La foto de Trump en un campo de golf con un capo de la mafia de Filadelfia genera interrogantes
Donald Trump en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, en julio de 2022. Foto: Justin Lane/EPA

Un vocero de Donald Trump no precisó si el expresidente conocía a un notorio mafioso de Filadelfia, después de que los dos hombres fueran fotografiados juntos en un club de golf propiedad de Trump a principios de este mes.

“El presidente Trump se toma innumerables fotos con la gente”, dijo el vocero al periódico Philadelphia Inquirer, que obtuvo la foto de Trump y Joseph “Skinny Joey” Merlino de pie juntos y haciendo gestos con el pulgar hacia arriba.
“Eso no significa que conozca a todas y cada una de las personas con las que tiene contacto”.

El Inquirer indicó que la foto fue facilitada por una fuente que pidió permanecer en el anonimato. En ella se ve a Trump junto a dos hombres, uno de ellos no identificado y el otro Merlino.

Merlino, señaló el periódico, fue en su momento “el líder de un grupo violento que estaba en camino de convertirse en jefe de una operación de crimen organizado activa en Filadelfia y Atlantic City”, esta última, una ciudad en la que Trump tenía intereses en casinos.

Merlino fue condenado por cargos de crimen organizado en 2001 y pasó una década en prisión. Fue encarcelado nuevamente en 2018, tras declararse culpable de un cargo de apuestas, y después fue puesto en libertad en 2020.

La foto de Trump en un campo de golf con un capo de la mafia de Filadelfia genera interrogantes - Captura-de-Pantalla-2023-01-25-a-las-18.54.03-943x1280

Merlino y Trump, indicó el Inquirer, “comparten una afinidad por el golf y una aversión hacia los testigos que cooperan y que se vuelven ‘ratas’ (término empleado para los delatores) para ayudar a los investigadores federales”.

Trump dejó clara su opinión en 2018, cuando su exabogado e intermediario Michael Cohen, que fue a la cárcel por cargos de financiamiento de campaña y por mentir al Congreso, comenzó a cooperar con los investigadores que indagan los vínculos de Trump con Rusia.

“Se llama volverse rata y casi debería ser ilegal”, dijo en aquel momento Trump. “No es algo justo, pero por eso lo hizo. Llegó a un muy buen acuerdo”.

Ese mismo año, después de ser condenado, Merlino comentó: “El presidente Trump tenía razón. Tienen que declarar ilegales a las ratas”.

Trump ha sido comparado con frecuencia con un mafioso, dada su afición a amenazar a quienes no cumplen sus órdenes y por sus vínculos con figuras del crimen organizado neoyorquino, entre ellas, de forma notoria, Anthony “Fat Tony” Salerno.

Hablando con la cadena CBS en 2013, le preguntaron a Trump si “alguna vez había hecho negocios con conocimiento de causa con el crimen organizado”.

Trump respondió: “Ya sabes, creciendo en Nueva York y haciendo negocios en Nueva York, yo diría que podría haber habido uno de esos personajes en el camino, pero en general me gusta mantenerme alejado de ese grupo”.

“Conocí en alguna ocasión a algunas de esas personas. Resulta que son personas muy agradables”.
Y añadió: “Simplemente no quieres deberles dinero. No les debas dinero”.

Tres años después, Trump ganó la presidencia. La perdió en 2020, pero ahora es el único candidato declarado a la candidatura presidencial republicana para 2024.

Su campaña se ha visto afectada por la controversia, sobre todo en lo que respecta a los amplios riesgos legales sobre sus prácticas empresariales, su intento de anular su derrota de 2020, su retención de documentos clasificados y una acusación de violación por parte de la escritora E. Jean Carroll, que él niega.

Poco después de que Trump anunciara su campaña para 2024, el pasado noviembre, se metió en problemas cuando se reveló que había cenado con el rapero Kanye West, que ha expresado opiniones extremas y antisemitas, y con Nick Fuentes, un activista de la supremacía blanca.

La defensa de Trump fue que no conocía a Fuentes.