Martina Navratilova es diagnosticada con cáncer de garganta y mama en etapa inicial
El pronóstico de Martina Navratilova fue calificado como 'bueno'. Foto: Adam Davy/PA

Martina Navratilova comentó que “luchará con todo lo que tengo” después de haber sido diagnosticada con cáncer de garganta y de mama. Navratilova, de 66 años, una de las mejores tenistas de todos los tiempos, se sometió anteriormente a un tratamiento contra cáncer de mama en etapa inicial en 2010, y desde entonces no había tenido cáncer. La tenista anunció el lunes el descubrimiento de los nuevos cánceres, que no están relacionados entre sí.

“Este doble golpe es grave, pero todavía tiene solución, y espero un resultado favorable”, comentó. “Va a apestar durante un tiempo, pero lucharé con todo lo que tengo”.

La tenista, de 66 años, escribió posteriormente en Twitter: “No hace falta decir que tanto mi teléfono como Twitter están a reventar, así que lo diré de nuevo: gracias a todos por su apoyo y aún no he terminado”.

Navratilova tenía previsto viajar a Melbourne para trabajar como comentarista de televisión en el próximo Open de Australia. El viaje fue cancelado, informó su representante, quien añadió que la exnúmero 1 del mundo esperaba poder contribuir a la cobertura del Tennis Channel a distancia.

“Martina Navratilova fue diagnosticada con cáncer de garganta de etapa uno”, se lee en un comunicado. “El pronóstico es bueno y Martina empezará su tratamiento este mes”.

“El tipo de cáncer está relacionado con el VPH y este tipo en particular responde muy bien al tratamiento. Martina se dio cuenta de que tenía un ganglio linfático inflamado en su cuello durante las finales de la WTA disputadas en Fort Worth. Como no disminuía, se realizó una biopsia y el resultado fue cáncer de garganta de etapa uno”.

“Al mismo tiempo que Martina se realizaba las pruebas correspondientes a la garganta, se le detectó una forma sospechosa en el pecho, que posteriormente fue diagnosticado como cáncer, sin relación alguna con el cáncer de garganta”.

“Ambos cánceres se encuentran en sus primeras etapas con grandes pronósticos. Martina no cubrirá el Open de Australia para Tennis Channel desde su estudio, pero espera poder participar ocasionalmente a través de Zoom”.

Durante su carrera que abarcó de 1973 a 2006, con un descanso entre 1996 y 2000, Navratilova se convirtió en la jugadora más exitosa de la era Open. Sus 59 títulos de Grand Slam (incluidos 18 títulos individuales y 41 trofeos de dobles y dobles mixtos) siguen siendo un récord, al igual que sus nueve campeonatos individuales de Wimbledon. En total, ganó 167 títulos individuales y 177 en dobles.

En 1975, Navratilova, que en ese entonces tenía 18 años, emigró a Estados Unidos desde la Checoslovaquia comunista, aunque en 2008 recuperó la nacionalidad checa.

Desde su retiro del deporte se ha convertido en una entusiasta activista de diversos temas, desde los derechos humanos hasta cuestiones medioambientales, y ha sido una crítica habitual y abierta de Donald Trump. En 2019, Navratilova tuvo problemas con las autoridades de Wimbledon cuando lució una gorra de béisbol que llevaba la palabra “impeach” (“destitución”) en el All England Club. Los mensajes políticos están prohibidos en Wimbledon.

Siendo una de las primeras jugadoras abiertamente homosexuales, en el Open de Australia de 2020 saltó a la cancha para abogar por el cambio de nombre del Margaret Court Arena en Melbourne – Court, la mejor tenista australiana, se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo. Navratilova también se ha opuesto a la participación de mujeres trans en el deporte femenino, presentando un documental de la cadena BBC sobre el tema en 2019.