Un análisis de sangre detecta múltiples cánceres, aunque no haya síntomas claros
El Servicio Nacional de Salud de Inglaterra debe presentar los resultados del ensayo del test Galleri, en el que participaron 165 mil personas, el próximo año. Foto: Simon Dawson/PA Media

Los médicos comentaron a los servicios de salud que se preparen para una nueva era de detección del cáncer después de que un estudio descubriera que un simple análisis de sangre puede detectar múltiples tipos de cáncer en los pacientes antes de que desarrollen síntomas evidentes.

El estudio denominado Pathfinder ofreció el análisis de sangre a más de 6 mil 600 adultos mayores de 50 años y detectó decenas de casos nuevos de la enfermedad. Muchos de los cánceres se encontraban en una fase inicial y casi tres cuartas partes de ellos eran tipos que no se detectan de forma rutinaria.

Es la primera vez que los resultados del test Galleri, que busca restos de ADN canceroso en la sangre, son entregados a los pacientes y a sus médicos, con el fin de orientar las investigaciones sobre el cáncer y cualquier tratamiento necesario.

El test Galleri fue descrito como un potencial “punto de inflexión” por el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra, el cual debe informar el próximo año sobre los resultados de un importante ensayo en el que participaron 165 mil personas. Los médicos esperan que el test salve vidas al detectar el cáncer con la suficiente antelación para que la cirugía y el tratamiento sean más eficaces, aunque la tecnología todavía se encuentra en fase de desarrollo.

“Creo que lo emocionante de este nuevo paradigma y concepto reside en que muchos de estos eran cánceres para los que no tenemos ninguna prueba de detección estándar”, comentó la Dra. Deb Schrag, investigadora principal del estudio en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center con sede en Nueva York, en la reunión de la Sociedad Europea de Oncología Médica que se llevó a cabo el domingo en París.

En el estudio Pathfinder, se les ofreció el análisis de sangre Galleri a 6 mil 621 adultos mayores de 50 años. En 6 mil 529 voluntarios, el test resultó negativo, aunque en 92 casos detectó un posible cáncer.
Otras pruebas confirmaron la existencia de tumores sólidos o cáncer en la sangre en 35 personas, el 1.4% del grupo de estudio. El test detectó dos cánceres en una mujer que tenía tumores de mama y de endometrio.

Además de detectar la presencia de la enfermedad, el test predice el lugar donde se encuentra el cáncer, lo que permite que los médicos aceleren el trabajo de seguimiento necesario para localizar y confirmar un cáncer. “El indicador de origen fue muy útil para orientar el tipo de trabajo“, comentó Schrag. “Cuando el análisis de sangre era positivo, normalmente se necesitaban menos de tres meses para completar las pruebas”.

El análisis identificó 19 tumores sólidos en tejidos como la mama, el hígado, el pulmón y el colon, pero también detectó los cánceres de ovario y páncreas, que normalmente son detectados en una fase tardía y tienen bajas tasas de supervivencia.

Los casos restantes eran cánceres de la sangre. De los 36 cánceres detectados en total, 14 se encontraban en una fase inicial y 26 correspondían a tipos de la enfermedad que no se detectan de forma rutinaria.
Otros análisis revelaron que el análisis de sangre resultó negativo en el 99.1% de las personas que no tenían cáncer, lo que significa que solo una pequeña proporción de personas sanas recibió un resultado positivo de manera errónea. Alrededor del 38% de las personas que obtuvieron un resultado positivo resultaron tener cáncer.

Schrag señaló que el test aún no está listo para realizar pruebas de detección en toda la población y que la población debe continuar con las pruebas de detección de cáncer estándar mientras se mejora la tecnología. “Pero esto todavía sugiere un atisbo de lo que podría deparar el futuro con un enfoque realmente muy diferente de la detección del cáncer“, comentó.

Fabrice André, director de investigación del centro oncológico Gustave Roussy que se encuentra en Villejuif, Francia, señaló: “En los próximos cinco años necesitaremos más doctores, cirujanos y enfermeras, además de más infraestructuras de diagnóstico y tratamiento, para atender al creciente número que será detectado por las pruebas multicáncer de detección temprana”.

Por su parte, Naser Turabi, director de pruebas y aplicación de Cancer Research UK, señaló: “Los análisis de sangre para detectar múltiples tipos de cáncer solían pertenecer al reino de la ciencia ficción, pero ahora constituyen un área de investigación del cáncer que está demostrando ser prometedora para los pacientes”.

“Investigaciones como esta son cruciales para avanzar en la lucha contra los cánceres en fase avanzada y para ofrecer a más pacientes la posibilidad de un buen resultado. Los resultados del ensayo Pathfinder nos proporcionan una mejor comprensión de la frecuencia con la que se detecta el cáncer mediante este análisis de sangre en personas que no han sido previamente diagnosticadas”.

“Sin embargo, necesitaremos datos de estudios más grandes para evaluar por completo este test y otras pruebas similares en desarrollo, sobre todo para entender si las personas realmente sobreviven más tiempo después de que se les detecte el cáncer”.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales