Casi dos millones de hogares británicos se retrasan en el pago de sus facturas a medida que se aproxima la Navidad
Los hogares se encuentran bajo presión este invierno, con un gasto promedio anual en energía de aproximadamente 2 mil 500 libras. Foto: Getty/iStockphoto

Mientras la crisis del costo de la vida sigue causando estragos en los ingresos de los ciudadanos, se ha revelado que casi 2 millones de hogares dejaron de pagar al menos una factura importante en el periodo previo a la Navidad.

Según los últimos datos del servicio de seguimiento de los consumidores de Which?, se calcula que 1.9 millones de hogares no pagaron al menos una hipoteca, renta, préstamo, tarjeta de crédito u otro tipo de factura en el último mes.
Las tasas de impago suelen ser más bajas en el periodo previo a las vacaciones y alcanzan su punto máximo en enero, cuando muchos hogares tienen que pagar sus gastos navideños.

Los datos de Which? serán motivo de preocupación en los consejos de administración de las empresas financieras y energéticas, ya que sugieren que se podría producir una importante ola de impagos en los próximos meses.
En esta misma época del año pasado, Which? informó que 1.7 millones de hogares no pagaron al menos una factura importante, una cifra que aumentó a 2.5 millones en enero de 2022.

Con el Reino Unido adentrándose en la recesión, las hipotecas y los precios de las rentas aumentando y la garantía del precio de la energía volviéndose menos generosa a partir de abril, los consumidores solo se enfrentarán a mayores presiones financieras en 2023, lo cual conducirá a más impagos, advirtió.

Quizás no resulte sorprendente que el tipo de factura que registró más impagos fue la de la electricidad, con un 2.3% de los hogares, seguida de los impuestos municipales, con un 1.9%.

En general, los inquilinos eran más propensos a no efectuar algún pago de su vivienda. De las personas encuestadas, el 3.1% indicó no haber pagado un préstamo o una tarjeta de crédito.

Rocio Concha, directora de política de Which?, comentó: “Nos preocupa que muchas más personas puedan enfrentarse a una crisis financiera en enero, a medida que se acumulan los pagos de los créditos y la crisis del costo de la vida sigue causando estragos”.
“Mientras tantas personas se enfrentan a dificultades financieras, Which? pide a las empresas de sectores esenciales como la alimentación, la energía y los proveedores de banda ancha que tomen más medidas para ayudar a los clientes a obtener una buena oferta y evitar gastos y cargos innecesarios o injustos durante esta crisis”.

La semana pasada, el Banco de Inglaterra advirtió sobre la “presión significativa” sobre los hogares y las empresas debido al aumento de la inflación y de los costos de endeudamiento. Es probable que alrededor de 4 millones de hogares tengan que hacer frente a pagos hipotecarios más elevados en 2023, con una cuota hipotecaria mensual promedio que ascenderá a mil libras (frente a 750 libras), el equivalente a aproximadamente el 17% de los ingresos antes de impuestos.

A principios de este mes, el Congreso de Sindicatos señaló que en 2022 se ha registrado la mayor caída de los salarios reales desde 1977 y la segunda peor registrada desde 1945. El análisis de las estadísticas oficiales reveló que los salarios reales disminuyeron un promedio de 76 libras al mes en 2022 como consecuencia de que los salarios no se mantuvieron al ritmo de la inflación.

Hace un año, el hogar promedio gastaba alrededor de mil 200 libras en facturas de electricidad y gas; ahora esa cifra es de 2 mil 500 libras. La inflación de los precios de los alimentos en el Reino Unido alcanzó un nuevo máximo del 12.4% en noviembre.