Vladimir Putin firma un decreto para aumentar el número de soldados rusos
Un soldado ruso vigila una zona del Callejón de la Gloria en la ciudad ucraniana de Kherson, que fue tomada en marzo. Foto: AP

Vladimir Putin firmó un decreto para aumentar el número de soldados de las fuerzas armadas de Rusia de 1.9 millones a 2.04 millones, en un momento en que la guerra en Ucrania inicia su séptimo mes sin señales de disminuir.

El decreto del presidente ruso parece evidenciar el objetivo del país de reponer sus fuerzas armadas, las cuales han sufrido grandes pérdidas en Ucrania y no han logrado su objetivo de tomar la capital, Kiev.
La orden, que será efectiva a partir del 1 de enero, incluye un aumento de 137 mil soldados de combate, hasta 1.15 millones.

Esto supone un notable aumento del número de soldados del ejército desde la última vez que Rusia amplió el tamaño de sus fuerzas armadas en 2017, cuando añadió 13 mil 698 militares y 5 mil 357 elementos no combatientes.

Rusia no hace público el número de bajas que ha sufrido en Ucrania, sin embargo, en mayo el Ministerio de Defensa del Reino Unido indicó que Moscú había perdido hasta un tercio de sus soldados de combate terrestre desde el inicio de la guerra.

El director de la CIA, William Burns, informó el mes pasado que se calculaba que 15 mil militares rusos habían muerto en Ucrania, “y posiblemente haya el triple de heridos”.

Moscú, que hasta el momento ha decidido no declarar una movilización general, recientemente ha intensificado sus esfuerzos para reclutar nuevos soldados, a través de lo que algunos expertos denominan “movilización encubierta”.

Las regiones de toda Rusia han comenzado a formar batallones de voluntarios, ofreciendo lucrativos contratos a corto plazo a hombres de entre 18 y 60 años. Los servicios de inteligencia de Occidente también indicaron que se está recurriendo a empresas militares privadas, como el grupo Wagner, a fin de reforzar las fuerzas del frente ruso, ya que el Kremlin se enfrenta a la escasez de tropas.

El decreto publicado el jueves no especificó la manera en que se llevaría a cabo el aumento de los soldados, no obstante, ordenó al gobierno que asignara el presupuesto correspondiente al ejército.

Pavel Luzin, un experto militar ruso, señaló que Moscú tendría dificultades para aumentar su número de soldados, alegando que “este decreto contradice la realidad objetiva que existe en el terreno”.

La orden de Putin se da a conocer después de que un alto diplomático ruso comentara esta semana al periódico Financial Times que Moscú no contempla la posibilidad de una solución diplomática para poner fin a la guerra en Ucrania y que prevé un conflicto prolongado.

Ucrania también descartó la posibilidad de entablar conversaciones de paz, con el presidente Volodímir Zelenski prometiendo recuperar el territorio perdido del este y el sur del país.

El jueves, un tribunal ruso puso bajo arresto domiciliario a Yevgeny Roizman, un político de la oposición que ha criticado abiertamente la invasión contra Ucrania, mientras es investigado por cargos de “desacreditar” al ejército ruso.

Roizman, exalcalde de Ekaterimburgo, fue detenido el miércoles. Tiene prohibido salir de su casa, asistir a eventos públicos o utilizar internet, y solo se puede comunicar con sus familiares más cercanos, sus socios, su abogado y los investigadores.

El tribunal no decidió encarcelarlo, posiblemente debido a la preocupación de que su detención podría generar protestas públicas en Ekaterimburgo, la cuarta ciudad más grande de Rusia.