BBC no hubiera investigado adecuadamente las acusaciones sobre la entrevista cuando surgieron por primera vez en la década de 1990.

“Si hubiéramos hecho correctamente nuestro trabajo, la princesa Diana habría conocido la verdad en vida. La defraudamos a ella, a la familia real y a nuestra audiencia”.

“Ahora que tenemos conocimiento de la escandalosa forma en que se obtuvo la entrevista, he decidido que la BBC nunca volverá a emitir el programa, ni concederemos la licencia en su totalidad o parcialmente a otras cadenas de televisión”.

“Naturalmente, sigue formando parte del registro histórico y es posible que en el futuro haya ocasiones en las que se justifique que la BBC utilice breves extractos con fines periodísticos, no obstante, serán pocas y tendrán que ser aprobadas a nivel del comité ejecutivo y enmarcadas en el contexto completo de lo que ahora sabemos sobre la forma en que se obtuvo la entrevista. Me gustaría exhortar a los demás a que ejerzan una moderación similar”.

El acuerdo con Pettifer fue anunciado en el tribunal superior el jueves. Pettifer se convirtió en una figura pública en la década de los noventa, cuando se encargaba de cuidar a los duques de Cambridge y de Sussex durante el período en que se estaban divorciando sus padres.

En un comunicado, Pettifer señaló: “Me decepciona que haya sido necesario emprender acciones legales para que la BBC reconozca el grave daño al que he sido sometida. Desafortunadamente, soy una de las muchas personas cuyas vidas han quedado marcadas por la forma deshonesta en que se realizó el programa Panorama de la BBC y por el hecho de que la BBC no haya investigado adecuadamente el proceso de realización del programa”.

“La angustia causada a la familia real es una fuente de gran aflicción para mí. Sé de primera mano cuán afectados estuvieron en ese momento, y cómo el programa y la falsa narrativa que creó han atormentado a la familia en los años posteriores. En especial porque, todavía hoy, quedan muchas cosas por explicar adecuadamente sobre la realización del programa”.

Su acuerdo constituye el último de una serie de pagos relacionados con la entrevista, que en conjunto le han costado a la BBC millones de libras en indemnizaciones y gastos legales.

Matt Wiessler, un diseñador gráfico que fue incluido en la lista negra del sector tras crear estados de cuenta bancarios falsos por orden de Martin Bashir, recibió una indemnización de cientos de miles de libras. El exsecretario privado de Diana, Patrick Jephson, recibió una importante suma que donó a la beneficencia, mientras que la BBC también realizó una donación a la beneficencia como disculpa para la familia real. Se cree que siguen en curso las negociaciones con otra persona afectada por la entrevista.

Martin Bashir aprovechó su entrevista con Diana para convertirse en una estrella mundial, entrevistando posteriormente a personajes de la talla de Michael Jackson y trabajando después en Estados Unidos, país en el que fue un personaje fijo en las cadenas informativas de televisión. Las persistentes preguntas sobre su ética periodística fueron ignoradas cuando regresó a la BBC como corresponsal de asuntos religiosos en 2016.

No obstante, el 25º aniversario de la entrevista de Panorama en 2020 provocó una reevaluación del programa, en la que el hermano de Diana, Earl Spencer, presionó para que se investigara exhaustivamente cómo se obtuvo la entrevista. Los periodistas utilizaron solicitudes de libertad de información para obtener documentos internos de la BBC que mostraban que la corporación tuvo conocimiento de las afirmaciones sobre las malas prácticas de Martin Bashir poco después de su emisión.

Bashir renunció a la BBC en 2021, alegando problemas de salud, antes de la publicación de un informe independiente condenatorio realizado por Lord Dyson.