Los países más pobres, en riesgo de perder en la carrera mundial por la vacuna contra la viruela del mono
Dosis de la vacuna contra la viruela del mono listas para ser aplicadas en una clínica de Chicago, Estados Unidos, la semana pasada. Es probable que los países más pobres se queden rezagados. Foto: Eric Cox/Reuters

Ha comenzado la lucha por las vacunas contra la viruela del mono, con 35 países compitiendo para obtener las 16.4 millones de dosis que hay hasta el momento, según indicó la Organización Mundial de la Salud (OMS), y con el riesgo de que los países de bajos ingresos puedan salir perdiendo.

Meg Doherty, directora de los Programas Mundiales de VIH, Hepatitis e Infecciones de Transmisión Sexual de la OMS, indicó que existía “un riesgo bastante posible” de que los países que pujaran por los suministros fueran los de altos ingresos.

“Tendremos que estar atentos a esto”, señaló. “Nuestro mantra ha sido y sigue siendo que deseamos la equidad. Si la OMS tiene que decirlo más alto y con más fuerza en favor de los países que no tienen acceso, seguiremos haciéndolo”.

“No podemos tener una respuesta contra la viruela del mono que solo responda a Reino Unido, Canadá y Estados Unidos. Necesitamos una respuesta que también contemple lo que está ocurriendo en la República Democrática del Congo en estos momentos; en Nigeria, donde los casos están aumentando”.

Doherty habló en la conferencia internacional sobre el SIDA llevada a cabo en Montreal, Canadá, donde el profesor Chris Beyrer, de la Universidad Johns Hopkins, comentó el viernes que la viruela del mono era otra pandemia prevenible, y que las señales de alerta estaban presentes desde hace cinco años.

“Resulta que la viruela del mono salió de su zona endémica de África central hacia África occidental en 2017, hace cinco años, y ese brote ha durado cinco años sin que hubiera urgencia, ni respuesta, ni compromiso por parte de la OMS en torno a las vacunas en esos países”, explicó Beyrer, miembro de un comité de Lancet en desarrollo sobre salud y derechos humanos.

Y añadió: “Ahora que ha pasado de seis países endémicos a 76, y que constituye la nueva amenaza sanitaria mundial emergente en los países desarrollados, tenemos esta percepción de urgencia”.

Doherty comentó que eran inminentes las conversaciones con Japón, país en el que se había desarrollado otra vacuna, y que también existían dosis de 100 millones de vacunas contra la viruela, aunque “seguramente es la vacuna menos probable que la mayoría de los países deseen utilizar en este momento, debido a sus posibles efectos secundarios”.

La vacunación de todas las personas que lo necesitan requerirá mucho tiempo. En Montreal, solo un tercio de la población de mayor riesgo, los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, ha sido vacunada, es decir, 20 mil dosis de las 60 mil personas que se calcula pueden ser vacunadas en la ciudad, señaló Marina Klein, directora de investigación de enfermedades virales crónicas de la Universidad McGill.

Las últimas cifras de la OMS revelan casi 20 mil casos de viruela del mono en 78 países, y cinco muertes. Los datos indican que el 98% de las personas afectadas son hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, no obstante, se han registrado un pequeño número de casos en mujeres y un par en niños.