Un funcionario de Qatar dice que ‘400-500’ trabajadores migrantes murieron en los proyectos de la Copa del Mundo
'Construido sobre la explotación': el verdadero precio del Mundial de Qatar.

El funcionario de Qatar responsable de la entrega del Mundial de 2022 indicó que el número de trabajadores migrantes que murieron en proyectos relacionados con la Copa del Mundo es de “entre 400 y 500”.

Hassan al-Thawadi, secretario general del Comité Supremo de Entrega y Legado, lo admitió en una entrevista, pero señaló que todavía se “está discutiendo” la cifra exacta del número de víctimas mortales.
“La estimación es de alrededor de 400”, comentó Thawadi al programa de televisión Piers Morgan Uncensored. “Entre 400 y 500. No tengo la cifra exacta, eso es algo que se está discutiendo”.

“Una muerte es demasiado, así de sencillo. (Pero) cada año los estándares de salud y seguridad en las obras mejoran, al menos en nuestras obras, las de la Copa del Mundo, de las que somos responsables. Definitivamente, hasta el punto de que hay sindicatos que (elogian) el trabajo que se ha hecho en las obras del Mundial y las mejoras”.

Después de la entrevista, los comentarios de Thawadi suscitaron el enojo de Nicholas McGeehan, del grupo de defensa Fair Square, quien dijo: “Este es solo el último ejemplo de la inexcusable falta de transparencia de Qatar en las cuestiones relativas a las muertes de trabajadores. Necesitamos datos adecuados e investigaciones exhaustivas, no cifras vagas anunciadas a través de entrevistas en los medios de comunicación. La FIFA y Qatar aún tienen muchas preguntas que responder, entre ellas dónde, cuándo y cómo murieron estos hombres y si sus familiares recibieron una indemnización”.

El Comité Supremo siempre ha sostenido que solo se registraron tres víctimas mortales relacionadas con el trabajo y 37 muertes no relacionadas con el trabajo entre los trabajadores migrantes en los estadios del Mundial desde que comenzó la construcción para el torneo en 2014.

En 2021, The Guardian publicó una investigación que revelaba que más de 6 mil 500 trabajadores migrantes procedentes de cinco países –India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka– murieron en Catar entre principios de 2011, el año después de que el país ganó el derecho a albergar la Copa del Mundo, y 2020.

Aunque las cifras de The Guardian mostraban el número total de muertes por todas las causas y en todos los lugares, los activistas siempre han argumentado que el Mundial provocó un aumento del número de trabajadores migrantes que viajaron al país. En ese momento McGeehan señaló: “Un porcentaje muy significativo de los trabajadores migrantes que han muerto desde 2011 solo estaban en el país porque Qatar ganó el derecho a albergar la Copa del Mundo”.

El gobierno qatarí no refutó las cifras de The Guardian, pero indicó que “la tasa de mortalidad entre estas comunidades está dentro del rango esperado según el tamaño y la demografía de la población”. La FIFA repitió la cifra oficial de tres muertes relacionadas con las obras en los estadios y la utilizó en un discurso pronunciado por su presidente, Gianni Infantino, ante el Consejo Europeo a principios de este año.