<em>Midnights</em> de Taylor Swift, genera 230 millones de dólares en ventas para Universal
Taylor Swift en septiembre de 2022. Foto: Mark Blinch/Reuters

El álbum Midnights de Taylor Swift, publicado en octubre, ayudó a generar 230 millones de dólares (unos 4 mil millones de pesos) en ventas para su sello discográfico Universal el año pasado, según indica un informe publicado el miércoles.

De acuerdo con JPMorgan Chase, la superestrella de la música recaudó cerca del 3% de los ingresos de la compañía procedentes de la música grabada en 2022. Como resultado, los analistas del banco aumentaron sus estimaciones de crecimiento de las ventas del gigante de la música en el último trimestre del 6% al 10%.

Midnights de Taylor Swift rompió numerosos récords y debería proporcionar un impulso en el cuarto trimestre (y en el primero) al crecimiento de UMG”, escribieron los analistas de JPMorgan en una nota vista por la agencia Bloomberg.

En la última semana de octubre, Swift se convirtió en la primera artista en tener todas sus canciones en el Top 10 de la lista Billboard Hot 100, una hazaña que se vio impulsada por Anti-Hero, su primer sencillo de Midnights.

Swift describió el álbum, el décimo de su carrera, como “las historias de 13 noches de insomnio dispersas a lo largo de mi vida” y como “un viaje a través de terrores y dulces sueños”, según explica en un video de Instagram publicado antes del lanzamiento del álbum.

“Lucho mucho con la idea de que mi vida se ha vuelto imposible de manejar y no quiero sonar demasiado oscura, pero lucho con la idea de que no me siento como una persona. Esta canción es una auténtica visita guiada por todas las cosas que suelo odiar de mí misma”, explicó.

Según Billboard, Swift superó oficialmente a Drake, quien en septiembre de 2021 logró posicionar nueve de sus canciones en el top 10, lo cual supuso todo un récord.

La subsiguiente gira Eras, de 52 fechas, ha generado 591 millones de dólares (unos 11 mil millones de pesos) en ventas en Estados Unidos, según cálculos de Billboard, lo cual convierte a Swift en la artista femenina de gira más lucrativa de todos los tiempos.
La demanda de entradas fue tan grande que la cantante pudo reservarlas sin necesidad de recurrir a un agente de reservas. Sin embargo, se desató el caos cuando las entradas salieron a la venta para “fans verificados” en Ticketmaster y su página web se vio inundada de Swifties.

“Invitamos a un millón y medio ese día a que vinieran y compraran esas entradas, pero es como hacer una fiesta. Todos irrumpieron en la puerta al mismo tiempo con 3.5 millones de solicitudes”, explicó posteriormente Michael Rapino, CEO de Live Nation.

Desde entonces se han presentado varias demandas. En una de ellas, más de dos docenas de admiradores decepcionados acusan a Ticketmaster y a su empresa matriz, Live Nation, de fraude, tergiversación y violación de las leyes antimonopolio.

Es probable que el mero poder económico de la popularidad de Swift se refleje en las cifras de Universal Music a finales de año. Bloomberg calcula que el grupo registrará unas ventas de 11.2 millones de dólares para 2022.