Denuncian que familia de Bolsonaro pagó 51 propiedades en efectivo
Jair Bolsonaro atribuyó la información a 'un medio que no tiene la más mínima credibilidad'. Foto: Adriano Machado/Reuters

Las turbias finanzas de la familia de Jair Bolsonaro son objeto de un nuevo escrutinio después de que se denunciara que el presidente brasileño y sus parientes cercanos utilizaron dinero en efectivo para pagar más de 50 propiedades valuadas en millones de dólares.

Las acusaciones –resultado de una investigación de siete meses realizada por el grupo informativo brasileño UOL– sugieren que, entre 1990 y 2022, los miembros del clan Bolsonaro utilizaron en repetidas ocasiones grandes sumas de dinero en efectivo para pagar departamentos, casas y terrenos en ciudades como Río de Janeiro y Sao Paulo.

“Jair Bolsonaro y sus parientes más cercanos adquirieron 107 propiedades en los últimos 30 años y al menos 51 de esas propiedades fueron compradas con dinero en efectivo“, afirmó UOL, citando cientos de escrituras públicas e inmobiliarias, así como entrevistas con los vendedores.

Una de las propiedades –una “mansión” ubicada en la zona rural de Sao Paulo– supuestamente fue adquirida por 2.67 millones de reales por el cuñado de Bolsonaro, quien supuestamente utiliza el sobrenombre de “Jagunco” (sicario).

“El presidente tiene que explicar el origen de este dinero. ¿De dónde salió ese dinero?”, comentó Juliana Dal Piva, una de los reporteros detrás de la revelación.

Bolsonaro, que ganó el gobierno en 2018 prometiendo luchar contra la corrupción, reaccionó mordazmente a la información, que atribuyó a “un medio informativo que no tiene la más mínima credibilidad”. “¿Cuál es el problema de pagar una propiedad en efectivo?” según preguntó Bolsonaro, encogiéndose de hombros ante la posibilidad de que se lleve a cabo una investigación. “Investiguen, Dios mío”, dijo a los periodistas.

Leonardo Sakamoto, columnista de UOL, escribió: “No hace falta ser un genio de las finanzas para entender que el uso de grandes sumas de dinero en efectivo para comprar propiedades constituye un medio de lavado de recursos de origen ilegal”.

Dal Piva indicó que un caso que involucra al hijo senador de Bolsonaro, Flávio Bolsonaro, implicó el pago en efectivo de 638 mil reales por dos departamentos ubicados en el barrio playero de Copacabana, en Río de Janeiro.

“Son más de 100 mil dólares, es una cantidad extraordinaria… y hay varias transacciones de este tipo de 100 mil, 200 mil o 500 mil [reales]. Nunca han explicado el origen de ese dinero ni el motivo por el que decidieron utilizar efectivo en lugar de realizar una transferencia electrónica o pagar con un cheque”, señaló Dal Piva, autora de un próximo libro sobre los asuntos financieros del presidente, titulado Jair’s Business: The Forbidden History of the Bolsonaro Clan (Los negocios de Jair: La historia prohibida del clan Bolsonaro).

El libro, que será publicado en septiembre por una de las principales editoriales de Brasil, promete revelar un supuesto esquema de corrupción de larga data que involucra a Bolsonaro y a sus hijos políticos.

Durante años, la familia Bolsonaro se ha visto perseguida por acusaciones de participación en una estafa ilegal conocida como “rachadinha”, que implica la malversación de los salarios de los empleados. La familia ha rechazado estas acusaciones.

Las revelaciones de esta semana surgen en un momento en que Bolsonaro se enfrenta a una ardua lucha para garantizarse un segundo mandato de cuatro años cuando Brasil elija a su próximo presidente el 2 de octubre. El excapitán del ejército, de extrema derecha, está perdiendo en las encuestas ante su rival de la izquierda, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Este domingo, en el primer debate presidencial, Bolsonaro acusó a Lula de liderar “el gobierno más corrupto de la historia de Brasil”.

Sin embargo, el martes fue Bolsonaro quien se enfrentó a preguntas incómodas. Dal Piva comentó que no le sorprendió que el presidente se negara a explicar el uso de tanto dinero en efectivo.
“Le asusta esta noticia”, dijo. “Por eso no responde”.