El director de Shell se prepara para dejar su cargo, indican los informes
Ben van Beurden se convirtió en director ejecutivo de Shell en 2014. Foto: Horacio Villalobos/Corbis/Getty Images

Ben van Beurden, director ejecutivo de Shell desde hace muchos años, se está preparando para dejar su puesto el próximo año después de casi una década en el cargo, según la agencia de noticias Reuters.

La empresa energética con sede en Londres ha seleccionado a cuatro candidatos internos para que ocupen su lugar después de meses de esfuerzos de planificación de la sucesión que se vieron agilizados una vez que Sir Andrew Mackenzie se convirtió en presidente de Shell en mayo de 2021.

Van Beurden, quien asumió el cargo en 2014, dejaría Shell en medio de la crisis energética más grave de su gestión, la cual ha impulsado subsecuentemente las ganancias del gigante del petróleo y el gas a máximos históricos.

El director energético, que recibió un sueldo de 7.4 millones de euros en 2021, advirtió a principios de esta semana que la escasez de gas en Europa probablemente duraría varios años, planteando la perspectiva de que se produzca un continuo racionamiento energético.

Van Beurden podría ser sustituido por el director canadiense de la división integrada de gas y energías renovables de Shell, Wael Sawan, de quien se dice que es el candidato favorito en la búsqueda de sucesor de Shell, informa Reuters. Entre los otros candidatos figuran la directora financiera de Shell, Sinead Gorman; su directora de exploración y producción, Zoe Yujnovich; y el director de las operaciones de refinado de la empresa, Huibert Vigeveno, según la agencia de noticias.

Shell declinó realizar comentarios sobre la inminente salida de Van Beurden o sus posibles sucesores.

La salida de Van Beurden pondría fin a su carrera de casi 40 años en Shell, empresa a la que se incorporó en 1983. Durante su etapa como director ejecutivo supervisó una de las adquisiciones más importantes de la empresa en décadas, la compra del BG Group por 53 mil millones de dólares en 2016, y recientemente orquestó la reubicación de la sede de la empresa de los Países Bajos a Londres.

Aunque dirigió la empresa durante dos grandes crisis del mercado del petróleo, Van Beurden se retirará justo en el momento en que los elevados precios del petróleo están impulsando las ganancias de Shell a niveles récord. Dichas ganancias están sujetas a un impuesto sobre beneficios extraordinarios en Reino Unido, país en el que los consumidores tienen que afrontar costos muy elevados.

A principios de esta semana, Van Beurden advirtió que la inminente escasez de gas provocada por la invasión de Rusia contra Ucrania podría continuar durante varios años, suscitando el temor de un racionamiento energético. “Es muy posible que pasemos varios inviernos en los que tengamos que encontrar algunas soluciones”, comentó en una conferencia de prensa en Noruega el lunes.

Van Beurden señaló que sería necesario encontrar soluciones a la crisis energética a través de “ahorros de eficiencia, a través del racionamiento y una muy, muy rápida creación de alternativas”.

Y añadió: “La idea de que esto va a ser de algún modo sencillo, o que va a terminar, creo que es una fantasía que deberíamos dejar de lado”.

Las acciones de Shell aumentaron casi un 2% en las operaciones matutinas del viernes.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales