Corea del Norte dispara un misil sobre Japón provocando alertas para que los residentes se refugien
El lanzamiento de un misil de Corea del Norte provoca una rara alerta en Japón.

Corea del Norte lanzó un misil balístico de alcance intermedio sobre la región norte de Japón por primera vez en cinco años, lo cual llevó al gobierno a instar a la población a protegerse de la caída de escombros, en una aparente escalada de las recientes pruebas de armamento del régimen de Kim Jong-un.

El gobierno de Japón activó su sistema de alerta J-Alert en la mañana del martes para los residentes del extremo norte de la isla principal de Hokkaido y en la prefectura de Aomori, en el noreste del país. Los servicios de tren se detuvieron temporalmente en la región.

“Corea del Norte parece haber lanzado un misil. Por favor, evacúen al interior de los edificios o bajo tierra”, indicaba la alerta.

El primer ministro, Fumio Kishida, calificó las acciones de Corea del Norte como “inaceptables”, e indicó que el gobierno seguiría recopilando y analizando información. El ministro de Defensa, Yasukazu Hamada, señaló que Japón estudiaría todas las opciones, incluida la capacidad de contraataque, con el fin de reforzar sus defensas ante los repetidos lanzamientos de misiles de Corea del Norte.

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-yeol, advirtió sobre una respuesta “firme” tras el lanzamiento, informó la agencia de noticias Yonhap. Yoon indicó que el misil recorrió unos 4 mil km, añadió Yonhap. Dicho alcance sitúa al territorio estadounidense de Guam situado en el Pacífico a una distancia de impacto.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur, que supervisa las cuestiones fronterizas, señaló que Corea del Norte “no respondió” en la línea directa intercoreana. Yoon prometió una respuesta severa por parte de Corea del Sur y de la comunidad internacional ante las “imprudentes provocaciones nucleares” del Norte, mientras que el Consejo de Seguridad Nacional de Corea del Sur indicó que las provocaciones de Pyongyang “solo fortalecerían la cooperación en materia de seguridad con Estados Unidos”, el principal aliado de Corea del Sur.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur informó que al parecer el proyectil era un misil balístico de alcance intermedio lanzado desde la provincia de Jagang de Corea del Norte.

Se trató de la primera vez que Corea del Norte envió un misil sobre territorio japonés desde 2017. La cadena TV Asahi, citando una fuente gubernamental no identificada, indicó que el misil había caído en el mar a 3 mil km al este de Japón a las 7:44 hora local tras un vuelo de 22 minutos.

“La serie de acciones de Corea del Norte, incluyendo sus repetidos lanzamientos de misiles balísticos, amenaza la paz y la seguridad de Japón, de la región y de la comunidad internacional, y supone un serio desafío para toda la comunidad internacional, incluido Japón”, manifestó el principal vocero del gobierno japonés, Hirokazu Matsuno, en una breve conferencia de prensa.

El Departamento de Estado de Estados Unidos señaló que el “imprudente y peligroso lanzamiento” supuso “una amenaza inaceptable para la población japonesa”.

El medio informativo Kyodo reportó que fuentes del Ministerio de Defensa japonés dijeron que el misil había volado en dirección este sobre el Mar del Japón –conocido en Corea como el Mar del Este– antes de sobrevolar el territorio japonés. No se informó acerca de heridos ni de daños en barcos o aviones. Fue la séptima vez que Corea del Norte lanzó un misil sobre Japón, añadió.

El gobierno de Japón emitió una rápida reprimenda, describiendo el lanzamiento como una “amenaza para la seguridad regional”.

El último lanzamiento supone el quinto en 10 días, en un momento en el que Corea del Norte intensifica su respuesta a la reciente reanudación de los ejercicios militares a gran escala de las fuerzas estadounidenses y surcoreanas. Los aliados insisten en que los ejercicios son puramente defensivos, sin embargo, Pyongyang los condena como un ensayo de invasión.

La prueba del martes también ocurre pocos días después de que la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, realizara una visita de alto nivel a la frontera fuertemente armada que separa a las dos Coreas.

Más tarde ese día, aviones de combate surcoreanos y estadounidenses llevaron a cabo un “simulacro de bombardeo de precisión” como respuesta, informó el ejército de Seúl, en el que los F-15K surcoreanos lanzaron municiones de ataque directo conjunto contra un objetivo en el Mar Amarillo.

En septiembre de 2017, se alertó a millones de residentes de una docena de prefecturas japonesas para que se refugiaran en el interior de los edificios o bajo tierra, en lo que supuso un escalofriante recordatorio de que el país se encuentra a una corta distancia del alcance de los misiles norcoreanos.

Una segunda alerta confirmó que el misil, que se cree que es un Hwasong-12 de alcance intermedio, sobrevoló el país sin incidentes y cayó en el Pacífico a 2 mil km al este.

Leif-Eric Easley, profesor en la Universidad Ewha en Seúl, comentó que la serie de pruebas realizadas por Corea del Norte en los últimos días podría ser la antesala de un lanzamiento que involucrara misiles más grandes.

“A estas alturas, las pruebas de misiles de corto alcance de Corea del Norte sufren rendimientos decrecientes en términos de avance técnico, valor político nacional y mensaje internacional. La diplomacia no está muerta, pero tampoco están a punto de reanudarse las conversaciones”, señaló Easley.

“Pyongyang sigue en medio de un ciclo de provocaciones y pruebas y es probable que espere hasta después del congreso del Partido Comunista de China que se realizará a mediados de octubre para llevar a cabo una prueba más significativa en términos militares”.

Añadió que el régimen de Kim estaba “desarrollando armas como ojivas nucleares tácticas y misiles balísticos lanzados desde submarinos como parte de una estrategia de largo plazo para superar a Corea del Sur en la carrera armamentística y crear divisiones entre los aliados de Estados Unidos”.

El hecho de disparar sobre Japón o más allá de este país les permite a los científicos norcoreanos probar los misiles en condiciones más realistas, señaló Ankit Panda, del Fondo Carnegie para la Paz Internacional, con sede en Estados Unidos.

“En comparación con la trayectoria habitual de gran elevación, esto les permite exponer un vehículo de reentrada de largo alcance a cargas térmicas y tensiones de reentrada atmosférica que resultan más representativas de las condiciones que soportarían en su uso en el mundo real”, explicó.

“Desde el punto de vista político, es complicado: el misil vuela en gran medida fuera de la atmósfera cuando está sobre Japón, sin embargo, es evidentemente angustioso para la población japonesa el hecho de recibir alertas de un posible misil norcoreano entrante”.

Corea del Norte dispara un misil sobre Japón provocando alertas para que los residentes se refugien - qatar-2022-6dic-hd