Vladimir Putin está mejor informado ahora sobre la guerra de Ucrania, dice EU
Estados Unidos espera que continúe el 'ritmo reducido' en el conflicto en Ucrania, dice una alta funcionaria de inteligencia.

La directora de los servicios de inteligencia de Estados Unidos indicó que Vladimir Putin “está ahora mejor informado” sobre las dificultades a las que se enfrentan sus fuerzas invasoras en Ucrania, mientras el Kremlin insinuó que el presidente ruso podría visitar la región ocupada del Donbás en una fecha futura no especificada.


En su participación en un foro de defensa a última hora del sábado, Avril Haines, directora del servicio de inteligencia nacional de Estados Unidos, indicó que Putin ya no estaba tan aislado de las malas noticias sobre las condiciones a las que se enfrentaba su invasión de Ucrania como lo estuvo al principio de la campaña.


En alusión a evaluaciones anteriores según las cuales los asesores de Putin podrían estar protegiéndolo de las malas noticias, Haines señaló que el presidente ruso estaba “cada vez está mejor informado sobre los retos a los que se enfrenta el ejército”.
“Pero todavía no nos queda claro que él tenga una imagen completa en este momento de hasta qué punto se enfrentan a desafíos”, dijo, dirigiéndose a una audiencia en el Foro Reagan de Defensa Nacional en California.


Los comentarios de Haines reflejan una comprensión más amplia de los fracasos militares rusos en Ucrania, que se ha ido reflejando cada vez más en los comentarios realizados por los principales propagandistas del régimen, en las encuestas de opinión pública y en los análisis de la comunidad de blogueros militares rusos.


La magnitud de los desafíos a los que se enfrenta el presidente ruso también se ha visto acentuada por una serie de contratiempos sufridos en el campo de batalla en los últimos meses, que han llevado a los rusos a retirarse de la región de Kharkiv, de la provincia de Kherson –incluida la ciudad clave del mismo nombre– y de algunas partes de la región del Donbás ocupada por Rusia.


Aunque Moscú ha respondido atacando infraestructuras energéticas civiles ucranianas clave en un intento de congelar a Kiev para que haga concesiones, esa campaña también ha tenido únicamente un impacto parcial, ya que los ingenieros ucranianos se han movilizado rápidamente para reparar las plantas eléctricas dañadas y los aliados occidentales han enviado plantas generadoras de emergencia para ayudar a dispersar la red energética de Ucrania.


Los vagos comentarios del Kremlin sobre una posible visita de Putin, realizados el sábado, parecían estar diseñados más para el consumo público en Rusia que para indicar que fuera inminente una visita.


Al realizar los comentarios a las agencias de noticias rusas, el secretario de prensa del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo sobre una posible visita de Putin: “A su debido tiempo, esto sucederá, por supuesto. Esta es una región de la Federación Rusa”.


No obstante, dado que continúan los intensos combates en los alrededores de la ciudad clave de Bajmut, en el Donbás, donde las fuerzas rusas llevan seis meses luchando por lograr avances mínimos, y que en los últimos días se ha informado sobre un intento de ofensiva ucraniana en los alrededores de Kreminna, las condiciones políticas y de seguridad para que se produzca una visita de Putin parecen ser poco propicias.


Los informes en las redes sociales también sugirieron que las fuerzas ucranianas estaban avanzando en las operaciones en la orilla oriental del río Dniéper, frente a la recientemente liberada ciudad de Kherson, después del supuesto desembarco anfibio en la zona de Kinburn Spit el mes pasado.


Videos e imágenes fijas publicadas en Telegram y Twitter muestran a una unidad de fuerzas especiales atando una bandera ucraniana a una grúa cerca de la orilla en una zona portuaria en el lado este del río, que describió la zona como “un trampolín para la desocupación de la orilla izquierda (este) de la región de Kherson”.


Aunque las operaciones ucranianas al este del río han estado bajo un apagón informativo operativo, Vitaly Kim, gobernador de la provincia de Mykolaiv, confirmó anteriormente la presencia de fuerzas ucranianas en la zona.


De cara a un segundo invierno de combates en Ucrania, Haines sugirió que los enfrentamientos continuaban por el momento a un “ritmo reducido”, añadiendo que podría haber mejores perspectivas para las fuerzas ucranianas en los próximos meses.
“Honestamente, estamos observando ya una especie de ritmo reducido del conflicto”, señaló, añadiendo que su equipo preveía que ambos bandos buscarían reabastecerse y reconstituirse para una posible contraofensiva ucraniana en primavera”.


“La mayor parte de los combates en estos momentos se libran en los alrededores de Bajmut y en la zona de Donetsk”, explicó. “Pero en realidad tenemos un buen grado de escepticismo sobre si los rusos estarán de hecho dispuestos a llevar eso a cabo. Y pienso con mayor optimismo en los ucranianos en ese plazo”.


En su discurso nocturno pronunciado el sábado, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, criticó los esfuerzos occidentales por apuntar contra la industria petrolera rusa, fuente clave de fondos para la maquinaria bélica de Putin, alegando que su precio límite de 60 dólares por barril para las importaciones de crudo ruso era insuficiente.


“No es una decisión seria establecer tal límite para los precios rusos, que son bastante cómodos para el presupuesto del Estado terrorista”, dijo Zelenski refiriéndose a Rusia. Indicó que el límite de 60 dólares por barril permitiría que aun así Rusia obtuviera unos ingresos anuales de 100 mil millones de dólares.


“Este dinero no solo se destinará a la guerra y no solo a un mayor patrocinio por parte de Rusia de otros regímenes y organizaciones terroristas. Este dinero se utilizará para una mayor desestabilización de los países que ahora están intentando evitar tomar decisiones serias”, manifestó Zelenski.


Australia, Gran Bretaña, Canadá, Japón, Estados Unidos y los 27 países de la Unión Europea acordaron el viernes limitar a 60 dólares por barril el precio que pagarían por el petróleo ruso. El límite entrará en vigor el lunes, junto con un embargo de la Unión Europea sobre el petróleo ruso transportado por mar.


Las autoridades rusas rechazaron el límite de precios y el sábado amenazaron con dejar de suministrar su producto a los países que lo aprobaran.


Las agencias contribuyeron a este artículo.