La jornada electoral inicia en

La presidenta de Taiwán elogia la victoria de Nymphia Wind en el <i>RuPaul’s Drag Race</i>
Nymphia Wind dijo: “Taiwán, esto es para ti”, cuando fue coronada ganadora de la 16ª edición del RuPaul's Drag Race. Foto: Santiago Felipe/Getty Images para MTV

La presidenta Tsai Ing-wen felicita y aplaude a la estrella drag Nymphia Wind, de la RuPaul’s Drag Race, quien obtuvo apoyo abrumador en su país, por vivir sin miedo.

Una drag queen ha provocado la celebración nacional como “orgullo de Taiwán” y se ha ganado los elogios y felicitaciones de la presidenta de la isla tras ganar RuPaul’s Drag Race este fin de semana.

El sábado, el reality show estadounidense ganador de un Emmy, en el que drag queens compiten en desafíos que incluyen actuaciones de sincronización de labios, reveló que la ganadora de su 16ª temporada era Nymphia Wind, la creación de Leo Tsao, un diseñador taiwanés de 28 años.

La participación de Nymphia Wind en el RuPaul’s Drag Race recibió un apoyo abrumador en su país, cada vez más famoso por su vibrante y colorida comunidad drag.

En el complejo Ximending Red House de Taipéi, cuna de la escena drag de la capital taiwanesa, la asistencia a las proyecciones semanales en directo fue en aumento a medida que Nymphia avanzaba en las rondas.

El sábado, cuando se anunció su victoria en la final del concurso, los seguidores de Red House gritaron, se abrazaron y agitaron los plátanos que Nymphia Wind había convertido en símbolo de su identidad asiática y taiwanesa.

En Taiwán no se suele hablar a fondo de esta subcultura, pero los medios de comunicación locales cubrieron ampliamente su victoria, afirmando que había “roto la maldición asiática” y “establecido un récord como la primera persona (de) Taiwán”.

Al aceptar su victoria, Nymphia Wind dijo: “Taiwán, esto es para ti”, lo que provocó el agradecimiento de la presidenta, Tsai Ing-wen, por “vivir sin miedo”.

“Enhorabuena a ti, Nymphia Wind, por tus logros en el difícil arte del drag y por ser la primera taiwanesa en subir al escenario y ganar en el RuPaul’s Drag Race”, dijo Tsai.

Tsai y su partido gobernante, el Partido Democrático de Taiwán (DPP, por sus siglas en inglés), presionaron mucho para mejorar los derechos de las personas LGBTQ+ en Taiwán, incluida la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en 2019, el primero en Asia en hacerlo, y la modificación de la ley para permitir a las parejas del mismo sexo adoptar niños en 2023.

Nymphia Wind, que creció en Taiwán y Hong Kong, ha dicho que, con el apoyo de su madre, que voló a Nueva York para el episodio final, desarrolló una pasión por la moda y el drag durante sus estudios en Londres.

Sus actuaciones en el Drag Race estaban llenas de elementos asiáticos y taiwaneses: té de burbujas, templos taiwaneses y ópera tradicional china, y el color amarillo, que representaba su origen personal. Se hizo famosa por sus trajes de creación propia y recibió el apodo de Banana Buddha, y sus fans el de Banana Believers.

“El amarillo no es sólo un color, soy yo como persona asiática”, escribió en sus redes sociales. “Mi existencia es amarilla. Siempre voy vestida de amarillo. A través del drag me ha enseñado a apreciar mi identidad asiática”.

Dijo al Entertainment Weekly que su disfraz final, un traje con temática de boba-tea, era su forma de “ser desenfadada y seguir representando a mi país, y encontrar una forma divertida de hacer esta sincronización labial… Obviamente he venido aquí para representar a mi país, y no voy a hacerlo poniéndome una bandera en el vestido”.

En noviembre de 2023, Nymphia Wind actuó en un templo taoísta tradicional de Taiwán, subvirtiendo las sedes tradicionales de las religiones del país y haciendo la cultura drag queen más accesible al público.

“Este evento está pensado para que participe todo el mundo, rompiendo la cámara de eco al invitar a mayores y niños a reunirse para disfrutar de la alegría del travestismo, dejando a un lado los prejuicios y disfrutando juntos del momento en el mismo espacio”, escribió Nymphia Wind en las redes sociales.

  • Helen Davidson ha contribuido a este reportaje.

Traducción: Ligia M. Oliver

No te pierdas: Mi motor de arranque sexual es más lento que el suyo, pero igual de potente

Síguenos en

Google News
Flipboard