Massachusetts se prepara para elegir a su primera gobernadora homosexual frente a su oponente trumpista
Maura Healey en Boston el martes. Foto: Chris Christo/AP

Massachusetts avanza hacia la elección de su primera gobernadora homosexual, después de que Maura Healey ganara el martes las elecciones primarias demócratas y que un candidato respaldado por Trump, Geoff Diehl, ganara la contienda republicana para enfrentarse a ella.

Healey, la fiscal general del estado, comentó: “Me siento honrada de recibir la candidatura demócrata… Juntos, vamos a ganar en noviembre y vamos a construir un Massachusetts que funcione para todos”.

Massachusetts tiene un largo historial de victorias de republicanos de tendencia moderada. Solo un demócrata –Deval Patrick, de 2007 a 2015– fue gobernador desde 1991.

Healey, exjugadora universitaria y profesional de basquetbol, es fiscal general desde 2015. Las encuestas le conceden una enorme ventaja sobre Diehl.

El republicano apoya la mentira de Donald Trump de que su derrota frente a Joe Biden en las elecciones de 2020 fue el resultado de un fraude electoral, se opuso a la ampliación del voto por correo, se opuso a las órdenes de salud pública durante la pandemia de Covid-19 y apoya la decisión de la Corte Suprema de anular el caso Roe vs Wade, la sentencia de 1973 que garantizó el derecho al aborto.

El tema del aborto por sí mismo ha impulsado triunfos electorales que mantienen a los demócratas con la esperanza de prosperar en las elecciones de medio mandato.

El lunes, Trump –el líder de facto de un partido dominado por simpatizantes que Biden ha calificado como “semifascistas”– dijo a los republicanos de Massachusetts que Diehl se opondría a los “extremistas ultraliberales” y “gobernaría su estado con gran firmeza”.

Al día siguiente, en Dorchester, Healey comentó a sus partidarios que “la elección en estas elecciones no podía ser más evidente” y dijo que los republicanos querían “traer el trumpismo a Massachusetts”. Prometió ser “una gobernadora tan fuerte como el estado al que sirve”.

El actual gobernador, Charlie Baker, trabajó en la protección del derecho al aborto y en la lucha contra la crisis climática a la vez que apoyó el juicio político contra Donald Trump por el ataque contra el Capitolio. Se enfrentó a la derrota en un partido dominado por Trump y decidió no postularse para un tercer mandato.

Healey parece tener la victoria casi asegurada. La página web de encuestas fivethirtyeight.com califica a Massachusetts como el estado con mayores probabilidades de cambiar a un gobernador republicano por uno demócrata, “justo (por delante) de Maryland, otro estado republicano donde un republicano moderado se retirará y los republicanos han nominado a un incondicional simpatizante de Trump para reemplazarlo”.

Elizabeth Warren, la senadora estadounidense de Massachusetts que venció a Diehl en la reelección en 2018, comentó el martes: “¡Woo-hoo! Vi de primera mano que Maura Healey tiene la experiencia, el conocimiento agudo de las políticas y el compromiso firme de ofrecer resultados a Massachusetts, y ahora está un paso más cerca de romper una barrera invisible como nuestra próxima gobernadora”.

Healey será la segunda mujer en gobernar el estado de Massachusetts, pero la primera elegida para el cargo. En 2001, la republicana Jane Swift sustituyó a Paul Cellucci cuando este se convirtió en embajador de Estados Unidos en Grecia. A Swift le sucedió Mitt Romney, quien se convirtió en el candidato republicano a la presidencia en 2012 y ahora es senador por Utah.

La candidata demócrata a gobernadora en Oregón, Tina Kotek, también es homosexual. Si es elegida, ella y Healey serán las primeras mujeres homosexuales en gobernar estados de Estados Unidos.