Ghislaine Maxwell dice que se siente mal por su ‘querido amigo’ el príncipe Andrés
Foto sin fecha publicada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos que muestra al príncipe Andrés, Virginia Giuffre y Ghislaine Maxwell. Foto: Departamento de Justicia de Estados Unidos/PA

Ghislaine Maxwell habló desde una celda de prisión estadounidense sobre lo “mal que se siente” por su “querido amigo” el príncipe Andrés.

En su primera y extensa entrevista desde que fue condenada por tráfico sexual el año pasado, Maxwell comentó que seguía preocupándose por el duque de York, quien fue despojado de sus funciones reales por su relación con el delincuente sexual condenado Jeffrey Epstein.

En una entrevista con la directora de documentales israelí-estadounidense Daphne Barak, Maxwell comentó: “Me siento muy mal por él. Estoy al tanto de lo que le ocurre“.

Según el periódico The Sun de este domingo, que publicó la entrevista, Maxwell parecía “conmocionada” cuando se le dijo que los abogados del príncipe habían afirmado que los dos nunca fueron cercanos.

Ella respondió: “Reconozco que esta amistad no pudo sobrevivir a mi condena. Está pagando un precio muy alto por la asociación. Lo considero un amigo muy querido. Me preocupo por él”.

Los comentarios causarán una nueva vergüenza al príncipe Andrés, ya que ha intentado distanciarse en repetidas ocasiones de la desprestigiada socialité.

Maxwell, de 60 años, fue condenada a 20 años de prisión en junio por haber facilitado a Epstein niñas adolescentes para que abusara de ellas entre 1994 y 2004. Ella sigue negando las acusaciones.

Epstein era un financiero entre cuyos socios de élite se encontraban el duque de York y Bill Clinton. Fue detenido en julio de 2019 por cargos de tráfico sexual y se suicidó en una cárcel de Nueva York poco más de un mes después de su detención.

Barak entrevistó a Maxwell en dos ocasiones desde la cárcel para un próximo documental de CBS-Paramount Plus.

Le preguntaron a Maxwell si ella y el príncipe Andrés podrían ser amigos después de su condena en la cárcel y respondió: “No tengo ninguna expectativa. Las personas de las que he sido amiga, y una amiga muy cercana… no puedo pensar en lo que querrán hacer o dejar de hacer”.

La heredera de los medios de comunicación, cuyo padre fue el expropietario del Mirror Group, Robert Maxwell, también habló sobre la infame foto del príncipe Andrés con su brazo alrededor de la cintura de Virginia Giuffre, que tenía entonces 17 años, con ella en el fondo.

Maxwell comentó que ahora creía que la foto no era “una imagen real”, tras haber comparecido anteriormente para verificarla. En un correo electrónico enviado a su abogado en 2015 que posteriormente se filtró, escribió: “Parece real. Creo que es real”.

La foto, que se ha publicado en todo el mundo, fue fundamental en la demanda de Giuffre contra el príncipe por abuso sexual. El caso civil terminó en febrero después de que el príncipe pagara a su acusadora un acuerdo financiero, que se cree que asciende a una suma multimillonaria.

Desde su prisión en Florida, Maxwell le dijo a su entrevistadora: “No reconozco esa foto y no creo que sea una foto real”.

Después afirmó que su correo electrónico en el que aparentemente autenticaba la foto en realidad servía únicamente para confirmar que reconocía su propia casa: “Dije ‘es esa imagen que, independientemente de lo que sea, la reconozco como mi casa’.

“Pero he llegado a descubrir sobre esa foto que no creo que sea verdadera. Y nunca se ha presentado la original porque no existe. No creo que esa foto sea una imagen real”.