Harry Styles y Florence Pugh presentan su película <i>Don’t worry darling</i> en Venecia
Harry Styles, Florence Pugh y Olivia Wilde en el estreno de su película en el Festival de Cine de Venecia. Foto: EFE/EPA/ETTORE FERRARI

Harry Styles sorprendió hoy en el Festival de Venecia durante su paso por la alfombra roja para el estreno de Don’t worry darling con la directora Olivia Wilde, su pareja, y la coprotagonista Florence Pugh, que apareció tras la ausencia de la rueda de prensa previa y los dichos sobre diferencias.

El Lido, la isla veneciana donde tiene lugar el certamen, vivió este lunes una jornada intensa porque cientos de jóvenes peregrinaron para ver al músico británico.

Para ello tuvieron que esperar a las puertas del Palacio del Cine durante horas, hay quien pasó la noche en sacos para dormir, y luego hubo que aguantar el intenso calor de las horas diurnas, pero al final lograron ver desfilar a su ídolo por la alfombra roja.

Harry Styles y Florence Pugh presentan su película <i>Don't worry darling</i> en Venecia - harry_styles_festival_cine_mostra_venecia-783x1280
Harry Styles lució un traje setentero azul en la premier de Don’t worry darling. Foto: EFE/EPA/CLAUDIO ONORATI

Harry Styles y Olivia Wilde llegaron por separado al estreno de Don’t worry darling en el Festival de Cine de Venecia. El cantante portó unas gafas de sol y con un traje setentero azul y una camisa a juego con grandes cuellos; la actriz con un vestido amarillo de cuyas hombreras colgaban cadenas plateadas.

En cuanto el exOne Direction puso un pie fuera del coche se desató el delirio y los gritos, mismos que llegaron a su punto máximo cuando pasó por la barrera de seguridad para hacerse algunas fotos, saludar y firmar autógrafos.

La última en llegar fue Florence Pugh. Horas antes no acudió a la rueda de prensa de presentación de la película y la directora Olivia Wilde dijo que no iría porque estaba en una filmación.

La actriz, que filma la segunda parte de Dune para Denis Villeneuve, desfiló por la alfombra roja con un corto vestido corto de gasa azul oscuro pero decorado con una larga cola y voluminosas mangas del mismo color embellecido todo con detalles brillantes.

Harry Styles y Florence Pugh presentan su película <i>Don't worry darling</i> en Venecia - florence_pugh_festival_cine_mostra_venecia-929x1280
Florence Pugh llegó a la alfombra roja del Festival de Cine de Venecia para la premier de Don’t Worry Darling. Foto: EFE/EPA/ETTORE FERRARI

“Me siento muy afortunada por haber podido interpretar un papel así”, celebró a los micrófonos de la Bienal.

Dont’t worry darling, fuera de competición en la Mostra, transcurre en una ciudad construida en medio del desierto en la que la realidad parece dictada por una entidad que desarrolla un proyecto secreto.

La cinta explora la vida de un grupo de mujeres cuyos maridos trabajan en ese proyecto mientras ellas se dedican a tener las casas perfectas, preparar la comida y desarrollar relaciones endogámicas, hasta que una de ellas, Pugh, empieza a hacerse preguntas.

El estreno de la película se vio envuelto en un alud de comentarios sobre la presunta mala relación entre Olivia Wilde y Florence Pugh durante la filmación. También se marcó por la relación de la directora con Harry Styles y el despido de Shia LaBeouf.

“Internet se alimenta a sí misma y no siento la necesidad de contribuir más”, se limitó a agregar la realizadora que calificó a Pugh de “una fuerza”. “No puedo expresar cómo estoy de honrada por haberla tenido en el filme”, señaló.

Con información de EFE