Ezra Miller rompe su silencio para disculparse ‘con todos los que he alarmado’
El actor Ezra Miller se disculpó por su 'comportamiento pasado' y dijo que está buscando tratamiento para 'problemas complejos de salud mental'. Foto: Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic

El actor Ezra Miller rompió su silencio en medio de una creciente lista de problemas legales y acusaciones de comportamiento inestable, diciendo que está buscando tratamiento para “problemas complejos de salud mental”.

En una declaración facilitada por un representante del actor a la revista Variety el martes, el actor no binario de 29 años se disculpó por cualquier alarma que elle pudiera haber causado.

“Tras haber pasado recientemente por un momento de intensa crisis, ahora comprendo que sufro complejos problemas de salud mental y he comenzado un tratamiento continuo“, expresó Miller.

“Quiero disculparme con todos los que he alarmado y molestado con mi comportamiento anterior. Me comprometo a realizar el trabajo necesario para volver a una etapa sana, segura y productiva de mi vida”.

El papel actual de Miller como The Flash en el universo de superhéroes de DC Comics, incluyendo su próximo papel protagonista en la primera película independiente del personaje, se ha visto eclipsado por las acusaciones sobre su comportamiento fuera de la pantalla en los últimos dos años.

En fechas recientes, Miller fue acusado de un delito de robo en Vermont la semana pasada, después de que la policía estatal investigara un incidente en el que supuestamente se sustrajeron varias botellas de alcohol de una vivienda ubicada en Stamford en mayo.

Miller deberá comparecer ante el tribunal superior de Vermont el 26 de septiembre.

El actor también fue detenido en dos ocasiones a principios de este año en Hawai, la primera vez por alteración del orden público y hostigamiento en un bar de karaoke en marzo, y la segunda vez por agresión en segundo grado menos de un mes después. En el primer caso, Miller se declaró sin oposición a un único cargo de alteración del orden público y pagó una multa de 500 dólares, mientras que el cargo de hostigamiento fue desestimado. En el segundo, Miller fue puesto en libertad sin cargos.

Los padres de Tokata Iron Eyes, una activista nativa americana de 18 años, también presentaron a principios de este año una orden de restricción contra Miller, acusando al actor ante el tribunal de influir en su hija mediante “violencia, intimidación, amenaza de violencia, miedo, paranoia, delirios y drogas”. Tokata Iron Eyes recientemente comentó al medio Insider que esas acusaciones eran falsas.

Las acusaciones que rodean a Miller se han convertido en un motivo de preocupación para Warner Bros Discovery, el estudio detrás de dos enormes franquicias que Miller protagoniza de forma destacada: Las películas de DC Comics y la saga spin-off de Harry Potter, Animales fantásticos. Las críticas públicas contra el estudio se intensificaron a principios de este mes cuando anunció que iba a cancelar la película casi terminada de Batgirl, pero no la de The Flash.

Una fuente cercana al estudio comentó a Variety que Warner Bros apoyaba la decisión de Miller de buscar ayuda profesional.

El estreno de The Flash está previsto para el 23 de junio de 2023 y cuenta con las apariciones de Ben Affleck y Michael Keaton, ambos en el papel de Batman.