No salives, cariño: ¿realmente Harry Styles le escupió a Chris Pine?
Regazo de los escupitajos... Olivia Wilde, Chris Pine, Harry Styles y Gemma Chan en el estreno de Don't Worry Darling. Foto: Vittorio Zunino Celotto/Getty Images

Si tienes TikTok, o Twitter, o cualquier red social en realidad, existe una gran posibilidad de que hayas sido sometido repetidamente al mismo video durante todo el día. Si es real, es uno de los videos más extraños que han llegado a internet. Se trata de un video de Harry Styles escupiéndole a Chris Pine en el estreno de Don’t Worry Darling.

Todo aquel que se ha mantenido al tanto de Don’t Worry Darling sabrá que no es particularmente buena. La cadena BBC la calificó como “cáscara vacía”, el medio The Daily Beast dijo que el “bastardo acento británico de Harry Styles es una distracción” y Peter Bradshaw señaló que toda la película es “una película dejada a la deriva en un desierto de falta de originalidad”. Pero entonces la película tendría que haber sido una auténtica obra maestra para superar su propio caos entre bastidores.

A estas alturas, la historia se ha vuelto demasiado difícil de manejar como para resumirla brevemente, pero aquí va. Hace unas semanas se rumoraba que la estrella de la película, Florence Pugh, estaba involucrada en una especie de pleito con su directora, Olivia Wilde. Como consecuencia, Pugh se retiró de la mayor parte de la promoción de la película, dejando a Wilde sola. Parte de esto consistió en que ella afirmó que la directora había despedido a Shia LaBeouf de la película debido a la aparición de su “política de no ser un imbécil”, pero esto quedó en entredicho cuando LaBeouf publicó un video en el que Wilde le rogaba que regresara a la película después de que él aparentemente renunciara, durante el cual ella describió un incidente no previsto como “una llamada de atención para la señorita Flo”.

Pero todo esto es cosa del pasado. Ayer se celebró el estreno de Don’t Worry Darling en Venecia, y fue una oportunidad para que todos los implicados se restablecieran ante el público. Todos estuvieron ahí –incluso Pugh llegó a Italia para la ocasión– y todos tenían la mente puesta en nada más que en la hermosa limitación de daños.

Y entonces Harry Styles pareció escupirle a Chris Pine. Esto es lo que muestra un video que circula por las redes sociales. El estreno está a punto de comenzar. Chris Pine está sentado torpemente en su asiento, Olivia Wilde está a un lado y una silla vacía al otro. No deja de mover torpemente todo su cuerpo, como si esperara algo. Y entonces Harry Styles entra en escena, con un cuello de la camisa que sobresale de su traje azul, recibiendo los aplausos de todos los reunidos. Styles hace una pausa, mira brevemente el regazo de Pine y después se sienta. Pine deja de aplaudir como si algo lo hubiera interrumpido, mira su propio regazo y sacude su cabeza con incredulidad. ¿Qué pasó? Según algunos comentaristas, se debió a que Styles juntó saliva y la disparó sobre los pantalones de Pine.

Ahora bien, existen tres posibles explicaciones para este caso. La primera –que no es del todo inconcebible– es que nadie le escupió nada a nadie, y que internet se está emocionando por nada. La segunda es que Styles sí le escupió a Pine como parte de una elaborada broma interna, porque Harry Styles es un atrevido y Chris Pine es una buena persona. Pero la tercera es que Harry Styles y Chris Pine están enfrentados, y el drama kuzuryū de Don’t Worry Darling acaba de dar a luz a otra enemistad.

Las “pruebas fehacientes” de esto último son bastante poco convincentes. El único video que compite con el escupitajo por la atención en este momento es uno de Chris Pine en una serie de entrevistas para la película junto a Styles. Y mientras Styles busca frenéticamente la elocuencia –diciéndole al entrevistador que le gusta la película porque se siente como una película–, Pine parece estar completamente disociado a su lado, contemplando el vacío en un aparente intento de parpadear a través del dolor. ¿Podría esto haber ocurrido justo después de que ambos tuvieran una pelea? ¿Una pelea que culminó con un escupitajo? ¿Es eso lo que pasó?

Se comenta que toda esta supuesta desagradable situación podría hacer descarrilar Don’t Worry Darling, pero ¿importa a estas alturas? ¿Importa siquiera la película? ¿Importa algo, cuando el internet ahora pasará las próximas dos semanas analizando cada cuadro de un video de siete segundos de Harry Styles en busca de cualquier indicio de prueba o motivo? Desde el punto de vista más general, ¿no es eso lo más importante?