Subastan superyate de 75 mdd vinculado a multimillonario ruso sancionado
El Axioma atracado en el Caribe en 2018. El tribunal del almirantazgo de Gibraltar subastó la embarcación. Foto: Panther Media GmbH/Alamy

Un superyate cuyo valor asciende a 65 millones de libras, propiedad de un oligarca ruso sancionado, atrajo 63 pujas en una subasta en Gibraltar, en lo que constituye la primera venta de activos de un oligarca desde que Putin invadió a Ucrania en febrero.

El Axioma, de 72.5 metros, fue incautado al multimillonario del sector siderúrgico Dmitry Pumpyansky en marzo a raíz de las sanciones impuestas por el Reino Unido, la Unión Europea y Estados Unidos.

La oficina del mariscal del almirantazgo en Gibraltar indicó el martes que “se han recibido 63 pujas” por el Axioma, aunque se negó a detallar el valor de las mismas por el yate, que cuenta con seis lujosos camarotes para huéspedes, una alberca, una sala de cine en 3D, gimnasio, jacuzzi y un spa completamente equipado.

“El mariscal del almirantazgo seleccionará al postor ganador, pero los detalles del postor y el valor de la puja serán confidenciales”, indicó el tribunal en un comunicado. “Los detalles sobre el valor de venta de la embarcación se darán a conocer una vez que se haya completado la transacción, lo que podría ocurrir en aproximadamente 10 a 14 días”.

La venta del Axioma ha suscitado polémica debido a que no lo están vendiendo en beneficio del pueblo ucraniano, sino de un banco de inversión estadounidense, JP Morgan, que afirma que Pumpyansky le debe más de 20.5 millones de euros.

Hasta marzo de este año, Pumpyansky era el propietario y presidente del fabricante de tubos de acero OAO TMK, un proveedor de la empresa energética estatal rusa Gazprom. El Reino Unido indicó que el multimillonario, que según dijo había acumulado una fortuna calculada en mil 840 millones de libras, era uno de los oligarcas “más cercanos a Putin”.

El gobierno de Gibraltar incautó el yate después de que JP Morgan presentara una reclamación judicial, según la cual el holding empresarial de Pumpyansky, Pyrene Investments, le debía más de 20 millones de dólares.

JP Morgan señaló que el hecho de que el multimillonario hubiera sido sancionado suponía el incumplimiento de los términos del préstamo, ya que legalmente no podía aceptar los pagos del mismo por parte de Pyrene, y solicitó a los tribunales de Gibraltar la detención y venta del yate.

Se produjo una “inesperada avalancha tardía de posibles compradores” en todo el mundo interesados en la embarcación, comentó Nigel Hollyer, corredor del mariscal de almirantazgo del tribunal supremo de Gibraltar que dirigió la subasta, a The Guardian la semana pasada.

El yate, que fue diseñado por el célebre diseñador de superyates Alberto Pinto, fue construido por Dunya Yachts en Turquía en 2013. El barco, que originalmente recibió el nombre de Red Square antes de ser rebautizado como Axioma, estaba disponible para que otros millonarios lo rentaran por 558 mil 500 dólares por semana.

“Con sus lujosos interiores, su amplia gama de instalaciones a bordo y una tripulación altamente capacitada y profesional, unas vacaciones en el yate de motor de lujo Axioma prometen ser nada menos que espectaculares”, afirma el anuncio de renta.

El Axioma es el primer yate de lujo incautado del que se sabe que es subastado desde que Occidente les impuso sanciones a los rusos poderosos después de la invasión de Ucrania en febrero.

Desde el inicio de la invasión, los gobiernos de todo el mundo han incautado decenas de yates y casas vinculadas a oligarcas rusos. Las autoridades británicas y estadounidenses han señalado que procurarán enviar a Ucrania las ganancias de los activos vendidos.
James Jaffa, abogado del despacho británico Jaffa & Co, especializado en yates y que representó al Axioma antes de que fuera incautado, indicó que era probable que la embarcación se vendiera por “mucho menos” de 20 millones de euros.

Después de la subasta, comentó, sería necesario realizar el pago del corredor de embarcaciones, los salarios de la tripulación, el astillero y el mantenimiento antes del banco.

No obstante, si la venta resulta exitosa, será un “punto de referencia” para otros bancos que deseen recuperar sus pérdidas subastando los bienes embargados y otros activos de los oligarcas sancionados.

“Axioma marcará un parteaguas para los activos que tienen al financiamiento bancario en su contra porque el resto de los bancos se darán cuenta de que se puede vender el activo y que pueden recuperar parte o todo su dinero”, explicó.

No obstante, insistió en que los activos que no tienen reclamaciones financieras en su contra y que fueron embargados por los gobiernos únicamente debido a las sanciones serán más difíciles de vender.