Morrissey dice que la decisión de Miley Cyrus de no participar en el álbum no tiene nada que ver con su política
Morrissey y Miley Cyrus. La cantante participó como vocalista invitada en una canción del álbum Bonfire of Teenagers. Foto compuesta: Alamy/Getty

Morrissey se pronunció después de que Miley Cyrus renunciara a participar como invitada en su próximo álbum, negando que la cantante lo hubiera hecho debido a sus posturas políticas, de las cuales señaló que “ciertamente no son de extrema derecha”.

En un extenso comunicado publicado el jueves, el exlíder de los Smiths también atacó a los “buitres de la cancelación” y denunció la existencia de una campaña destinada a “(dejarlo) fuera de circulación”.

El mes pasado, Morrissey, de 63 años, anunció que Cyrus pidió ser eliminada de su álbum inédito titulado Bonfire of Teenagers, en el que se esperaba contar con sus coros en una canción titulada I Am Veronica.

La decisión de Cyrus, explicó, se produjo cuando el cantante se separó de la empresa discográfica Capitol Records.
En una nueva publicación compartida en su página web en la noche del viernes, Morrissey señaló que Cyrus, de 30 años, decidió no aparecer en el álbum debido a un conflicto privado ajeno a él.

“En realidad, Miley se retractó por razones ajenas a mí, después de haber tenido un enfrentamiento importante con una figura clave en ‘el círculo'”, escribió, añadiendo que no divulgaría detalles sobre la “pelea privada”.

“Miley sabía todo sobre mí cuando se presentó para cantar ‘I Am Veronica’ hace casi dos años; entró al estudio ya cantando la canción”, indicó el comunicado.

“Ella se ofreció voluntariamente. Yo no le pedí que participara. Su profesionalismo fue asombroso, su voz fue un placer de contemplar. Cada minuto que pasé con Miley fue cariñoso y divertido”.

En cuanto a la política, el cantante negó ser de extrema derecha, una acusación que surgió tras sus polémicos comentarios sobre la raza y el racismo, así como su apoyo al ya desaparecido partido de extrema derecha antiislamista For Britain.

“Aunque la izquierda cambió y me abandonó hace muchos años, desde luego no soy de extrema derecha, y nunca he conocido a nadie que afirme ser de extrema derecha”, escribió.

“Mi política es directa: reconozco las realidades. Por lo tanto, lamento informarles a algunos de ustedes que no soy en absoluto de extrema derecha”.

Morrissey criticó a aquellos a los que consideraba “buitres de la cancelación” que “solo atacan a aquellos de quienes están más celosos”.

También mencionó a cuatro hombres anónimos de Gran Bretaña que ocupan “puestos destacados en las redes sociales” y que, según dijo él, dirigieron inicialmente una campaña para “destruir mi carrera”.

“En algún momento, cada uno de ellos tenía esperanzas de entablar una amistad conmigo y esto no ocurrió”, comentó. “Su furia por llamar la atención tomó entonces otro rumbo. Ellos quieren algún tipo de mención en Wikipedia, así como un futuro índice de referencia personal en ‘¿Quién mató a Morrissey?”.

En la situación actual, el futuro de Bonfire of Teenagers parece incierto. Una publicación de Morrissey de noviembre indicaba que ya no estaba previsto que saliera a la venta en febrero de 2023, y “(su) destino está exclusivamente en manos de Capitol Records (Los Ángeles)”.