Atenas recibe a alcaldes de todo el mundo para una cumbre sobre la lucha contra el antisemitismo
Eric Adams, de Nueva York, hablando con el alcalde de Atenas, Kostas Bakoyannis. Foto: Nikolas Georgiou/Zuma Press Wire/Rex/Shutterstock

Alcaldes de todo el mundo viajaron a Atenas para enfocar sus mentes –y sus esfuerzos– en la lucha contra el antisemitismo, en medio de un preocupante resurgimiento de crímenes de odio contra los judíos que se producen casi diariamente.

Funcionarios locales de 53 ciudades de 23 países se reunirán en la capital griega a partir del jueves con el objetivo no solo de debatir sobre los retos y las experiencias que comparten, sino también de encontrar “soluciones creativas” para contrarrestar el alarmante aumento de los incidentes de intolerancia y odio registrados en todo el mundo.


La cumbre, que será inaugurada por el alcalde de Atenas, Kostas Bakoyannis, y su homólogo de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, ha sido calificada como la mayor concentración de dirigentes municipales jamás reunida para tratar el tema del antisemitismo. Antes de su llegada, Adams comentó a The Guardian que el viaje, uno de los primeros que realiza fuera de Estados Unidos como alcalde, no era “por casualidad”.

“Combatir el extremismo, el odio, el racismo y el antisemitismo es una de las funciones más importantes que tengo como alcalde de la ciudad de Nueva York”, señaló. “El antisemitismo está aumentando en Estados Unidos y en todo el mundo, pero no debe ser ignorado; debe ser denunciado y combatido. Y es por ello que nos encontramos juntos, en Atenas –la cuna de la democracia– para unirnos contra este odio”.

La conferencia de dos días se desarrolla en un contexto de lo que Bakoyannis describió como una insidiosa propagación del antisemitismo a nivel mundial. El mes pasado, la policía de Nueva York detuvo a dos hombres vinculados a amenazas de cometer un atentado contra una sinagoga, en lo que fue calificado como “una amenaza en desarrollo contra la comunidad judía”.

Grecia, donde decenas de miles de judíos fueron enviados a campos de concentración por parte de las fuerzas de ocupación de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, ha experimentado en tiempos más recientes un aumento del sentimiento antisemita impulsado por el ya extinto partido neonazi Amanecer Dorado.

Los incidentes de vandalismo en los cementerios judíos han sido generalizados; así como la profanación de los monumentos del Holocausto erigidos en honor de los 50 mil judíos detenidos en Salónica antes de perecer en Auschwitz.

Pocos días después de que los líderes impenitentes del partido Amanecer Dorado fueran condenados a largas penas de prisión al final de un juicio maratónico, los fanáticos vandalizaron monumentos en toda la ciudad del norte del país. Un abogado que representó a los líderes deshonrados en su reciente juicio de apelación provocó escalofríos en la sala del tribunal cuando hizo unos flagrantes saludos nazis.

“Hemos librado nuestras batallas contra las fuerzas oscuras del antisemitismo y el odio”, comentó Bakoyannis a The Guardian el miércoles. “Aunque seguimos atentos, reconocemos que se trata de una batalla de base que debe ser librada en la calle, de abajo hacia arriba”.


El objetivo fundamental de la cumbre era proteger los preciados valores democráticos que compartían los participantes de ciudades de toda Europa, Estados Unidos y Canadá, señaló. “Queremos crear conciencia, pero también intercambiar ideas y aprender las mejores prácticas de cada uno para detener esta insidiosa propagación del antisemitismo”.


También se espera que en la conferencia se establezcan asociaciones entre ciudades, según informó el Movimiento de Lucha contra el Antisemitismo (CAM), que coorganizó el evento.


“Nos alegra que esta iniciativa se extienda por todo el mundo y que cada vez más alcaldes se sumen a este reto y quieran ayudarnos a combatir y erradicar el antisemitismo en sus localidades”, comentó Robert Singer, presidente del Center for Jewish Impact y miembro de la junta directiva del CAM. “Los líderes locales pueden y deberían estar en el frente de la lucha contra el antisemitismo, por lo que son insustituibles en cualquier estrategia para combatir esta plaga”.