¿La tumba de Ivana ayudará a Donald Trump con exenciones fiscales?
Trump National Golf Club en Bedminster, Nueva Jersey, donde Ivana Trump fue enterrada el mes pasado. Foto: Seth Wenig/AP

Cuando Ivana Trump, la primera esposa de Donald Trump, fue enterrada el mes pasado cerca del primer hoyo del Trump National Golf Club en Bedminster, Nueva Jersey, pocos se imaginaron inmediatamente que la ubicación de su tumba también podría ser de utilidad para la planeación fiscal planteada desde hace tiempo de su exesposo.

El código fiscal de Nueva Jersey exime a los terrenos de los cementerios de todo tipo de impuestos, tasas y valoraciones, y su tumba, como tal, potencialmente tiene repercusiones fiscales ventajosas para un fideicomiso de la familia Trump que es propietaria del establecimiento de golf, en un estado donde los impuestos sobre la propiedad y la tierra son notoriamente altos.

Según los documentos publicados por ProPublica, el fideicomiso de la familia Trump anteriormente intentó designar una propiedad cercana en Hackettstown, Nueva Jersey, como una empresa de cementerios sin fines de lucro.

Sin embargo, Ivana Trump, que falleció a principios de este mes a los 73 años tras sufrir una caída en su casa ubicada en Manhattan, en la ciudad de Nueva York, es la primera persona de la que se sabe que fue enterrada en el campo de golf, donde Donald Trump y su familia pasan mucho tiempo en los veranos.

En virtud del código fiscal de Nueva Jersey, las empresas de cementerios no solo están exentas de los impuestos sobre bienes inmuebles, tasas y valoraciones o impuestos sobre la propiedad personal, sino también de los impuestos sobre las empresas, los impuestos sobre las ventas, los impuestos sobre la renta y los impuestos sobre las herencias, según indica el medio Insider.

Brooke Harrington, profesora de sociología en la universidad de Dartmouth, en New Hampshire, publicó en Twitter el sábado que había investigado las afirmaciones de que el lugar de descanso de Ivana Trump podría beneficiar la planeación fiscal de su exesposo desde el más allá.

“Como investigadora de impuestos, me sentía escéptica ante los rumores de que Trump enterró a su exesposa en ese triste pequeño lote en su campo de golf en Bedminster, Nueva Jersey, únicamente para obtener exenciones fiscales. Así que revisé el código fiscal de Nueva Jersey y amigos… es una victoria triple de evasión de impuestos. El impuesto sobre la propiedad, sobre la renta y sobre las ventas, todos eliminados”, escribió Harrington, después de que comenzaran a surgir en las redes sociales opiniones que acusaban a Trump de estar motivado principalmente por la posibilidad de una exención fiscal.

Posteriormente, Harrington escribió en Twitter el código fiscal completo de Nueva Jersey relativo a los terrenos de los cementerios. Aunque no hay ninguna estipulación para la cantidad de restos humanos necesarios para tener derecho a la exención, las ventas de coronas funerarias, arreglos de hoja perenne más grandes, flores y otros artículos similares están sujetos a impuestos.

Al tiempo que dijo sentirse sorprendida por dichas sugerencias fiscales, también acusó a Donald Trump de enterrar a su esposa en “poco más que una tumba de indigentes” y, en consecuencia, deshonrar a los tres hijos que tuvieron juntos, Ivanka, Don Jr y Eric.

Informes anteriores sugirieron que el exesposo de Ivana había planeado construir diferentes tipos de operaciones relacionadas con el cementerio en el campo de golf de Bedminster.

La semana pasada fue la sede del torneo de golf LIV, respaldado por Arabia Saudita, y fue objeto de protestas por parte de algunas familias de las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, después de que Donald Trump se sumara anteriormente a las opiniones de que el reino se encontraba detrás del complot de Al Qaeda para secuestrar aviones de pasajeros y estrellarlos contra el World Trade Centre de Nueva York y el Pentágono.

La estación de radio pública estadounidense NPR informó en 2012, con el titular en línea “Fairway to Heaven”, que Trump tenía planeado construirse un mausoleo en la propiedad, provocando algunas objeciones locales. La propuesta fue ampliada posteriormente a un cementerio que podría albergar más de mil tumbas.

Posteriormente, ese plan fue descartado y sustituido por un diseño para un “cementerio familiar privado de 10 lotes” en el mismo lugar, y perfeccionado nuevamente hasta convertirse en una propuesta para un cementerio comercial de 284 lotes, informó la estación.

Ivana Trump fue enterrada en un lote cercano al primer tee del campo de golf, tras su funeral en Manhattan el 20 de julio. Su lugar de descanso está identificado con una rudimentaria corona funeraria de flores blancas y una lápida de granito grabada.

No obstante, es poco probable que el lote de 1.5 acres proporcione exenciones fiscales para toda la propiedad de Bedminster, cualquier exención solo es aplicable siempre y cuando el lote tenga menos de 10 acres.

Sin embargo, cada exención cuenta, y el expresidente designó anteriormente el terreno como una granja debido a que algunos árboles del lugar son convertidos en abono utilizado para los macizos de flores, según informó el periódico Washington Post.

Las ideas de Trump de designar parcialmente el campo de golf como cementerio datan al menos de 2014. En los planes presentados en aquel entonces a las autoridades locales y estatales figuraba una propuesta de un par de cementerios, uno para la familia y otro con 284 lotes para la venta. El periódico The Washington Post señaló que los compradores, presumiblemente ávidos jugadores de golf, “podrían pagar una clase de membresía eterna” al club.

No obstante, Trump, fiel a su estilo, no había decidido en ese momento qué camino seguir. Robert Holtaway, un funcionario de la ciudad de Bedminster, señaló que tenía dudas sobre los planes del cementerio. “Nunca tuvo sentido para mí”. Sin embargo, añadió, “nosotros no cuestionamos los motivos. Estamos ahí como una junta de uso del suelo”.

Trump ya tiene un lote en el cementerio All Faiths ubicado en Jamaica, Queens, cerca de su madre y su padre, pero los planes para su mausoleo en Bedminster eran adecuadamente grandiosos: 5.7 metros de altura, en piedra, con obeliscos, y situado justo en medio del campo.

Trump no ha mencionado sus planes sobre cómo se conmemorará al “Eterno Donald” en el reino terrenal. En 2007, a la edad de 60 años, comentó al periódico New York Post que la elección de un mausoleo dorado era una opción racional.

“Nunca es algo que te guste pensar, pero tiene sentido”, comentó a la columna Page Six del periódico. “Es una tierra muy hermosa, y Bedminster es uno de los lugares más ricos del país”.