Una aplicación ucraniana captura videos que podrían ayudar a procesar a Putin
Un fiscal de crímenes de guerra cerca de los edificios destruidos por los bombardeos rusos en Borodyanka, región de Kiev. La aplicación podría proporcionar pruebas cruciales para los investigadores. Foto: Zohra Bensemra/Reuters

Más de 13 mil imágenes del conflicto en Ucrania han sido grabadas por una aplicación que podría ayudar a procesar a Vladimir Putin y a otros líderes políticos o militares rusos en la Corte Penal Internacional.

La aplicación eyeWitness to Atrocities permite que las personas tomen fotos o videos con la hora, la fecha y el lugar registrados para probar su autenticidad. Posteriormente son almacenados de forma cifrada para que no puedan ser editados, lo cual aumenta su valor como evidencia.

La cantidad de contenidos enviados a la aplicación, que fue lanzada en 2015, ha aumentado de forma exponencial este año.

Wendy Betts, directora de la organización benéfica eyeWitness, con sede en el Reino Unido, señaló que las imágenes provenientes de Ucrania equivalen al contenido global de aproximadamente tres años que han observado en el pasado.

Ante la investigación de la Corte Penal Internacional (CPI) sobre los posibles crímenes de guerra o contra la humanidad cometidos en Ucrania, la evidencia podría resultar crucial.

“Sin duda, esa es la esperanza”, comentó Betts. “De las 13 mil piezas que tenemos, los indicios de ellas son, en primera instancia, conductas potencialmente criminales. Hay objetos civiles y artículos que han sido destruidos y otros posibles crímenes de guerra. Por tanto, el trabajo ahora consiste en relacionar eso con las líneas de investigación que cada uno de estos mecanismos de investigación tomará y lo combinará con las demás pruebas que posee, y entonces esperar que eso corrobore y ayude a reforzar esos casos”.

Betts señaló que eyeWitness ha estado en contacto con los investigadores de la CPI desde hace años y que esto continuaba en relación con el conflicto de Ucrania.

La aplicación fue desarrollada por la Unión Internacional de Abogados y la empresa de datos jurídicos LexisNexis como respuesta a la proliferación de periodistas ciudadanos y de grabaciones realizadas con teléfonos inteligentes, así como al reto que representa su verificación.

La aplicación aumenta la probabilidad de que las imágenes sean admitidas como evidencia al garantizar que no pueden ser alteradas desde el momento en que son tomadas –no se permite cargarlas en la aplicación– hasta que son utilizadas.

Un grupo de 40 abogados pertenecientes a grandes despachos londinenses que trabajan de manera gratuita redactan la descripción de las grabaciones para que puedan ser consultadas.

Las pruebas obtenidas con la tecnología eyeWitness fueron utilizadas por primera vez para imponer condenas en un tribunal militar en la República Democrática del Congo en 2018, relacionadas con una masacre de 2012.

Las fotos de las consecuencias capturadas en ese momento eran difíciles de verificar, por lo que su importancia como pruebas era limitada, sin embargo, cinco años después, la tecnología de eyeWitness permitió capturar fotos y videos verificables, entre ellos de fosas comunes y heridas de las víctimas sobrevivientes, que ayudaron a corroborar las fotos históricas y el testimonio de los testigos.

Hasta la fecha, eyeWitness ha presentado 28 expedientes a organismos de investigación en todo el mundo, que incluyen material relacionado con Ucrania, Palestina y Nigeria. Las investigaciones internacionales pueden progresar con lentitud, no obstante, Betts espera que la aplicación pueda ayudar a cambiar esa situación.

“Una de las ideas básicas de esto era que siempre podemos ayudar a reducir el tiempo de la investigación y el juicio, porque se dispone de un conjunto de pruebas más inmediato”, explicó. “Creo que estos avances tecnológicos introducidos en Ucrania realmente están contribuyendo a ese proceso”.

Aunque históricamente eyeWitness suele trabajar con grupos de la sociedad civil –como en Ucrania, donde ha estado trabajando con organizaciones en el Donbás desde 2017–, cuando comenzó el conflicto, la asociación puso la aplicación a disposición de la población en general, lo cual ha contribuido a aumentar las contribuciones.

“Creo que lo que estamos observando en Ucrania es que las ideas originales de eyeWitness están rindiendo frutos”, dijo Betts.