El gobierno de EU aprueba el uso de la primera vacuna del mundo para las abejas melíferas
La vacuna pretende frenar la loque americana, una grave enfermedad causada por la bacteria Paenibacillus larvae que puede debilitar y matar las colmenas. Foto: Anadolu Agency/Getty Images

El gobierno de Estados Unidos aprobó el uso de la primera vacuna del mundo para las abejas melíferas, lo que aumenta las esperanzas de disponer de una nueva arma contra las enfermedades que habitualmente asolan a las colonias, de las que se depende para la polinización de los alimentos.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) otorgó una licencia condicional a la vacuna creada por Dalan Animal Health, empresa biotecnológica estadounidense, para ayudar a proteger a las abejas melíferas de la loque americana.

“Nuestra vacuna es un gran avance en la protección de las abejas melíferas”, comentó Annette Kleiser, directora ejecutiva de Dalan Animal Health. “Estamos dispuestos a cambiar la forma en que cuidamos a los insectos, lo cual repercutirá en la producción de alimentos a escala mundial”.

La vacuna, que inicialmente estará disponible para los apicultores comerciales, tiene como objetivo frenar la loque americana, una grave enfermedad causada por la bacteria Paenibacillus larvae que puede debilitar y matar las colmenas. Actualmente no existe ninguna cura para esta enfermedad, que en algunas partes de Estados Unidos se ha detectado en una cuarta parte de las colmenas, situación que obliga a los apicultores a destruir y quemar las colonias infectadas y a administrar antibióticos para evitar su propagación.

“Es algo que los apicultores pueden reconocer fácilmente porque reduce las larvas a una sustancia viscosa de color café que desprende un olor rancio”, explicó Keith Delaplane, entomólogo de la Universidad de Georgia, que colaboró con Dalan en el desarrollo de la vacuna.

La vacuna funciona incorporando parte de la bacteria en la jalea real que las abejas obreras suministran a la reina, que entonces la ingiere y adquiere parte de la vacuna en los ovarios. Las larvas de abeja en desarrollo adquieren entonces inmunidad a la loque cuando nacen, y los estudios de Dalan sugieren que esto reducirá las tasas de mortalidad por la enfermedad.

“En un escenario perfecto, se podría alimentar a las reinas con un cóctel dentro de un candy, el azúcar blando y viscoso que comen las abejas reinas mientras están en tránsito”, explicó Delaplane. “Los criadores de reinas podrían promocionar ‘reinas totalmente vacunadas'”.

La loque americana se originó en Estados Unidos y desde entonces se ha extendido por todo el mundo. Dalan señaló que este avance podría ser útil para encontrar vacunas contra otras enfermedades relacionadas con las abejas, como la versión europea de la loque.

A medida que se han ido comercializando, transportando y utilizando en la agricultura, las abejas se han visto expuestas a una variedad de enfermedades que suelen acabar con un gran número de colonias y obligan a los apicultores a realizar grandes intervenciones para mantener su población.

Estados Unidos depende en gran medida de la gestión de las colonias de abejas melíferas para mantener la polinización de los alimentos, y las colmenas son transportadas habitualmente en camiones por todo el país para propagar todo tipo de alimentos, desde almendras hasta arándanos.

Esto se debe a que muchas especies de abejas silvestres están experimentando un declive alarmante, debido a la pérdida de hábitats, el uso de plaguicidas y la crisis climática, avivando la preocupación en torno a la existencia de una crisis mundial en el número de insectos que amenaza los ecosistemas, así como la seguridad alimentaria y la salud humanas.

Este artículo fue modificado el 4 de enero de 2023 para indicar que la loque americana se ha extendido por todo el mundo. Una versión anterior indicaba que solo se encontraba en Estados Unidos y Canadá.