Las fuerzas de seguridad detuvieron a más de mil 300 personas en Rusia el miércoles en las protestas que denunciaban la movilización, informó un grupo defensor de derechos, horas después de que el presidente Vladimir Putin ordenara el primer reclutamiento militar de Rusia desde la segunda guerra mundial.

El grupo independiente de monitoreo de protestas OVD-Info indicó que, según la información que recopiló de 38 ciudades rusas, más de mil 311 personas fueron detenidas hasta el final de la noche.

Señaló que dichas cifras incluían al menos 502 personas en Moscú y 524 en San Petersburgo, la segunda ciudad más poblada de Rusia. Las concentraciones no autorizadas son ilegales en virtud de las leyes rusas contra las protestas.

La titular del Ministerio del Interior de Rusia, Irina Volk, en un comunicado citado por las agencias de noticias rusas, señaló que los agentes de policía interrumpieron los intentos de organización de lo que denominó pequeñas protestas.

“En varias regiones, hubo intentos de llevar a cabo acciones no autorizadas que reunieron a un número extremadamente pequeño de participantes”, se citó a Volk.

“Todas ellas fueron detenidas. Y las personas que violaron las leyes fueron detenidas y llevadas a las estaciones de policía para investigar y determinar su responsabilidad”.

El precio de los vuelos de ida desde Rusia se disparó y se agotaron rápidamente el miércoles, después de que Putin ordenara la llamada inmediata a filas de 300 mil reservistas.

El movimiento de oposición Vesna convocó protestas, señalando: “Miles de hombres rusos, nuestros padres, hermanos y esposos, serán arrojados al molino de carne de la guerra. ¿Para qué morirán? ¿Por qué llorarán las madres y los hijos?”.

Protestas en Rusia: más de mil 300 detenidos en las manifestaciones contra la guerra - image-12-2
La policía antidisturbios detiene a manifestantes en Moscú. Foto: Alexander Zemlianichenko/AP

La fiscalía de Moscú advirtió que el hecho de organizar o participar en las protestas puede conllevar una pena de hasta 15 años de prisión. Las autoridades han emitido advertencias similares de cara a otras protestas. Las del miércoles constituyeron las primeras protestas antibélicas en todo el país desde el inicio de la guerra a finales de febrero.

Los periodistas de la agencia de noticias AFP que se encontraban en el centro de Moscú informaron que al menos 50 personas fueron detenidas por la policía que vestía equipo antidisturbios en una de las principales calles comerciales.

En San Petersburgo, los reporteros de la agencia AFP observaron cómo la policía rodeó a un pequeño grupo de manifestantes y los detuvo uno por uno, subiéndolos a un autobús.

Los manifestantes coreaban “¡No a la movilización!”.

“Todos están asustados. Yo estoy a favor de la paz y no quiero tener que disparar. Pero salir en este momento es muy peligroso, de lo contrario habría mucha más gente”, comentó el manifestante Vasily Fedorov, un estudiante que portaba un símbolo pacifista en el pecho.

“Salí a la manifestación con la intención de participar, pero parece que ya arrestaron a todos. Este régimen se ha condenado a sí mismo y está destruyendo a su juventud”, expresó Alexei, un residente de 60 años que no quiso proporcionar su apellido.

Protestas en Rusia: más de mil 300 detenidos en las manifestaciones contra la guerra - image-12-3
Agentes de la policía rusa detienen a una manifestante durante una protesta no autorizada contra la guerra en la calle Arbat en Moscú. Foto: Contributor/Getty Images.

“¡¿Por qué están al servicio de Putin, un hombre que lleva 20 años en el poder?!”, gritó un joven manifestante a un agente de policía.

“Vine a decir que estoy en contra de la guerra y de la movilización”, comentó a la agencia AFP la estudiante Oksana Sidorenko. “¿Por qué deciden mi futuro por mí? Temo por mí, por mi hermano”, añadió.

Alina Skvortsova, de 20 años, dijo que esperaba que los rusos pronto entendieran la naturaleza de la ofensiva del Kremlin en la vecina Ucrania. “En cuanto lo comprendan de verdad, saldrán a la calle, a pesar del miedo”, señaló.

En Ekaterimburgo, la cuarta ciudad más grande de Rusia, la policía acarreó en autobuses a algunos de los 40 manifestantes que fueron detenidos en una concentración contra la guerra. Una mujer en silla de ruedas gritó, haciendo referencia al presidente ruso: “Maldito calvo ‘loco’. Va a lanzar una bomba sobre nosotros y aun así lo protegemos. Ya dije suficiente”.

La agencia de noticias Interfax citó al Ministerio del Interior de Rusia diciendo que había sofocado los intentos de “organización de reuniones no autorizadas”.

Todas las manifestaciones fueron detenidas y las personas que cometieron “infracciones” fueron arrestadas y trasladadas por la policía en espera de una investigación y un proceso judicial, añadió.

Con Reuters, Associated Press y Agence France-Presse.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales