Más de 150 personas murieron en un aplastamiento masivo mientras celebraban Halloween en uno de los distritos nocturnos más populares de Seúl. Las autoridades surcoreanas iniciaron una investigación sobre la catástrofe. Pero, ¿cómo se producen los aplastamientos masivos como el de Itaewon?

¿Qué ocurrió en Seúl?

En la noche del sábado 29 de octubre, hasta 100 mil personas –en su mayoría adolescentes y veinteañeros– se concentraron en las estrechas y empinadas calles de Itaewon para una de las primeras grandes celebraciones desde que se levantaron las restricciones impuestas por Covid-19.

Poco después de las 10 de la noche, se desató el caos en una estrecha y empinada calle lateral cerca de la estación de metro de Itaewon que conecta con numerosos bares y clubes desde la calle principal.

Los testigos informaron que vieron cómo la multitud se desplazaba en distintas direcciones y cómo las personas perdían el equilibrio en la pendiente, provocando un efecto dominó.

La gente se cayó y derribó a otros, amontonándose unos sobre otros y quedando atrapados. Otros intentaron escalar las paredes de los edificios para escapar.

¿Qué es un aplastamiento masivo?

“El hacinamiento, las multitudes no gestionadas y los caminos anchos que llegan hasta los caminos angostos son una receta para el desastre”, explica el profesor Edwin Galea, experto en comportamiento de multitudes de la Universidad de Greenwich.

Esta combinación de factores –todos ellos presentes en el distrito de Itaewon de Seúl– provocará un evento de alto riesgo, señala Galea.

Si la densidad de la multitud supera las cuatro personas por metro cuadrado, y sobre todo si llega a seis, aumenta el riesgo de que ocurra un accidente.

Un aplastamiento masivo se produce cuando demasiadas personas se meten en un área reducida, ya sea al entrar o al intentar salir.

Las personas pueden estar tan apretadas al punto de que ya no pueden inflar sus pulmones, y corren el riesgo de sufrir asfixia por compresión. Con frecuencia, las personas que mueren en los aplastamientos masivos son las que son empujadas contra la pared.

Independientemente de la calma con la que se comporte una multitud, esta solo puede pasar por una salida estrecha a un ritmo determinado.

John Drury, experto en psicología social de la gestión de multitudes de la Universidad de Sussex, comenta que las catástrofes por aplastamientos masivos suelen implicar tres factores interconectados: el hacinamiento, olas o movimientos en una multitud ya extremadamente densa, y el colapso de la multitud. Cuando hay una obstrucción, se agravan los efectos.

“Mi impresión es que todos estos factores estuvieron presentes en Itaewon este Halloween”, señala. “En primer lugar, es evidente que la densidad era superior a cinco personas por metro cuadrado, lo cual es muy peligroso. En segundo lugar, hubo olas de personas que levantaron a la gente del suelo. Cuando las personas están muy amontonadas, un pequeño movimiento puede extenderse por la multitud y causar más presión. En tercer lugar, tengo entendido que se produjo un colapso de la multitud, ya que algunas personas se cayeron y otras se cayeron encima de ellas”.

El diseño del lugar tampoco ayudó, “La gente estaba amurallada por los dos lados”, añade Drury.

Para agravar el problema, las personas que entran a una aglomeración no son conscientes del peligro inminente. “Los miembros de la población que entran a un evento multitudinario no pueden ver que puede haber niveles peligrosos de densidad en la parte delantera”, explica.

“La gente suele buscar, soportar y disfrutar lo que son niveles objetivamente peligrosos de densidad en muchos eventos multitudinarios”, añade Drury.

Cómo se producen catástrofes como la de Seúl, cómo se pueden prevenir y el mito de la 'estampida' - Captura-de-Pantalla-2022-11-11-a-las-12.56.47

¿Cómo se pueden prevenir estas catástrofes?

La gestión de multitudes en eventos planificados a gran escala es esencial, coinciden los expertos.

Galea y su Fire Safety Engineering Group de la Universidad de Greenwich utilizan experimentos de comportamiento y modelos matemáticos para entender la forma en que se mueven las multitudes en diferentes escenarios. El objetivo es evitar que se acumulen concentraciones peligrosas.

Cómo se producen catástrofes como la de Seúl, cómo se pueden prevenir y el mito de la 'estampida' - Captura-de-Pantalla-2022-11-11-a-las-12.57.23

La gestión de multitudes no es un asunto complicado, según explica G Keith Still, experto en seguridad de multitudes y profesor invitado de ciencias de las multitudes en la Universidad de Suffolk en Inglaterra.

Un plan de gestión puede comprender muchas partes sencillas: conocer los límites de la multitud, las rutas utilizadas, la zona en cuestión, el movimiento de las personas dentro de ella y controlar la densidad de la multitud en ese momento.

Still aconseja a arquitectos, policías y planificadores de eventos sobre cómo gestionar los grandes acontecimientos, e insiste en que los aplastamientos masivos son completamente “prevenibles, predecibles y evitables”.

Cómo se producen catástrofes como la de Seúl, cómo se pueden prevenir y el mito de la 'estampida' - image-19-14-1280x720
Los equipos de rescate llegan al lugar donde murieron más de 150 personas durante las celebraciones de Halloween. Foto: YONHAP/Reuters

¿Por qué el ‘pánico masivo’ de las multitudes es un mito?

La palabra “estampida” suele ser utilizada para describir el comportamiento de las multitudes. Pero es incorrecta.

“Estampida no solo es un término incorrecto, sino que es una palabra con mucho peso, ya que atribuye la culpa a las víctimas por comportarse de forma irracional, autodestructiva, irreflexiva e indiferente”, señala Galea. “Es pura ignorancia e indolencia… Da la impresión de que se trataba de una multitud irreflexiva que solo se preocupaba por sí misma, y que estaba dispuesta a aplastar a la gente”.

“En prácticamente todas estas situaciones esto no es cierto, y la culpa suele recaer en las autoridades debido a una mala planificación, un mal diseño, un mal control, una mala vigilancia y una mala gestión”.

“La verdad es que las personas solo son aplastadas directamente por otras que no tienen elección en el asunto, y las personas que pueden elegir no saben qué está ocurriendo porque están demasiado lejos del epicentro”.

El lenguaje utilizado después de estos sucesos suele ser engañoso, coincide Drury.

Para Still, este tipo de lenguaje transfiere la culpa y la responsabilidad de las autoridades a la multitud.

“¿En qué momento alguien de esta multitud pensó ‘vamos a convertirnos en una turba’?”, pregunta. “No lo hicieron, reaccionaron ante la extrema densidad y no pudieron escapar, lo cual condujo al progresivo colapso de la multitud y a muertes masivas”.

“La gente no muere porque entre en pánico. Entran en pánico porque están muriendo”.

El alcalde de Seúl se disculpa entre lágrimas por el aplastamiento masivo de Halloween, video.

Cómo se producen catástrofes como la de Seúl, cómo se pueden prevenir y el mito de la 'estampida' - qatar-2022