El multimillonario Xiao Jianhua, condenado a 13 años de prisión en China
Xiao Jianhua fotografiado en 2016. No ha sido visto en público desde que fue detenido en 2017. Foto: AFP/Getty Images

Xiao Jianhua, un multimillonario chino-canadiense que estuvo en el centro de un supuesto escándalo de secuestro en Hong Kong en 2017, fue condenado por un tribunal de Shanghái a 13 años de prisión y su empresa fue multada con la cifra récord de 55 mil 30 millones de yuanes.

Xiao, de 50 años, y su conglomerado Tomorrow Holdings fueron acusados de captar ilegalmente fianzas públicas, traicionar el uso de bienes depositados, así como de uso ilegal de fondos y soborno, indicó el Tribunal Intermedio Número 1 de Shanghái.

Xiao también fue multado con 6.5 millones de yuanes por los delitos, informó el tribunal de Shanghái, acusándolo a él y a Tomorrow de “violar gravemente la orden de gestión financiera” y “dañar la seguridad financiera del Estado”.

Entre 2001 y 2021, Xiao y Tomorrow le entregaron acciones, bienes inmuebles, dinero en efectivo y otros activos a funcionarios del gobierno que ascendían a un total superior a los 680 millones de yuanes, con el fin de evadir el control financiero y buscar intereses ilegítimos, dijo el tribunal.

Nacido en China y con estudios en la principal institución del país, la Universidad de Pekín, Xiao era conocido por tener vínculos con la élite del Partido Comunista del país. No obstante, no ha sido visto en público desde 2017, después de que fuera investigado en el marco de una campaña de represión contra los conglomerados liderada por el Estado.

La enorme fortuna empresarial de Xiao, una figura ermitaña, cambió por completo en enero de 2017 cuando fue sacado rápidamente del hotel Four Seasons de Hong Kong en una silla de ruedas supuestamente por agentes de seguridad chinos vestidos de civil, que en ese momento no tenían autorización para operar en Hong Kong.

Lo trasladaron al otro lado de la frontera con China, posiblemente en una embarcación para evitar los controles de inmigración, según un artículo del periódico New York Times.

En su momento, la policía de Hong Kong indicó que el hombre había cruzado la frontera con la China continental. La empresa Tomorrow también indicó que Xiao se encontraba en la China continental. A pesar de esto, el incidente conmocionó a Hong Kong en un momento en el que la influencia de Beijing era cada vez mayor. Dos años antes, cinco libreros de Hong Kong desaparecieron de varios lugares de Asia y reaparecieron en la China continental.

En los años que han transcurrido desde su desaparición, el imperio empresarial de Xiao fue objeto de una reestructuración. En julio de 2020, los reguladores chinos incautaron nueve de las instituciones relacionadas con el grupo, como parte de las medidas enérgicas contra los riesgos que plantean los conglomerados financieros. Pocos meses después, la empresa estatal de inversiones China Chengtong Holdings Group anunció que adquiriría una participación mayoritaria en una empresa de valores vinculada a Tomorrow Group.

Sin embargo, las noticias sobre el destino de Xiao comenzaron a surgir hasta este año. El mes pasado finalmente fue juzgado, más de cinco años después de su supuesto secuestro.