Trump demanda al gobierno de EU por el registro del FBI en Mar-a-Lago
El FBI registró Mar-a-Lago el 8 de agosto. Foto: Marco Bello/Reuters

Donald Trump presentó el lunes una demanda contra el gobierno de Estados Unidos por el registro efectuado por el FBI en su casa de Mar-a-Lago, con la que pretende impedir temporalmente que el buró lea el material incautado hasta que se pueda nombrar a un funcionario judicial especial para que revise los documentos en cuestión.

Como informó The Guardian el sábado, citando al abogado principal de Trump, Jim Trusty, y a dos fuentes familiarizadas con el asunto, “la demanda argumenta que el tribunal debería nombrar a una autoridad especial –generalmente un abogado o juez retirado– porque el FBI potencialmente incautó materiales privilegiados durante su registro y el Departamento de Justicia (DoJ) no debería decidir por sí mismo lo que puede utilizar en su investigación”.

La demanda, presentada en el tribunal de distrito de Estados Unidos para el distrito sur de Florida, también “requiere que el gobierno proporcione un acuse de recibo más detallado de la propiedad; y… requiere que el gobierno regrese cualquier artículo incautado que no estaba dentro del alcance de la orden de registro”.

El registro de Mar-a-Lago, el 8 de agosto, se realizó para buscar registros oficiales y material de la presidencia de Trump que los Archivos Nacionales y el Departamento de Justicia creen que fueron sacados indebidamente de la Casa Blanca cuando Trump dejó el cargo.

Se ha informado que el registro se llevó a cabo bajo la Ley de Espionaje, y que algunos de los materiales buscados estaban relacionados con armas nucleares.

En general, se ha considerado que el registro agravó significativamente el peligro legal que corre Trump, el cual abarca desde las investigaciones sobre sus asuntos empresariales en Nueva York hasta las investigaciones relativas a sus intentos de anular los resultados electorales.

Trump se negó a admitir la derrota ante Joe Biden en 2020, alegando que se había cometido un fraude electoral generalizado, una mentira que avivó su incitación a cometer el ataque mortal contra el Capitolio de Estados Unidos por parte de sus partidarios el 6 de enero de 2021.

A pesar de que un comité de la Cámara de Representantes llevó a cabo una serie de audiencias públicas para investigar el ataque contra el Congreso y la subversión electoral de Trump, el control de Trump sobre el partido republicano sigue siendo fuerte.

El expresidente aprovechó el registro del FBI en Mar-a-Lago para alegar maltrato por parte del gobierno de Biden, una postura respaldada por los republicanos que forman parte del Congreso y la base electoral del partido.

La demanda presentada el lunes calificó el registro como “una medida escandalosamente agresiva” que “no comprendía la angustia que causaría a la mayoría de los estadounidenses”. La demanda presenta una perspectiva parcial de cómo se desarrolló el registro y alega acciones injustas por parte del Departamento de Justicia.

En una declaración inconexa, Trump arremetió contra aquellos que considera sus enemigos conocidos dentro de la policía y el poder judicial. “Ahora exigimos que se ordene al Departamento de ‘Justicia’ que DETENGA inmediatamente la revisión de los documentos incautados ilegalmente en mi casa. TODOS los documentos fueron desclasificados anteriormente”, señaló Trump.

Y añadió: “Este Allanamiento, Registro y Confiscación de Mar-a-Lago fue ilegal e inconstitucional, y estamos tomando todas las medidas necesarias para recuperar los documentos, que les habríamos dado sin la necesidad del despreciable allanamiento de mi casa, para que se los pueda entregar a los Archivos Nacionales hasta que sean requeridos para la futura Biblioteca y Museo Presidencial Donald J. Trump”.

Este mismo lunes, un juez federal que está considerando el intento de las organizaciones de medios de comunicación de desvelar la orden judicial utilizada para justificar el registro indicó que todavía no había decidido si la publicación de una versión redactada cumpliría algún propósito útil.

El juez, Bruce Reinhart, escribió: “No puedo afirmar en este momento que las redacciones parciales serán tan extensas que darán lugar a una divulgación sin sentido, pero en última instancia puedo llegar a esa conclusión después de haber escuchado más del gobierno”.

El Departamento de Justicia se opone a la divulgación de la orden, citando que hay una investigación en curso.

La demanda que Trump presentó el lunes también pretendía centrar la atención en sus continuas sugerencias de que pronto anunciará su nueva candidatura a la Casa Blanca.

“No se puede permitir que la política influya en la administración de justicia”, indicaba. “El presidente Donald J Trump es el claro favorito para las primarias presidenciales republicanas de 2024 y para las elecciones generales de 2024, en caso de que decida postularse”.

“Además, su apoyo en las elecciones de medio mandato de 2022 ha sido decisivo para los candidatos republicanos”.

La demanda también indica: “La aplicación de la ley es un escudo que protege a los estadounidenses. No puede ser utilizado como un arma con fines políticos”.

Trump demanda al gobierno de EU por el registro del FBI en Mar-a-Lago - qatar-2022-5dic-hd