Kim Kardashian compra el dije de la cruz de Attallah que lució la princesa Diana
Diana lució el dije de Garrard en una gala benéfica en Londres en 1987. Foto: Tim Graham/Tim Graham Photo Library/Getty Images

Kim Kardashian adquirió la cruz de Attallah que lució Diana, princesa de Gales, después de que el dije saliera a la venta en la casa de subastas Sotheby’s de Londres.

La cruz de Attallah, un dije de la década de 1920 del diseñador de joyas de lujo Garrard, que Diana lució en varias ocasiones, fue vendida por 163 mil 800 libras (unos 3 millones de pesos) en la venta “Royal and Noble” de la casa de subastas Sotheby’s el miércoles.

Al parecer, cuatro postores compitieron por la cruz de amatista durante los últimos cinco minutos de la subasta de Sotheby’s y finalmente la compró un representante de Kardashian, de 42 años, según confirmó la casa de subastas.

El dije, que fue muy famoso porque Diana lo lució en una gala benéfica celebrada en Londres en octubre de 1987, fue vendido por más del doble de su precio previsto previamente a la subasta.

El empresario Naim Attallah compró originalmente la cruz a Garrard en la década de 1980 y, gracias a su amistad con Diana, Attallah pudo prestársela en varias ocasiones durante varios años.

El dije en forma de cruz –que se cree que es un encargo privado único que hizo Garrard– es una pieza audaz y colorida decorada con amatistas de corte cuadrado y acentuada con diamantes de corte circular. La cruz tiene un peso total de diamantes de aproximadamente 5.25 quilates.

Kim Kardashian compra el dije de la cruz de Attallah que lució la princesa Diana - 4032-1
La cruz de Attallah. Foto: Sotheby’s

Antes de su venta, el director de joyería de Sotheby’s Londres, Kristian Spofforth, comentó: “Las joyas que pertenecieron o que lució la difunta princesa Diana rara vez salen al mercado, especialmente una pieza como la cruz de Attallah, que es tan colorida, atrevida y distintiva”.

“Hasta cierto punto, este dije inusual simboliza la creciente seguridad de la princesa en sus elecciones de sastrería y joyería, en ese momento particular de su vida”.

Kardashian mostró anteriormente su interés por artículos de moda históricos, incluido el vestido de Marilyn Monroe que lució la estrella de los realities en la Met Gala del año pasado. En mayo de 2022, Kardashian reveló que perdió 7 kilos para poder usar ese vestido “icónico”, que le había prestado el museo Ripley’s Believe It or Not.

Monroe lo usó originalmente durante su célebre interpretación en 1962 de la canción Feliz Cumpleaños para el presidente estadounidense John F. Kennedy.