El sistema de metro en mal estado de la Ciudad de México ensombrece las ambiciones de la alcaldesa para 2024
A principios de este mes, dos trenes chocaron entre las estaciones de la Línea 3 del metro, matando a una persona e hiriendo a 57. Foto: Henry Romero/Reuters

El humo llenó la estación de metro, y el túnel se tiñó de gris en medio de una niebla asfixiante, mientras cientos de pasajeros eran evacuados del tren. Más de una docena de personas fueron atendidas por inhalación de humo, informaron las autoridades, después de que aparentemente un cortocircuito provocara la humareda.

El incidente ocurrido el lunes, que no tardó en propagarse por las redes sociales mexicanas, es solo el último de una serie de percances acaecidos en el irascible sistema de metro de la Ciudad de México que han dejado más de dos docenas de muertes y que podrían poner en entredicho las aspiraciones presidenciales de la alcaldesa de la capital, Claudia Sheinbaum.

A principios de este mes, dos trenes chocaron entre las estaciones de la línea 3 del metro, matando a una persona e hiriendo a 57. Este choque mortal se suma al devastador accidente de mayo de 2021, cuando un paso elevado del metro se derrumbó abruptamente, causando 26 muertes y más de 60 heridos.

Entre estos accidentes, se han producido al menos una docena de incidentes en el metro, según muestran los datos gubernamentales revisados por The Guardian, que incluyen incendios, inundaciones y descarrilamientos de trenes.

La aparentemente interminable serie de accidentes ha provocado críticas generalizadas contra la gestión de Sheinbaum del asediado sistema de transporte, que utilizan millones de personas todos los días, lo que ensombrece su campaña para suceder al presidente Andrés Manuel López Obrador, o AMLO, en las elecciones presidenciales de 2024.

La propia alcaldesa ha rechazado dichas críticas y negó los reportes de que hubiera recortado los fondos destinados al sistema ferroviario.

“Ha habido mucha información que no es real, que se recortó el presupuesto”, dijo Sheinbaum durante una conferencia de prensa este mes, señalando que el presupuesto del metro había aumentado de aproximadamente 775 millones en 2018 a casi mil millones este año. “Estamos realizando obras muy importantes en el Metro”.

Sin embargo, según Mariana Campos, coordinadora de gasto público y rendición de cuentas de la firma mexicana de investigación México Evalúa, esas cifras no toman en cuenta factores como la inflación.
“Se están comparando peras con manzanas y fresas”, indicó.

El sistema de metro en mal estado de la Ciudad de México ensombrece las ambiciones de la alcaldesa para 2024 - 3888
La alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, a la derecha, durante la reapertura de la Línea 12 del metro el 15 de enero. Foto: Luis Barron/Eyepix Group/REX/Shutterstock

Un reciente análisis de México Evalúa concluyó que el gasto del gobierno para el metro en realidad disminuyó un 13% en los primeros nueve meses del año pasado, en comparación con el mismo periodo del año 2021. El gasto en mantenimiento disminuyó un 7%, reveló el estudio.

“Con gran decepción observamos que el presupuesto programado ha disminuido desde hace varios años, aproximadamente desde 2016”, señaló Campos. “La obsolescencia se ha acumulado y en los últimos años no se ha atendido el gigantesco problema”.
Los problemas en el sistema de metro de la capital, que tiene más de 50 años, no son nada nuevos: un análisis independiente del choque mortal de 2021 descubrió que fue causado no solo por la falta de mantenimiento, sino también por una construcción defectuosa, que se llevó a cabo años antes del mandato de Sheinbaum.

“Los problemas en el metro no comenzaron con Claudia Sheinbaum”, comentó Carlos Bravo Regidor, analista político en la Ciudad de México. “Pero si ella redujo la inversión, sobre todo en mantenimiento y renovación, bueno, no es de extrañar que le haya explotado”.

No obstante, dado el perfil nacional de Sheinbaum –actualmente lidera las encuestas entre sus rivales del partido gobernante Morena–, lo que era un problema de infraestructura local se ha convertido en un asunto político nacional, en el que el metro podría socavar el legado de la alcaldesa.

Lejos de atenuar el circo mediático, Sheinbaum y sus aliados parecen estar avivándolo, sugiriendo sin aportar evidencia alguna que existe algo vil detrás de los diversos incidentes y desplegando alrededor de 6 mil elementos de la guardia nacional para vigilar el metro.

“En los últimos meses han ocurrido incidentes que clasificamos como fuera de lo común”, indicó la alcaldesa a principios de este mes cuando anunció el despliegue.

Esta semana, un diputado de Morena propuso un proyecto de ley que clasificaría los incidentes ocurridos en el metro como amenazas contra la seguridad nacional.

Considerando las críticas generalizadas a las que se ha enfrentado AMLO por el aumento de la militarización en México, así como la propia afición del presidente a las declaraciones falsas o engañosas, dichas medidas no han hecho sino avivar el fuego en los medios de comunicación mexicanos en relación con el metro.

No obstante, según Regidor, ese podría ser el objetivo: desviar la responsabilidad hacia una amenaza imaginaria y transformar un problema de infraestructura potencialmente grave en otra distracción política.

“Esto desplaza el foco de atención de lo que realmente está ocurriendo en el metro a la cuestión de las aspiraciones políticas y las preferencias políticas”, señaló. “Estamos hablando de política en lugar de medidas políticas”.

Síguenos en

Google News
Flipboard